Profesional AGRO
Profesional AGRO

Lavanda, un placer
para los sentidos

Entre las diferentes alternativas reales a los cultivos tradicionales dentro de nuestra agricultura, la producción de plantas aromáticas, con la lavanda a la cabeza, ya es una realidad en ciertas zonas de nuestro país.

Félix Pascual Pérez / Cristina Pascual

Nuestra agricultura analiza, copia e inicia cultivos que nunca, anteriormente, había producido, al menos en grandes superficies, todo ello en el necesario empeño de buscar una viabilidad a los productos tradicionales. Incluso arriesgando patrimonio propio, pues cuando los agricultores se dirigen a los organismos oficiales para solicitar información, se encuentran en algún caso, con un desconocimiento mayor al que ellos mantienen. Pero como suelen muy bien decir nuestros excelentes agricultores, hay que seguir golpeando la puerta de la incredulidad o del desconocimiento, incluso apostando con nuestros propios recursos, después ya vendrán los responsables de turno para hacerse la foto.
La planta de lavanda, cuyo nombre científico es Lavandula Officinalis, es conocida también como espliego común y alhucema, de la familia de las Labiadas. El nombre de Lavandula, proviene del latín Lavare, aludiendo al uso y tratamiento de sus flores, aportándolas para lavar, limpiar, muy empleada en los baños de la Roma antigua. En general se refiere al uso de infusiones de este género de plantas para perfumar el lavado, pero se mantienen datos de la obtención de esencias de esta planta que utilizaban mujeres y hombres en épocas antiguas, incluso existen otras diversas informaciones escritas, tales como su aplicación en tratamientos de molestias físicas diversas, citamos a los primeros años de nuestra era. El nombre de Officinalis, se refiere a los distintos fines para el uso farmacéutico en general.
Actualmente no debemos dejar de citar la transformación en aceite esencial, principalmente destinado a la perfumería aromaterapia y cosmética. También es muy utilizada con fines medicinales. Como referencia del producto lavanda y romero, podemos citar a la firma francesa “L’Occitane”, la cual mantiene una amplia línea de productos de cosmética en general, con más de 2.000 tiendas distribuidas por todo el mundo.
La demanda de miel de lavanda, cada campaña cotiza más al alza, tanto en España como en otros países como Alemania e Inglaterra, por ejemplo. Las partes de la planta a utilizar son las sumidades floridas a desecar, normalmente al aire libre y a la sombra, excepto cuando se industrializa, entonces se compran los componentes ya elaborados de distintas formas.
La lavanda, conocida también como espliego común y alhucema, es una de las plantas que mayor cantidad de perfume nos ofrece, siendo populares y atractivas que puede vegetar de forma espontánea en la península ibérica. Aguanta muy bien la sequía y las heladas pero requiere, como es normal, unas bases adecuadas para mantener una explotación rentable.
Su naturaleza es arbustiva vivaz, de tallos erectos que llegan alcanzar alturas de unos 50/90 centímetros, muy ramosos, con hojas alargadas y finas recubiertas de una pelusilla blanquecina. Sus flores mantienen un llamativo color azul-violáceo, están agrupadas en glomérulas en forma de espiga y de toda la planta emana una fragancia atrayente. Según zonas surge espontáneamente eligiendo tierras de tipo árido o rocoso, su floración tiene lugar en primavera y otoño.

Procesos de plantación

La planta de lavanda, es de tipo aromática que suele predominar en tierras mediterráneas, adaptándose con facilidad a distintos tipos de terreno, agradeciendo la luz solar. En el centro de la Península Ibérica nos encontramos con casos muy particulares, como es el de la localidad de Brihuega (Guadalajara), que cuenta con un conjunto de explotaciones de lavanda que llegan a las 1.250 hectáreas, incluso mantienen tres plantas destiladoras de la esencia de lavanda. Estas plantas producen el 10% de toda la producción de esencia a nivel mundial, según nos dicen, algo que enorgullece a los agricultores de esta bonita y emprendedora zona agrícola. También nos informan que de estas plantas obtienen unos 2.000 kilos de esencia diaria, en campaña.
El conseguir cerrar el círculo productivo y el destilado dentro de la propia comarca es algo que evita gastos de transporte, pérdida de producto y calidad, favoreciendo la competitividad a todos los niveles. Lógicamente para conseguir cerrar este proceso se precisa el compromiso de distintos agricultores e industria. Las plantas destiladoras de Brihuega, reciben el producto a tratar, también, de otras localidades cercanas, lo que las hace más efectivas y aumentan los días de proceso, manteniendo distintos puestos de trabajo muy necesarios. Estos datos nos han sido facilitados por personal de la zona.
Tal es el interés de distintos agricultores de la localidad de Brihuega que todos los años celebran el denominado Festival de Brihuega en reconocimiento al producto de lavanda, al cual asisten cientos de personas, últimamente muchas de origen chino y de otros países, sin desestimar los visitantes de origen español, que se quedan asombrados al ver los campos y su belleza, además de poder comprobar su proceso de cosechado y elaboración. El Festival del producto de lavanda en Brihuega se celebro el 15 de julio pasado, antes de comenzar la recolección.
Productos como lavanda y lavandín, son una alternativa a los cereales buscando líneas de sostenibilidad para muchos agricultores de Castilla-La Mancha que mantienen explotaciones en secano. Lo duro, nos dicen, son los inicios, pero si estás debidamente asesorado y trabajas con personal responsable y fiable, poco a poco los resultados positivos llegan.
Las plantas de lavanda suelen adquirirse en viveros especializados. La tierra debemos dejarla bien drenada y trabajarla en profundidad, sobre los 50 centímetros. La utilización de arena, arcilla y marga (componente de roca más o menos blanda de color gris, compuesta principalmente de carbonato de cal y arcilla en proporciones muy similares), ayudará al buen desarrollo de inicio de las plantas, cuya evolución deberá ser seguida con profesionalidad. En términos generales la distancia entre plantas debe ser sobre unos 75/80 cm, mientras entre filas sobre los 120 centímetros. Debemos tener muy presente la futura recolección y el tipo de cosechadora a emplear, la coordinación con personal profesional en todo su conjunto debe resultar exacta.
Sobre una plantación de lavanda en pleno desarrollo comprobaremos la agrupación de las flores en su parte superior, pero con la libertad de ser mecidas por el viento, dejando paso a las posibles lluvias en todo el contorno de cada planta, mientras que los tallos principales deberán mantener las medidas citadas, de ello dependerá la absorción equilibrada de los nutrientes necesarios para el buen desarrollo de las plantas.
Ayudas oficiales
Según nos informan, el Gobierno de Castilla-La Mancha aprobó una subvención global con una dotación económica de 1,5 millones de euros, basados en el Programa de Desarrollo Rural (PDR), para el desarrollo del cultivo de plantas aromáticas en esta Comunidad, citándolo en el apartado de agro-ambiente y clima, valorando la importancia de este especial cultivo incluido en la consideración de mejora de la biodiversidad. Esta importante subvención se publicó a principios del año 2017, habiéndose presentado distintas solicitudes que se aproximan a las 1.000 nuevas hectáreas para producir este especial cultivo, siendo la provincia de Guadalajara la que alcanza el 50%, aproximadamente, de todas las solicitudes.
Lo importante es atraer a la juventud interesada y formarla con nuevas tecnologías de producción.

Vida del cultivo

La vida media de este cultivo se estima entre los 10/12 años, si se trata de terrenos vírgenes este arco de tiempo se puede ampliar, también dependiendo del seguimiento concreto de las plantas, aportación de nutrientes en tiempo y forma, saneamientos precisos, recolección prudente y efectiva, etc. Según nos informan, la planta de lavanda precisa poca fertilización externa, aunque sí realizan una serie de comprobaciones antes de que llegue el ciclo de floración de la planta, aplicando según casos, un pequeño coeficiente de potasa.
La aplicación de fertilizantes líquidos, obtenidos a base de la descomposición de restos específicos de vegetales, suele dar buenos resultados. La planta de lavanda precisa ciertas cantidades de nitrógeno, pero siempre después de haber efectuado un análisis cuantitativo y cualitativo del suelo, tanto a nivel superficial, como a 5/25 centímetros de profundidad.
En España, la producción de lavanda va en aumento, pues la superficie cultivada de plantas aromáticas, se encuentra en 500 ha de regadío y 12.000 de secano. Actualmente, Castilla-La Mancha encabeza la superficie en explotación de este cultivo, con 350 ha de regadío y 5.700 de secano. Los datos expuestos son orientativos, según nos citan, pues el aumento de este cultivo es constante y las cifras varían y mucho de una campaña a otra.
Nos informan que la Delegación Provincial de Guadalajara en colaboración con el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaría (I.N.I.A.), mantienen líneas de apoyo e investigación con cientos de campos de producción de lavanda. Datos como éste nos llenan de satisfacción, pues el agricultor comprometido precisa sentirse apoyado en su empresa y vislumbrar un futuro esperanzador, sabiendo que se encuentra respaldado de una forma oficial.

La recolección

Para realizar una recolección de lavanda existen diversos medios, desde el manual hasta el mecanizado, siendo el mecanizado tanto a nivel de tipo cosechadora arrastrada por tractor, como del tipo de cosechadora autopropulsada. También hemos visto máquinas de tipo artesanal empleadas en la recolección, fruto de una experiencia basada en la propia práctica.
La acción de la máquina recolectora debe ser la de agrupar la mata, levantando todas las inflorescencias que salen lateralmente, hasta colocarlas de forma vertical y comprimir toda la parte floral que se desea cortar. Entra en ese decisivo momento la siega rápida y limpia, agrupando y dirigiendo los haces hacia el mecanismo atador, el cual realiza un agrupamiento general y seleccionado. El proceso de no atado de los haces también se practica al utilizar picadoras de forraje de alta gama, con cabezales y accesorios específicos para realizar esta labor. El producto segado es lanzado a remolques debidamente preparados, que transportan el producto hasta los emplazamientos asignados para los procedimientos industriales posteriores.
La importancia de la recolección es fundamental, pues las plantas deben tratarse con el cuidado máximo operativo, del mismo modo el saber elegir el momento más idóneo de madurez de las flores es esencial, tanto para recoger la mayor parte del producto a procesar, como el realizar extracciones limpias que no perjudiquen la siguiente floración en las plantas. Como vamos comprobando e insistimos, la formación profesional es sumamente necesaria.
El almacenar y conducir el producto recolectado hasta la planta transformadora lo más rápido posible y de forma óptima, es otro de los tiempos fundamentales para obtener el mejor rendimiento y calidad en la recolección.

Rendimiento

Según nos informan, una hectárea en explotación de lavanda contará con unas 10.000 plantas por hectárea, cuyo coste por planta, aproximado, es de unos 20 céntimos. Por tanto, se alcanza una inversión en plantas por ha de unos 1.800/2.000 euros, siempre que no nos acojamos a posibles ayudas por zonas desfavorecidas e iniciativa de nuevos productos, planes oficiales de plantaciones de futuro, etc., si es que podemos, por ejemplo.
La producción media normal de lavanda, en su estado de madurez por hectárea es de 25/35 litros de aceite esencial, obteniendo un precio por kilo de producto de unos 60/70 euros, aproximadamente, lo que nos conduce a un rendimiento aproximado de unos 1.950 euros por hectárea, a partir del segundo año de recolección. Según nos pasan datos, nos indican que los rendimientos pueden ser muy superiores según avance la madurez de las plantaciones y su cuidado, superando, ampliamente, los datos expuestos, por lo que lo expuesto nos debe servir como una guía orientativa, simplemente.
Normalmente se consigue, al menos en cada recolección, el valor de las plantas, sin contar con otros factores. La importancia de ser un producto que mantiene una longevidad en explotación de unos 10/12 años, también resulta interesante, siempre que los parámetros de rentabilidad y estabilidad de los precios de venta del producto recolectado resulten ser equilibrados, además de las posibles ayudas según comunidades. Todo influye y de todo debemos estar debidamente informados.
Según los profesionales del sector, el producto de lavanda mantiene una demanda en alza y aseguran que su precio está consolidado y basado en su aceptación, tanto interior como exterior. Nada indica que pudiera afectar, a la baja, su actual precio, debido a que su demanda sigue en alza, sobre todo al ofrecer calidad puntera como resulta ser el presente caso.

Lavandín en Castilla y León

El lavandín es una variedad que cuenta con una mayor productividad de aceite esencial, según zonas, pero su precio suele ser un tercio del pagado por lavanda. Todo requiere hacer números y contactar con las empresas elaboradoras.
La planta denominada lavandín-es, se trata de un híbrido natural entre lavanda y el espliego, cuya explotación, también, se va extendiendo por diversas comunidades con una aceptación importante.
Plantaciones de lavandín, siguen aumentando en Castilla y León. Localidades como Bercero y Villalbarba, fueron pioneras en su plantación desde el año 2009/2010, animándose a plantar en los meses de febrero, marzo y abril, ahora cada mes de julio encuentran en esta planta un sostenimiento económico de máxima importancia para diversas familias.
Los derivados de la planta lavandín, se utilizan en aromaterapia, fitoterapia y homeopatía, principalmente. Los rendimientos medios en la recolección del lavandín, son de unos 80 l/ha de la variedad “SUPER” (precio medio, 30 euros por litro) y de unos 100 litros por ha de la variedad “GROSSO”( precio medio, 22,50 euros por litro). Todos los datos, según nos informan, son aproximados, pudiendo existir pequeñas variaciones según campañas.

La lavanda y el lavandín

El espliego es bien conocido en España, donde crece en abundancia en altitudes desde cero metros a los 800 metros sobre el nivel del mar, en junio-agosto. La confusión al oler los aceites de ambas plantas suele ser normal, sin embargo en el lavandín se aprecia el alcanfor, mientras que en la lavanda, su aroma resulta mucho más suave y atrayente, lo que mantiene una diferencia de importancia.
En general, los gastos de cultivo por campaña, una vez adquiridas las plantas y su proceso de plantación, reside en controlar las malas hierbas, principalmente. Otro tema es si mantenemos producciones de secano o regadío, por ejemplo. Acciones puntuales de aricar las calles, nos permitirá que el cultivo se mantenga en un proceso natural activo.
Las variedades de lavanda más reconocidas es: Maitte y Mattenan, aunque la variedad “Maillette”, es una de las más solicitadas. En el caso de Lavandina son Súper, Grosso y Abrial.

Proceso de extracción

Existen diferentes métodos para la obtención de los aceites esenciales, siendo la destilación por arrastre de vapor la más recomendable para obtener aceites de una más exigente calidad, puesto que permite una mayor extracción de ciertos compuestos, tales como el Acetato de Linalilo o Linaloilo, una forma natural fotoquímica que se encuentra en muchas flores y especies de plantas, cuya fórmula es: C12-H20-O2.
Para la extracción de todo el aceite esencial posible es necesario que el estado y proceso de las plantas sea el idóneo, al igual que la aplicación de la temperatura exigida y mantenido el punto de ebullición regularmente junto con la presión operativa en los túneles de la planta industrial.

Lavanda en Castilla y León

Según nos informan en esta comunidad están censadas unas 500 hectáreas dedicadas a la producción de lavanda, sobre todo en la zona denominada Montes Torozos en Valladolid, situada al noroeste de esta provincia. También existen producciones de lavanda en la comarca de Peñafiel (Valladolid) y páramos de Lerma en Burgos.
El aumento de plantaciones de plantas aromáticas y medicinales (PAM), va en aumento, con gran demanda en sectores como farmacia, fitoterapia (herboristería, homeopatía, aromaterapia, etc.), cosmética de distintas variedades, condimentos alimentarios, aditivos naturales para la industria alimentaria (conservantes, aromas, etc.), medicina dietética, complementos alimentarios, etc.
Hemos querido, como siempre, transmitir datos de interés y basados en una rea­lidad actual, aunque recomendando, una vez más, que para una más amplia y extensa información se dirijan a las administraciones agrícolas de sus comunidades, sindicatos agrícolas, empresas responsables de semillas y plantas, transformadoras serias, etc., algo muy necesario hoy en día.
Como siempre agradecemos la colaboración de tantos buenos amigos que nos facilitan datos que valoramos en lo que valen, sin su apoyo nada podríamos transmitir de una forma seria y profesional.

Este artículo es un extracto del informe completo en nuestra revista

ARTÍCULOS ANTERIORES

Pasado y presente del cultivo de girasol

El origen del vino ahonda sus raíces en lo más profundo del desarrollo de la cultura europea. Cada pueblo ha sabido adaptar el cultivo de la vid a sus propias costumbres y terruño.

El almendro, futuro prometedor

Castilla y León se suma a la diversificación de cultivos intentando que sus excelentes profesionales agrarios mejoren la rentabilidad de sus explotaciones.

Maquinaria antigua, un problema real

El destino de la maquinaria usada en España es, en muchas ocasiones, el Norte de África, y sobre todo Marruecos, cuyo sector primario está en auge.

Purines, nueva forma de aplicación

La contaminación ambiental y de los suelos tiene una importante relación con los purines. Por ello se han tomado medidas para cambiar la fórmula de aplicación de los mismos.

Protección del Medio Ambiente

La concienciación hacia la conservación del Medio Ambiente no puede ser cosa de un sólo día. Todos podemos aportar nuestro grano de arena.

Ricino, cultivo alternativo

Siempre es importante conocer todas las posibilidades y alternativas interesantes de cultivos en auge y nuevas formas de agricultura.

Olivar ecológico en la Comunidad de Madrid

El aceite de Oliva Virgen Extra Ecológico de la Comunidad de Madrid, sigue ganando adeptos dentro de España y en distintos países del mundo.

Lubricantes, el alma de nuestras máquinas (2ª parte)

Un tema muy relacionado también con el necesario cuidado del medio ambiente, puesto que estos productos mal tratados pueden ser muy agresivos con el mismo.

Lubricantes, el alma de nuestras máquinas (1ª parte)

La maquinaria moderna tiene unas necesidades de lubricación muy específicas y los agricultores tienen dudas sobre cuáles son los más correctos para utilizar en su equipos.

Lavanda, un placer para los sentidos

Entre las diferentes alternativas reales a los cultivos tradicionales, la producción de plantas aromáticas, con la lavanda a la cabeza, ya es una realidad en España.

Cuidado y atención de los bosques

La naturaleza precisa de un mayor respeto y atención por parte de todos. El cuidado de los montes es fundamental para prevenir los incendios forestales.

Xylella Fastidiosa, Bacteria asesina

Una amenaza real para nuestros cultivos leñosos. Olivo, almendros, cítricos, están seriamente amenazados por esta bacteria para la que no hay tratamiento.

Agricultura forestal: Eucalipto

La producción arborícola como una alternativa más en la actividad de agricultores y ganaderos implica llevar a cabo un estudio preciso de sus alternativas y cuidados.

Glifosato, un producto dudoso

El glifosato se ha convertido en uno de los herbicidas más usados del mundo, tras su uso intensivo en agricultura y otras actividades.

Transgénicos, en demanda de información

La aparición de los Organismos Genéticamente Modificados (OMG) ha supuesto una revolución en la agricultura. Sin embargo, aún existen numerosas dudas sobre sus efectos.

Quinoa, un alimento

La Quinoa es un pseudo-cereal de origen sudamericano que está teniendo una gran aceptación entre los consumidores. Además, puede incluirse en los planes de rotación de la PAC.

Drones, señores del cielo

Los denominados multirrotores o drones, dieron su salto espectacular en la Feria Internacional de Electrónica de Consumo (CES), celebrada en Las Vegas (EE.UU.) en el año 2010.

Pistacho, un valor en alza

Desde hace años se está extendiendo el cultivo del pistacho por distintas comunidades autónomas, a continuación reflejamos las opiniones recogidas sobre este cultivo.

El reto de usar la tecnología

Ante la creciente tecnificación de la maquinaria agrícola, el sector se enfrenta al doble reto de utilizar de forma efectiva toda la capacidad de los nuevos tractores.

La algarroba: un cultivo en auge

Los robos continuados en el campo son, por desgracia, algo más que frecuente y el algarrobo es uno de los cultivos que se está viendo afectado por estas prácticas.

Ajo negro: el superalimento

Uno de los alimentos y condimentos más apreciados desde hace unos años en la alta cocina y en la gastronomía en general.

Maíz dulce, un cultivo a tener en cuenta (II)

Ofrecemos más datos que redundan en la importancia de considerar la viabilidad del cultivo de este tipo de máiz dentro de nuestras explotaciones.

Maíz dulce, un cultivo a tener en cuenta (I)

El maíz dulce puede ser un producto atractivo, sabiendo que todo su proceso parte de unos contratos anticipados.

Incendios en la recolección de cereal y paja

Según datos oficiales, en el 95% de los casos de incendios está la mano de hombre, voluntaria o involuntariamente.

Semilla certificada (II parte)

A continuación analizamos los procesos para la obtención de semillas certificadas por parte de los agricultores y los riesgos y daños de usar semillas no certificadas.

Semilla certificada (I parte)

La elección de una Semilla Certificada es el primer paso, e imprescindible, para obtener una cosecha de calidad. Actualmente, la legislación regula la categoría y el uso de estas semillas.

Gasóleo de calidad, una exigencia constante (II parte)

Tomar conciencia de que tan importante como contar con una máquina que disponga de la última tecnología es cuidar aquello que la alimenta, es decir, el combustible, es una de los objetivos de este artículo.

Profesional AGRO es una publicación de MMC&S mediaclever comunicación & servicios.
Leer m´s