Profesional AGRO
Profesional AGRO

CLAAS QUADRANT 5200, siempre rentable

La empacadora QUADRANT 5200 de CLAAS ha demostrado ser una máquina altamente fiable, capaz de ofrecer un rendimiento constante y adaptable a todas las circunstancias. Con una calidad de empacado altamente homogénea a pesar de las condiciones menos propicias.

Profesional AGRO - Madrid 17/08/2021

En Acción: CLAAS QUADRANT 5200

El equipo de pruebas de Profesional AGRO ha tenido acceso a comprobar el rendimiento de una empacadora gigante CLAAS QUADRANT 5200, una máquina que ha demostrado su rentabilidad y buen hacer en cualquier circunstancia. Con una medida de paca de 120×70, esta máquina se ajusta a los estándares más demandados actualmente dentro del sector de la paja y forraje.

BKT

Tras hablar con los responsables de la marca nos desplazamos hasta la localidad de Torrejón de Velasco (Madrid), donde se encontraba trabajando un modelo de esta máquina propiedad de la “La Casa Grande Aceite de Oliva, S.L.”, una empresa agrícola que desarrolla su actividad en la producción aceite de oliva, cereal de secano y explotación ganadera.

Nuestra cita era el 15 de julio a primera hora, para poder aprovechar las mejores horas del día para el empacado. De esta manera, nos vimos junto con el equipo de pruebas en las instalaciones del distribuidor oficial de la marca Emilio Huerta Nicolas S.L. Allí nos esperaban Arturo Castaño, director de Marketing de CLAAS, David Sánchez, responsable de Producto de CLAAS, y José Rodríguez, delegado para la zona de la marca. Junto a ellos Emilio Huerta, responsable de la concesión y un operario de la empresa propietaria de la máquina. Tras las pertinentes presentaciones, nos desplazamos al campo para poder empezar a trabajar. Allí nos esperaban un trabajador más de la empresa con la QUADRANT 5200 enganchada en un tractor Axion 840 también de la marca CLAAS.

Síguenos en Youtube

La mañana era muy agradable, puesto que a pesar de encontrarnos a mediados del mes de julio, la temperatura apenas alcanzaba los 24º centígrados a las 9 de la mañana, hora aproximada a la que nos encontrábamos en el campo. La parcela sobre la que nos disponíamos a hacer al prueba contaba con una superficie de unas 6 ha, según nos indicaron. Las primeras premisas fueron las de liberar los cabeceros para, de este modo, poder trabajar en la hileras consecutivas y poder así realizar la prueba sin tener impedimentos.

CLAAS QUADRANT 5200

CLAAS QUADRANT 5200

Con las primeras pasadas sobre los cabeceros de la parcela ya pudimos comprobar que la QUADRANT 5200 de CLAAS se iba a desenvolver con soltura sobre el campo. Cabe destacar que la máquina sobre la que nos disponemos a realizar la prueba no es un equipo nuevo. Al contrario cuenta ya con tres campañas a sus espaldas, de manera que podemos analizar cómo se comportan estas máquinas con el paso del tiempo. Al hilo de esto, es conveniente reseñar igualmente que “La Casa Grande”, propietaria de la máquina, no es una empresa de servicios, por lo que la máquina trabaja para empacar las tierras propias, tanto de secano como en forraje. Por tanto, en el momento de realizar la prueba la máquina contaba con unas 14.800 pacas realizadas.

En cuanto a las características generales de la QUADRANT 5200, es importante comenzar por el sistema de alimentación. Con un ancho de 2,35 m, el pick up es capaz de recoger eficazmente todo el material depositado en el campo. Las cuatro filas de púas con una óptima distancia entre ellas ofrecen un rastrillado especialmente bueno. Para esta importante carga continua, las púas elásticas dobles están atornilladas con perfiles en U en cuatro estables portapúas, facilitando con ello el servicio técnico. Otro aspecto a destacar del pick up de la QUADRANT son los dos sinfines de alimentación laterales que llevan el material de cosecha a la anchura del canal de empacado un sistema denominado ROTO FEED.

CLAAS Power Feeding System

Las opciones de CLAAS en cuanto a pick up no se quedan ahí, puesto que también está disponible un sistema de rodillo continuo POWER FEEDING SYSTEM. Esto ofrece unas pacas especialmente compactadas en los cantos, muy resistentes al transporte y al almacenamiento. El sinfín horizontal continuo, equipado con amortiguadores  con espirales de grandes dimensiones y su agresivas palas, transportan el material de cosecha hasta el fondo del rotor. El caudal es homogeneizado así de forma efectiva y llevado acelerado al rotor. En el caso de trabajar con sistema de picado, las estrellas más anchas reducen la distancia a las cuchillas, incrementan la calidad de corte y logran una estabilidad y una vida útil máximas. Esta exclusiva combinación de repartidor de rodillos y sinfín de alimentación continuo, de accionamiento activo facilita el trabajo.

CONTINENTAL

EXPOVICAMAN

Agrícola La Sagra

Para la QUADRANT  5200, CLAAS ofrece la posibilidad de una alimentación con accionamiento hidráulico. Esto significa que el repartidor de rodillos trasero, el POWER FEEDING SYSTEM (PFS) y el pickup son accionados de forma hidráulica, pudiendo graduar su velocidad y siendo reversibles. El accionamiento hidráulico le ofrece al operario la opción de adaptar y optimizar el flujo del material de cosecha en base a las condiciones existentes. Entre las ventajas del accionamiento hidráulico se encuentra un mayor cuidado del forraje mediante la adaptación individual al material de cosecha, una mejor adaptación a las correspondientes condiciones de uso, la optimización del flujo y un confort máximo para el conductor con la opción de invertir el sentido de marcha desde la cabina.

Reglaje automático de la presión de empacado (APC)

Las empacadoras QUADRANT 5200 de CLAAS cuentan con el sistema de reglaje automático de la presión de empacado APC. Gracias a este sistema, la presión de empacado no se regula únicamente teniendo en cuenta la carga del marco principal, sino también el tensado del hilo. El operario controla cómodamente y en todo momento los límites de carga, sin tener que actuar de forma activa. Del ajuste de la presión de empacado óptima se encarga completamente la máquina por si sola, dependiendo del material de cosecha y de la calidad del hilo. Incluso un operario inexperto de la empacadora puede llevar la máquina sin esfuerzo al límite de rendimiento con el reglaje automático de la presión de empacado.

VENTAJAS

Densidad de empacado continuamente alta, también cuando la máquina y el hilo trabajan al límite de rendimiento.
Las pacas producidas a lo largo del día son muy homogéneas y están empacadas con una densidad similar.
Máximo confort de conducción: Mediante el sencillo manejo y la fácil manipulación, especialmente para operarios inexpertos de la empacadora.
Fiabilidad en el atado mediante la concordancia con la correspondiente calidad de hilo.

Precámara y acarreador

Siguiendo el orden natural del material, éste entra en la precámara de las QUADRANT 5200. Estas máquinas permiten seleccionar la presión de la precámara a partir de tres opciones diferentes, dependiendo de las características del material de cosecha y del tamaño de hilera, a través del terminal de mando ISOBUS. Con ello, la máquina siempre puede ser conducida con el rendimiento óptimo. Independiente de las condiciones de hilera y de cosecha con las que se encuentre, con la precámara ajustable e hidráulica se puede graduar todo.

Las hileras grandes son empacadas por la QUADRANT sin precámara. En todos los otros casos conecta fácilmente el control del acarreador hidráulico cómodamente desde la cabina. Tanto en hileras medianas o pequeñas, los paquetes de empacado están siempre rellenados de forma óptima y el material de cosecha es presionado con un recorrido en el canal. El resultado es una perfecta forma de paca con densidad homogénea, tal y como quedó demostrado durante la prueba, especialmente también en hileras pequeñas o irregulares.

Acarreador y rotor están protegidos por un embrague. Cuando se bloquea el acarreador, el rotor para automáticamente. Además, el operador es informado sobre la carga del acarreador en el terminal de mando ISOBUS, pudiendo evitar previamente la posible sobrecarga. Así nunca puede atascar la QUADRANT. El embrague del acarreador está asegurado un 30% más alto para rendimientos punta.

Accionamiento directo y fiable

Las empacadoras QUADRANT destacan desde hace años en el quehacer diario con su concepto de accionamiento absolutamente fiable. Componentes colocados ordenadamente ofrecen una gran eficiencia y una larga vida útil. Caminos cortos, un trayecto en línea recta de todos los tramos de potencia y una masa de inercia de grandes dimensiones tienen como resultado un excelente coeficiente de rendimiento.

El inteligente accionamiento del acarreador, las agujas y el anudador mediante ejes y engranajes ofrecen rendimiento máximo. La empacadora es asegurada con un embrague de sobrecarga en la trasmisión principal frente a daños como los que pueden ser producidos al recoger objetos extraños. El acarreador y el rotor están equipados con seguros de sobrecarga individuales y automáticos. Cuando el embrague del acarreador salta, se separa también automáticamente el embrague del rotor. Todos los embragues de sobrecarga vuelven a embragar de forma automática después de que haya bajado el régimen de revoluciones de la TDF.

La carga del pistón es controlada electrónicamente. En caso de sobrecarga, esta es absorbida por la regulación hidráulica de la presión, protegiendo con ello la unidad de empacado. El operario es informado en la pantalla y la presión de empacado se vuelve a incrementar de forma automática.

Mayor canal de empacado

A la hora de formar la paca, el canal de empacado de la QUADRANT 5200 ha sido retrabajado en forma y longitud para lograr una mejor forma de paca y una mayor densidad. La ampliación al final del canal de empacado ofrece a la paca el espacio para irse extendiendo más y más, siguiendo el largo, para incrementar lentamente el tiro del atado. El riesgo de que el hilo se parta se reduce con ello a un mínimo.

Por su parte, el nuevo octágono reforzado permite densidades de paca aún más altas. La nueva forma del pistón de empacado ofrece pacas con cantos más definidos. Con los retenedores laterales, la nueva tapa superior de empacado y las nuevas tapas laterales, todas las pacas alcanzan la misma mayor densidad de paca posible con una longitud homogénea, con una expansión de paca simétrica en ambos lados, y con ello un atado fiable al expulsarla.

Anudado CLAAS: legendario

Las empacadoras CLAAS serían inimaginables sin el legendario anudador CLAAS. Estos anudadores se rigen por el principio de accionamiento directo a través de un eje cardán, por lo que son extremadamente rápidos, muy precisos y altamente fiables.

El concepto de anudador con un presionador activo del hilo, una placa presionadora agresiva y el disparo electro-mecánico del atado incrementan la seguridad de atado en todas las condiciones. Mediante el accionamiento directo se garantiza la sincronización permanente del pistón y las agujas. Con la marcha sincronizada las agujas no pueden chocar con el pistón.

Además, los anudadores no producen peligrosos restos de hilo, que pueden causar pérdidas de animales al ser consumidos, u ocasionar restos en la generación de energía. El sistema accionado hidráulicamente TURBO FAN, con su corriente activa de aire, protege los anudadores contra la suciedad con una fuerte corriente permanente de aire de 140 km/h y repartidores de aire.

Cordones irregulares

Una vez conocidos los aspectos técnicos más interesantes de la máquina fue el turno de pasar a preparar el terreno para comenzar la prueba. Así, con la parcela libre de los cabeceros se estableció el terreno sobre el que se iban a llevar a cabo las comprobaciones. Con una longitud de besara de 235 metros y una separación entre cordones de 6,5 metros, se establecieron 8 cordones consecutivos sobre los que trabajar. De esta manera, la superficie total trabajada superó ligeramente hectárea, en concreto 10.692 m2.

Otra consideración previa muy importante a tener en cuenta antes de comenzar a exponer los resultados de la prueba tiene que ver con la irregularidad de los cordones. La finca sobre la que nos disponíamos a trabajar había estado sembrada de cebada de dos carreras y, en muchas partes de la misma, el cultivo estaba tumbado. De esta forma, a la hora de cosechar no se pudo recoger bien todo el cultivo, de manera que el volumen del cordón era muy irregular a lo largo de toda la longitud del mismo, sobre todo en la parte final de la parcela. A pesar de esta irregularidad, cabe avanzar que la homogeneidad de todas las pacas fue muy elevada.

Redundando en la irregularidad de los cordones, similar en toda la parcela, cabe señalar que, con un ancho de 1,40 m, la elevación de la paja en algunos puntos alcanzaba los 27 cm mientras que en otros no llegaba a los 10 cm. Por tanto, no es posible establecer un volumen de paja teórico en cada cordón. Del mismo modo, pudimos constatar que para la formación de una paca en algún punto de la parcela fueron necesarios 110 m, mientras que en otros esta distancia se elevó hasta los 230 m.

Tabla de tiempos de la prueba

Nº Ensayo Longitud de la besana (m) Tiempo empleado (seg) Velocidad
1 239 102 8,43 km/h
2 235 94 9 km/h
3 235 104 8,13 km/h
4 235 103 8,21 km/h
5 235 94 9 km/h
6 235 95 8,9 km/h
Media 235,6 98,6 8,6 km/h

Tabla de pacas

  Dimensiones de la paca Volumen (m3) Peso (kg) Índice de compresión
1 230 cm x 120 cm x 70 193 m3 330 170,98 kg/m3
2 230 cm x 120 cm x 70 193 m3 328 169,9 kg/m3
3 230 cm x 120 cm x 70 193 m3 334 173,05 kg/m3
Media 230 cm x 120 cm x 70 193 m3 330,6 171,29 kg/m3

Rendimiento en 17 minutos

Nº de pacas Superficie trabajada Metros de cordón empacados Kg de paja empacados Velocidad de trabajo
9 1,07 ha 1.880 m 2.975 kg 8,6 km/h

Rendimiento teórico en 1 hora

Nº pacas Superficie trabajada Kg de paja empacados Metros de cordón empacados Velocidad de trabajo
31,76 3,77 ha 10.499 kg 6.635 m 8,6 km/h

Comenzando a trabajar

Con estas premisas previas, a las 9:35 comenzó a trabajar la QUADRANT 5200 sobre la parcela establecida. Por supuesto, no se juntaron líneos, una práctica que esta empresa, por su condición de propietarios particulares, no acostumbra a hacer. Desde el primer momento se pudo observar un ritmo constante tanto en el sonido del tractor como en la marcha sobre los líneos y el tradicional “ronroneo” a cada una de las pistonadas.

Esta constancia en la velocidad quedó reflejada en los resultados finales, con una velocidad que en cada una de las muestras tomadas estuvo entre los 8 y los 9 km/h, promediando durante el tiempo de la prueba una velocidad de empacado de 8,6 km/h.

Con este ritmo y la buena planificación del operador, que alternó los cordones para no tener que hacer maniobras en cabecera, 17 minutos fueron suficientes para “comerse” los 8 líneos marcados que, como ya se ha dicho, totalizaban más de 1 ha. De esta manera, a las 9:52 se estableció el final de la prueba.

En total, fueron 9 las pacas formadas, con una longitud de cordón en continuo de 1.880 metros. Por tanto, cada paca necesitó, de media 208,8 metros de cordón para su formación. No obstante, cabe reseñar una vez más la irregularidad de los cordones.

Rendimiento teórico en 1 hora

Como es habitual en este tipo de pruebas, hemos realizado un ejercicio de rendimiento teórico en 1 hora a partir de los datos obtenidos. De esta manera, con el mismo ritmo establecido, hubiese sido capaz de empacar casi 4 ha, en concreto 37.736 m2. Igualmente, la longitud lineal de cordón empacado habría alcanzado los 6.635 metros, es decir, más de 6,6 km. Finalmente, reseñar que, con las mismas condiciones de paja, durante 60 minutos hubiese sido capaz de realizar un total de 32 pacas.

Pacas bien formadas

Pacas homogéneas y bien formadas

Además de las conclusiones numéricas, comentar la homogeneidad de las pacas distribuidas por el campo, con unas medidas idénticas cada una de ellas de 1,20 metros de ancho, por 0,70 metros de alto y una longitud de 2,30 metros. En este caso, y debido a las peculiares características de la explotación, esta es la medida elegida para la elaboración de las pacas.

Una vez finalizada la prueba se procedió al pesado de varias de las pacas formadas, una comprobación que también ofreció una gran homogeneidad, con una media de 330,6 kg por paquete. Teniendo en cuenta que el volumen del prisma que forman cada una de estas pacas es de 1,93 m3, la densidad de empacado puede establecerse en 171,29 kg/m3.

Una vez más, apelamos a la condición de uso propio de los paquetes formados por parte de la empresa, de manera que no busca en ningún momento alcanzar los límites de la maquina en cuanto a densidad. De hecho, durante la prueba se usó hilo de 150 m por kg, cuando lo habitual para este tipo de máquinas es de 130 m por kg o incluso 110 m por kg.

Según comentarios de David Sánchez, jefe de producto de CLAAS Ibérica, el sistema de Reglaje Automático de la Presión (APC), está detrás de esta homogeneidad en los resultados. Este sistema es capaz de establecer la presión idónea en función de los parámetros establecidos por el operador y de las condiciones del cultivo, como cantidad de material, por ejemplo. Así, según comentarios del operador, la presión de trabajo varía en función de estos parámetros, estando situada de media en los 110 bares durante la prueba, mientras que la máquina es capaz de llegar hasta  los 200 bares.

Foto de grupo: La Casa Grande, Aceite de Oliva S.L., Taller mecánico Emilio Huerta Nicolás y CLAAS.

La Casa Grande, Aceite de Oliva S.L.

La Casa Grande Aceite de Oliva es una explotación mixta establecida en la localidad madrileña de Torrejón de Velasco. Entre su actividad, gestiona más de 5.000 plantas de olivo. De ellas obtiene aceite tanto para la venta directa al público como para su venta a diferentes almazaras. Además, trabaja directamente unas 300 ha de terreno extensivo. En ellas, cerca de 50 ha se destinan al cultivo de forraje, mientras que las otras 250 ha se siembran con distintos tipos de cereal de invierno. Además, cuenta con ganadería de vacas, ovejas y caballos.

Taller Mecánico Emilio Huerta Nicolas

CONCLUSIONES

Trabajar con una máquina que no es nueva puede acarrear, en ocasiones, sorpresas desagradables, sobre todo cuando se quiere testar su rendimiento. No fue así con la CLAAS QUADRANT 5200, puesto que tanto durante la prueba como en todo el tiempo que estuvo trabajando en nuestra presencia mostró una comportamiento más que ejemplar.

También cabe destacar la homogeneidad de los paquetes formados, a pesar de que las condiciones del cultivo no eran las más idóneas. Por tanto, ser capaz de ofrecer pacas iguales en tamaño y con una densidad también muy similar cae del lado positivo de esta máquina. Además, ha sido capaz, sin buscar sus límites, de ofrecer una densidad de más de 170 kg/m3, un dato más que aceptable si tenemos en cuenta, una vez más, que no se ha trabajado sobre un cordón homogéneo, que éste no estaba hilerado para buscar más cantidad de material y que se trataba de paja de cebada, cosechada unas semanas antes.

No menos importante es el aspecto exterior de una maquina con varias campañas a sus espaldas. Y la QUADRANT 5200 de “La Casa Grande” podría pasar por nueva. Este detalle habla bien de los operadores que suelen trabajar con la máquina y de la propia máquina en sí, puesto que no ha necesitado reparaciones ni cambios en su composición original.

Por tanto, la QUADRANT 5200 de CLAAS es un equipo siempre rentable, tanto para particulares como para empresa de servicios, puesto que es capaz de adecuarse a las exigencias de unos y de otros.

Galería fotográfica


Suscripción Profesional AGRO

Encuentra tu concesionario

Newsletter Semanal

Suscríbase al Newsletter Profesional AGRO y reciba las noticias más importantes del sector agrario.

He leído y acepto la Política de Privacidad
mapa

Encuentre su concesionario o distribuidor más cercano

Rápido, cómodo y sencillo. BUSCADOR


Profesional AGRO es una publicación de MMC&S mediaclever comunicación & servicios.
Leer m´s