Profesional AGRO
Profesional AGRO
Claas Jaguar Serie 900

LA CARGA ÚTIL

REMOLQUE JOSKIN DRAKKAR

Liviano, robusto y versátil, el Drakkar de Joskin es un claro ejemplo de la filosofía de este fabricante belga, basada en la automatización de todo el proceso de producción. Su diseño totalmente informatizado, su alta tecnología y el elevado estándar de calidad de sus acabados, así como las múltiples posibilidades de personalización disponibles, convierten a esta máquina en una elección polivalente y flexible para realizar el transporte de una amplia variedad de materiales.

Joskin, fabricante belga de remolques dedicados al esparcimiento y al transporte de productos agrícolas, está presente en los campos de toda Europa y en más de 40 países de todo el mundo. Crea­da en 1968 por Victor Joskin, la sociedad ha evolucionado como un grupo internacional que ofrece una amplia gama de remolques agrícolas dotados de las más avanzadas cotas de desarrollo tecnológico para responder a las nuevas necesidades de los agricultores. Como respuesta a la constante búsqueda de una mejor relación calidad/peso, las máquinas Joskin se fabrican completamente en acero especial con alto límite de elasticidad, lo que se traduce en una sensible y constante disminución del peso en vacío de sus máquinas y en un incremento de la robustez y de la capacidad de carga útil.
Dentro de la amplia gama de transporte del fabricante belga, el remolque Drakkar destaca por su versatilidad y por su caja polivalente, que permite el transporte de una amplia variedad de materiales diferentes (ensilaje, granos, pulpas, remolachas, patatas...). Gracias a sus paredes laterales de poliester/poliuretano tratado contra la radiación ultravioleta, su peso en vacío se reduce considerablemente, lo que permite transportar una mayor carga útil.
El Drakkar consta de una cinta transportadora hermética que transporta el material para su descarga. Este suelo de alta resistencia se enrolla sobre un tambor montado en la parte trasera de la bañera, el cual se acciona mediante 2 motores hidráulicos.
Durante la descarga, la pared frontal –la cual está unida al suelo móvil–, sujeta el material sin comprimirlo para, al final del proceso de descarga y gracias a su efecto de empuje, conseguir un apilado firme y compacto. Una lámina de plexiglás transparente de 10 mm de espesor ofrece una excelente visibilidad durante todo el proceso de carga y descarga. La operación de retorno del suelo y de la pared se lleva a cabo mediante un motor hidráulico delantero, acoplado con un sistema de cadena marina que traslada el conjunto hacia adelante.
El Drakkar comparte con otros remolques de la gama Joskin (como el Trans-SPACE, el Trans-CAP y el Silo-SPACE) la particularidad de tener una caja cónica dotada de paredes laterales cuya distancia en la parte trasera es superior en algunos centímetros a la distancia frontal (5 cm en el caso del Drakkar), permitiendo así una descarga fluida y fácil de los materiales durante el vaciado.

Opciones de portón y caja

La descarga se efectúa fácilmente y sin atascos gracias al considerable desplazamiento (40 cm) del portón trasero por encima de la caja, el cual se acciona mediante 2 cilindros de doble efecto. Un dispositivo de bloqueo montado sobre el cilindro asegura un cierre correcto del portón y evita cualquier apertura accidental durante el transporte.
Un sensor de fin de desplazamiento ubicado sobre el portón autoriza la puesta en marcha continua del suelo móvil únicamente cuando el portón está completamente abierto. Cuando únicamente es necesario abrir ligeramente el portón o mantenerlo cerrado para efectuar el vaciado por las escotillas, una caja situada en la parte trasera del vehículo permite hacer avanzar y retroceder progresivamente el suelo móvil. Los raspadores traseros (superior e interior) sirven para retirar todos los residuos de material presentes sobre el suelo. En cuanto al raspador delantero, evita que cuerpos extraños se acumulen entre el fondo y el suelo.
Otra muestra de la versatilidad de este remolque son las diferentes opciones de caja, siendo posible elegir tres escotillas hidráulicas en lugar de una sola central. Además, los Drakkar pueden estar equipados con prolongaciones o realces galvanizados tanto fijos como hidráulicos. Este sistema hidráulico permite al operario optar por elevar de forma independiente las prolongaciones izquierda o derecha, facilitando la carga con una ensiladora.
Sobre el portón trasero puede montarse un sistema de transbordo mediante el cual dos tornillos –uno horizontal sobre todo el ancho de la caja, y otro vertical–, accionan el material con un caudal de 450 t/h. Está también disponible una segunda puerta para su utilización sin tornillo.

MÁXIMA CALIDAD DE FABRICACIÓN

CabinaLas máquinas Joskin se fabrican íntegramente con un acero especial de alta elasticidad que limita las tensiones laterales y bajo la caja manteniendo una gran robustez. El concepto altamente tecnológico del proceso de producción requiere la implicación de herramientas de vanguardia tales como mesas de corte láser de 8 m, prensas plegadoras digitales de 8,2 m, dispositivos de corrección automática del ángulo de pliegue (garantizando un pliegue regular sobre toda la longitud de la chapa), robots de soldadura, etc.
El diseño de los remolques Joskin se realiza de forma totalmente informatizada mediante programas de ingeniera 3D. Desde el comienzo de cada nuevo proyecto, los componentes se integran directamente en el programa de gestión global SAP, una arquitectura integrada que permite estandarizar al máximo la producción y racionalizar el empleo de los componentes, garantizando un mayor precisión y flexibilidad de producción.
El mejor ejemplo de esta gestión informática integral es el libro de piezas personalizado que Joskin entrega con cada vehículo y que contiene los planos y referencias de todas las piezas y componentes que forman parte del vehículo entregado, sin incluir ninguna pieza de otros modelos, una exclusividad que evita errores a la hora de solicitar repuestos, incluso años después de la adquisición del vehículo.
Como parte de su filosofía de marca, Joskin fabrica sus máquinas siguiendo un meticuloso protocolo basado en la automatización de todo el proceso de producción, lo que garantiza un alto nivel de precisión.
Detalles como el uso de plantillas para los trabajos de soldadura y montaje o las soldaduras continuas de todos los componentes de la máquina, aseguran unos acabados de gran calidad que también se hacen extensivos a las superficies de la máquina, las cuales pasan por un riguroso tratamiento que comprende un proceso intensivo de granallado (proyección de 2500 kg de bolas de acero por minuto) tras el cual se aplica una capa de ester epoxy y una pintura de acabado bicompuesta que se somete a un proceso de secado a 60°C.

Trenes rodantes, eficacia probada

Los trenes rodantes Joskin están estudiados para, en cualquier situación y cualquiera que sea el vehículo, responder a los criterios más exigentes de fiabilidad, estabilidad, confort y seguridad tanto en carretera como en el campo. Los remolques monoeje montan eje fijo de serie y, como opción, pueden equiparse con suspensión de ballestas.
El doble eje con boggie 'Roll-Over' ofrece un sistema de suspensión complementario de las ruedas y una mayor superficie de contacto con el suelo. El boggie consta de 2 ejes unidos por ballestas parabólicas y fijados al chasis por medio de un puente central. Este montaje permite compensar las irregularidades del terreno hasta +/- 240 mm.
Gracias a la posición del eje transversal, situado bajo las ballestas, y a la posición superior de los ejes en los extremos de las mismas, se obtiene una línea de tracción que empuja al eje delantero por encima del obstáculo. El requerimiento queda sensiblemente reducido, lo que hace recomendable este sistema en el caso de uso intensivo sobre terrenos accidentados.
Joskin ensambla sus boggies, lo que permite una total adaptación a cada necesidad. Además, la distancia de las ballestas y la sección de los ejes son también elementos adaptables para cada máquina y, para aportar aún más flexibilidad al conjunto, todos los boggies de Joskin están atornillados y pueden desplazarse según las necesidades.

Hidro-Tándem e Hidro-Tridem

Los ejes tándem clásicos dotados de bielas presentan algunos inconvenientes, tales como una oscilación escasa (+/- 8 - 10 cm), elevados requerimientos de tracción (lo que redunda en una mayor demanda de potencia y, por consiguiente, en un mayor consumo) y una capacidad limitada para franquear obstáculos. Además, al quedar todo el peso del vehículo soportado por un solo punto de anclaje, se produce una sobrecarga de los neumáticos y del propio eje, sometiendo a las ballestas a una mayor presión.
Para paliar todos estos inconvenientes, Joskin ha desarrollado sus propios trenes rodantes hidráulicos Hidro-Tándem (2 ejes) e Hidro-Tridem (3 ejes), caracterizados por su simplicidad, su oscilación vertical y una gran estabilidad. Se trata de un revolucionario concepto de ejes semi-independientes que superan fácilmente los obstáculos, ofreciendo una gran oscilación de hasta +/- 250 mm.
Gracias al diseño de los Hidro-Tándem e Hidro-Tridem de Joskin, los vehículos tienen una superficie de apoyo al suelo muy elevada, lo que permite reducir considerablemente la compactación del suelo y conservar mejor su estructura. La estabilidad del conjunto del vehículo se ve también sensiblemente mejorada, ya que cada eje está soportado por ballestas enganchadas a un elemento de fijación situado delante del mismo.
Cuatro o seis cilindros dispuestos 2+2 ó 3+3 a ambos lados del chasis permiten que los cilindros de un mismo lado se unan entre sí en circuito cerrado, llevando a cabo la circulación del aceite según el principio de los vasos comunicantes. Esta independencia de los circuitos asegura una gran oscilación, de forma que durante la circulación el vehículo queda siempre en posición horizontal detrás del tractor, reduciendo así la tendencia a inclinarse en las curvas. El elevador del eje se monta de serie en todos los vehículos con Hidro-Tridem.
Para mejorar el confort y la seguridad, es posible optar por un sistema de eje autodireccional o direccional forzado, que se orienta siguiendo la dirección marcada por el tractor con un ángulo de +/- 15° con respecto al eje delantero.
Para desplazamientos en ruta a velocidades superiores a los 15 km/h o marcha atrás, un dispositivo hidráulico asegura un potente bloqueo y un alineamiento perfecto del tren trasero con el eje delantero, garantizando la seguridad del vehículo. Dos amortiguadores aportan estabilidad del eje directriz e impiden vibraciones demasiado fuertes de este último.
El eje “direccional forzado” constituye un importante elemento de seguridad que mantiene al vehículo en la línea de avance del tractor. Los vehículos con eje triple de Joskin están equipados de serie con un doble sistema direccional forzado (primer y último eje) que funcionan en ambos sentidos de la marcha.
El cilindro del eje está dirigido por un captor unido al tractor mediante una barra de enganche rápido fijada a la lanza mediante una rótula, accionando el circuito hidráulico que activa el cilindro captor. El equilibrio del sistema viene de la mano de los bombines compensados, que ejercen una fuerza idéntica en ambos sentidos de accionamiento. El circuito está equipado con una central de ajuste monobloque que cuenta con un manómetro, dos acumuladores de nitrógeno, una válvula de equilibrado y un circuito de calibración.

Sistemas direccionales electrónicos

Los sistemas direccionales electrónicos utilizan cilindros hidráulicos sobre los ejes y comparten con el sistema tradicional el mismo punto de anclaje al tractor , pero son gestionados por un micro-ordenador y un captador angular ubicado en la lanza. Gracias a este sistema, el ángulo de giro de la dirección se adapta de manera proporcional a la velocidad, aportando estabilidad al remolque durante los desplazamientos en ruta y muy especialmente durante las maniobras.
Entre sus ventajas cabe destacar la manejabilidad y estabilidad en los casos de aumento de la velocidad, disminución del ángulo de giro cuando la velocidad aumenta y bloqueo a partir de 50 km/h. Además, elimina el esfuerzo entre el tractor y el vehículo remolcado, particularmente en marcha atrás, y ofrece la posibilidad de dirigir el remolque para forzarlo a salir de una situación compleja gracias a una caja de mando en cabina (opcional).

FOTOS

VÍDEOS

Profesional AGRO es una publicación de MMC&S mediaclever comunicación & servicios.
Leer m´s