Profesional AGRO
Profesional AGRO

SUBIENDO EL LISTÓN

NUEVOS JCB FASTRAC
SERIE 8000

JCB celebra el 25 aniversario de su innovador tractor Fastrac con el lanzamiento de dos nuevos y potentes modelos de la serie 8000 que cuentan con todo el atractivo y el rendimiento de la gama. Basados en la respuesta sin precedentes de la serie 4000 pero con un notable incremento de potencia y de par, una nueva cabina CommandPlus y un nuevo diseño de capó –entre otras muchas novedades–, los nuevos Fastrac 8290 y 8330 alcanzan una nueva cota garantizando un rendimiento excelente.

Cuando pensamos en Fastrac lo primero que nos viene a la mente es un concepto de tractor diferente e innovador: su cabina montada en el centro, la inconfundible estética afilada de su capó, su distintiva suspensión delantera y trasera..., son tan sólo algunos de los rasgos distintivos que han convertido al emblemático tractor agrícola de JCB en una gama que sigue siendo única en la actualidad y que continúa ofreciendo a los agricultores y contratistas una combinación inigualable de características y ventajas de rendimiento que logran altos niveles de manejo y productividad.
Han pasado 25 años desde que aquella idea original de Lord Anthony Bamford de fabricar un tractor no convencional que tuviera alta velocidad en carretera y que fuese capaz de realizar el trabajo de campo, cristalizara con la presentación del Fastrac Serie 100 en el año 1991, fruto de varios años de desarrollo de prototipos, el primero de los cuales databa de 1987.

El Fastrac es un tractor único por su diseño y características, un verdadero “clásico moderno” de la agricultura.

El diseño del Fastrac ha evolucionado mucho desde entonces, pero ya desde los primeros bocetos se pudo apreciar que se trataba de un tractor diferente, cuyas tecnologías y componentes estaban organizados de una manera completamente innovadora y que ofrecía una comodidad de conducción nada habitual para un tractor agrícola gracias a la suspensión incorporada en ambos ejes. Con el Fastrac, el mito de que la suspensión y el arado eran una combinación imposible había pasado a la historia.
Aparte de ser el primer tractor agrícola de alta capacidad de arrastre con suspensión total y capaz de alcanzar velocidades máximas de 75 km/h, en los últimos 25 años el Fastrac ha sido pionero en incorporar una serie de innovaciones sin precedentes, como los frenos de disco como los de los camiones, la dirección a las cuatro ruedas con varios modos, el sistema antibloqueo de frenos (ABS) y la suspensión con autonivelación. También fue el primer tractor –y sigue siendo el único– que combinó esas características con una transmisión variable avanzada gestionada electrónicamente de forma continua. Todas las innovaciones incorporadas a lo largo de este cuarto de siglo han convertido al Fastrac en un tractor único, un verdadero “clásico moderno” de la agricultura mundial cuyo 25º aniversario bien merecía una celebración a la altura. Y qué mejor forma de conmemorar este vigésimo quinto cumpleaños que con el lanzamiento de dos potentes modelos representativos de la gama: los nuevos Fastrac 8290 y 8330.

La nueva Serie 8000

Tras la excelente acogida de los nuevos Fastrac serie 4000, con su exclusiva combinación de tamaño, rendimiento, control y comodidad para una amplia variedad de aplicaciones –desde pastos y tierras de labor hasta explotaciones agrícolas mixtas–, sus nuevos “hermanos mayores” incorporan varias de sus características más atractivas para aumentar su versatilidad y mejorar la experiencia del operador al mismo tiempo que se incrementan los niveles de rendimiento.
De esta manera, los nuevos tractores de la Serie 8000 cuentan con todo el atractivo y el rendimiento de la gama Fastrac pero introcucen importantes novedades. Si bien los cambios más evidentes a simple vista son el diseño distintivo y la cabina Command Plus, bajo la carrocería los nuevos Fastrac 8290 y 8330 incorporan una potencia un 14% mayor gracias a motores que cumplen las normas de emisiones Tier 4 Final, y un par hasta un 10% mayor que se suma a un mayor potencial de rendimiento.

CABINA COMMANDPLUS.

El operador se sienta en una posición un poco más delantera que antes, lo que mejora la calidad de conducción, y el espacio adicional liberado detrás de la cabina permite instalar una rociadora montada, una tolva complementaria de semillas o fertilizante, o un enganche de barra de remolque de tipo cuello de cisne para remolcar equipos pesados.
La estructura de la cabina inclinada hacia adelante da más sensación de espacio interior pero también mejora la visibilidad y el acceso a la cabina, y su parabrisas casi vertical reduce la absorción de calor en los días soleados.
El cristal de la puerta y las ventanillas laterales de gran longitud, junto con el acristalamiento del parabrisas más bajo y ancho ofrecen una extraordinaria visibilidad desde todos los ángulos, y la opción de ventana fija en el techo aporta más luz a la espaciosa cabina. Al abrir las ventanas de tres cuartos traseras se obtiene ventilación natural que se añade al aire acondicionado climatizador diseñado para mantener una temperatura de trabajo cómoda y eliminar rápidamente la condensación de las ventanas a primera hora de la mañana.
Un conjunto completo de luces de trabajo mantiene la visibilidad alrededor del tractor cuando se trabaja en las primeras horas de la mañana y por la noche, y un paquete LED opcional, que incluye hasta 18 luces en total, ofrece la máxima iluminación a los operadores de tractor que trabajan con frecuencia en las horas más oscuras.

Motor y transmisión

Los Fastrac 8290 y 8330 siguen utilizando un motor de seis cilindros y 8.4 litros, pero ahora su propulsor cumple la norma de emisiones Tier 4 Final. No obstante, la revisión de las especificaciones del motor no se limita al cumplimiento de la normativa de emisiones, sino que ahora ofrece más potencia y par gracias a la instalación de un doble turboalimentador que ofrece respuestas rápidas cuando el operador necesita aumentar la potencia.
Los dos turbos están instalados en serie: un turbo de diámetro relativamente pequeño se acelera rápidamente para responder con agilidad al pedal del acelerador, mientras que la unidad de mayor diámetro garantiza que haya potencia y par de sobra en toda la gama de revoluciones del motor.
A la velocidad nominal, el motor del Fastrac 8290 desarrolla 209 kW (280 CV) para igualar la potencia del modelo superior; la potencia del motor alcanza los 228 kW (306 CV) cuando se bajan las revoluciones con cargas pesadas de arrastre o remolque.
Pero es el nuevo modelo 8330 el que lleva al Fastrac a nuevos niveles de rendimiento con una potencia a velocidad nominal de 250 kW (335 CV) que alcanza los 260 kW (348 CV) a plena carga, lo que representa un generoso aumento de potencia de 32 kW (42 CV) equivalente al 14% de incremento.
Al mismo tiempo, el par máximo aumenta en un 10% hasta 1440 Nm a 1500 rpm, lo que da al tractor una capacidad aún mayor para mantener el tipo cuando las condiciones se vuelven más difíciles o el tractor se enfrenta a una pendiente, tanto en el campo como en carretera. Estas cifras suponen un aumento importante del rendimiento que se hace más evidente con equipos pesados de arrastre, implementos accionados por toma de fuerza exigentes y grandes remolques, cisternas y esparcidoras.

Dirección y suspensión

Los Fastrac serie 8000 continúan con la suspensión delantera de resortes y amortiguadores y la suspensión activa del eje trasero para mantener una altura de marcha uniforme y ofrecer el exclusivo y tradicional nivel de confort del que disfrutan los operadores de Fastrac.
Pero el cambio significativo lo aporta la nueva dirección hidrostática que sustituye al sistema mecánico servoasistido que se utilizaba previamente. Es más ligera, lo cual es especialmente apreciable a bajas velocidades con neumáticos anchos, y ofrece la nueva función seleccionable Rapid Steer con menos giros de tope a tope que facilita la vida del operador durante los giros en cabecera y las maniobras a baja velocidad.
Básicamente, los ingenieros de JCB han encontrado la manera de garantizar que el nuevo sistema siga ofreciendo la seguridad preventiva necesaria para cumplir las normas obligatorias para vehículos capaces de alcanzar velocidades de 70 km/h como es el caso del tractor Fastrac 8000.
Es compatible con la conducción guiada por GPS y el hardware opcional se instala junto con Rapid Steer. Los Fastrac incluyen de serie el sistema telemático LiveLink de JCB, que ofrece valiosa información de localización y funcionamiento, además de una programación ágil del mantenimiento y detección de fallos a distancia en colaboración con los distribuidores JCB y el propio equipo de asistencia técnica de JCB.

FOTOS

VÍDEOS

Profesional AGRO es una publicación de MMC&S mediaclever comunicación & servicios.
Leer m´s