Profesional AGRO
Profesional AGRO

OPINIÓN DEL AGRICULTOR

Maquileros, profesionales de la recolección y el trabajo a terceros

El trabajo de "maquilero" con una empacadora de grandes dimensiones supone una dedicación profesional y un constante cálculo de las mejores prestaciones de sus equipos. Hemos recogido el testimonio de José y Marcial Santamaría Alonso, propietarios de una empacadora Fendt 990 N, que comparten su experiencia profesional y sus estrategias para lograr el máximo rendimiento.

Profesional AGRO - Madrid 15/10/2020

En esta ocasión queremos conocer la opinión de los «Maquileros» que, de primera mano, nos pueden ofrecer los profesionales de la agricultura que emplean gran parte de su tiempo profesional en realizar trabajos a terceros. De esta manera, hemos contactado con una familia que desarrolla labores en la recolección de paja, vezas, alfalfa, heno, etc., con una tradición que les avala ante sus muchos y variados clientes desde hace muchos años. Sus nombres son José Santamaría Alonso y Marcial Santamaría Alonso, de la localidad de Papatrigo (Ávila). Para llevar a cabo esta labor profesional cuentan actualmente con una empacadora Fendt, modelo 990 N.

Preguntamos sobre su experiencia con la empacadora, de su propiedad, y el motivo que les decidió a comprarla, y nos indican que entre ellos se encuentra la historia de estas empacadoras, que se remonta a la fábrica de Hesston, en Kansas, Estados Unidos, siendo su resultado el producto de un gran fabricante y de una fabricación de alta calidad.

Entre los motivos también se encuentra el elegir una marca que ofrezca una completa gama, algo que es una base de garantía que se debe valorar. Los tamaños de las pacas más comunes, se encuentran dentro de los siguientes parámetros:

  • Anchura: 80/120 centímetros.
  • Altura: 70/90/130 centímetros.
  • Longitud máxima: 274 centímetros.

El poder elegir entre 4 y 6 atadores cubre las posibles demandas, además de ofrecer una serie de variantes y accesorios a incorporar que hacen mucho más versátiles a sus empacadoras, sin olvidar el apoyo de un servicio post-venta altamente profesional en todas las provincias.

La posibilidad, dentro de un mismo modelo, de disponer de distintos anchos de pick-up o recogedor, es también de alta importancia. Un pick-up de 2,26 metros de ancho de trabajo ya mantiene un ancho considerable, pero si ese mismo modelo, montándole una serie de accesorios, su ancho total de recogida llega a los 2,60 metros, entonces su efectividad, según el sistema de siega, aumenta de un modo muy efectivo. Una mayor anchura de recogida relaja la atención del operador y aporta y refleja un mejor trabajo sobre el terreno. Para conseguir un ancho de recogida del pick-up, de 2,60 metros, se montan dos rotores independientes, regulables en ángulo, manteniendo un sistema de protección contra atascos y golpes.

Según nos siguen informando, “no es igual el disponer de una guía de chapa fija en la parte superior del pick-up, que el montar un rulo giratorio robusto, con diversas caras en forma de prisma, que favorecen el guiado del producto recogido de un modo continuo y pretensado”. Por su parte, el disponer de una regulación hidráulica de acercamiento del pick-up al suelo, con información de aproximación, produce una recogida más efectiva del producto, además de disponer de un sistema de suspensión hidro-neumática, contra inesperados impactos.

El que el producto pase a una precompresión en todo el ancho del canal nos dará un resultado de pacas bien prensadas, lo que unido al control operativo desde el puesto de conducción, con el más moderno monitor tipo “táctil”, nos permitirá programar la densidad de las pacas. Además, también se puede actuar sobre el tipo de carga de la compresión del propio émbolo y mediante electro-válvulas que actúan sobre cilindros hidráulicos, regulan la presión sobre las compuertas laterales y la parte superior del canal, actuando en forma de un trío de pinzas.

El maquilero debe valorar, y mucho, el que su empacadora disponga de distintos dispositivos de control, además de otros puntos como:

  • Alimentación, precompresión, indicativo de densidad, sistema de atado, eyector de pacas con indicador de expulsión, rampa de descarga de pacas y la seguridad en distintos giros de elementos, lubricación automática, cámara terminal que nos ofrece una visión de control excelente, control de humedad y peso, etc.
  • La facilidad en proceder al posible desatasco por la recogida de un cuerpo extraño.
  • El tener acceso a cualquier punto de nuestra empacadora de un modo sencillo y fácilmente operativo, lo que facilitará el trabajo diario.
  • El disponer de una iluminación, tipo “led”, en toda la máquina, para mejorar la labor nocturna.

Uno de los puntos de máxima importancia a considerar que ayudará a bajar los costes del trabajo con una empacadora de grandes pacas es qué tipo de máquina ha efectuado la recolección de las semillas y el modo que ha dejado el producto vegetal sobre las distintas hileras, a ser posible bien formadas con un tratamiento de la paja adecuado y con un ancho específico y uniforme.

El que la cosechadora recolectora de las semillas disponga de ancho de corte de 5 metros, 7 metros o incluso 9 metros de trabajo, puede influir sobre la empacadora de grandes pacas, en realizar una más rápida o lenta recogida del producto, efectuando un menor o mayor número de maniobras, aumentando o disminuyendo en un 40%/80%, algo que se debe considerar y calcular, al pasar los presupuestos oportunos.

Siempre tomando como base de información lo comunicado por los Sres. Santamaría, la velocidad ideal de recogida por la empacadora se fija sobre una escala de 7/14 kilómetros por hora, dependiendo en todo momento del rendimiento y estado del producto a recoger, características del terreno, equilibrio entre la empacadora y el tractor que la acciona, profesionalidad del propio operador, etc.

Empacadoras de gran tamaño

También nos informan que en una empacadora de grandes pacas, de características igual a la que ellos disponen, sobre la recogida de paja de cereales y tomando como referencia unas 200 hectáreas, con un rendimiento de unos 440.000 kilos de paja, los costos aproximados que hay que prever estarán entre los 12,5 y los 18,0 euros por hectárea, incluyendo los costos de los ovillos, los gastos de mantenimiento de empacadora, tractor y operario, etc. Por paca de paja efectuada con un peso aproximado entre los 250/290 kilos, cobran unos 5 euros, lo que les permite en una hectárea con un potencial de paja sobre los 2.200 kilos en realizar entre las 8/9 pacas, igual a unos 40/45 euros. En un camión medio apropiado, se suelen cargar entre 65/75 pacas de paja, siempre en línea a los 20.000 kilos de paja.

Por supuesto que la longitud de las pacas y las características del camión resultarán fundamentales para proceder a una carga mayor o menor en número de pacas. Las amortizaciones sobre el capital invertido deben calcularse sobre el total de la inversión y el tipo del costo del dinero, tiempo de trabajo y rentabilidad del mismo, gastos fijos y aquellos que fluctúan según las horas de trabajo, valor residual, etc.

El precio del kilo de paja varia en cada campaña; actualmente se encuentra sobre los 0,04/0,06 céntimos de euro, sobre los 40/60 euros tonelada –siempre según nos informan–, mientras que la alfalfa se cotiza sobre los 180/250 euros tonelada, entre los 0,18 y 0,25 céntimos de euro por kilo. La presentación y calidad resultan determinantes sobre el precio de venta.
La paja picada, muchas veces utilizada para camas, es la que mantiene una longitud media de entre 2 y 3 centímetros y suele ser más cara que la paja normal –habitualmente entre el 60% y el 100%–. En estas ventas el volumen y peso de las pacas influyen mucho, sobre todo por el costo del transporte.

La propia empacadora puede picar la paja al incorporarla una serie de cuchillas que realizan esta función, pudiendo montar un menor o mayor número según el deseo del tipo de picado. En esta empacadora el montaje de las cuchillas se realiza de un modo fácil y por ello rápido.
Por otro lado, el tipo de cuerda aconsejada es: Plástico de 110/150 metros por kilogramo.

Siempre debemos atender los consejos del fabricante, respecto a la presión, longitud de las pacas y sistema de manipulación. Cerramos este artículo agradeciendo a los hermanos Santamaría su amabilidad y trato; también a la firma Agro-Mecánica Jemar, S.L., de Arévalo (Ávila), por su muy valorada y estrecha colaboración, y especialmente a don Benjamín Andrés, quien nos ha atendido de un modo profesional y ha enriquecido nuestros conocimientos con gran cantidad de datos prácticos y teóricos, los cuales guardamos para futuros estudios.

Félix Pascual Pérez / Cristina Pascual


Suscríbete a nuestra Revista Digital Profesional AGRO


Escaparate de productos

Aguacate, un cultivo rentable

Como tantos otros cultivos, el aguacate vino desde América para quedarse entre nosotros. España cuenta con una producción en aumento de este fruto, muy apreciado y demandado, que ofrece una buena rentabilidad.

Verano positivo

Durante los meses de julio y agosto la inscripción de maquinaria agrícola en los distintos registros oficiales ha mejorado con respecto a los mismos meses de un año antes. El efecto del Plan Renove y el parón de los meses de primavera pueden explicar esta mejora. Aún así los datos acumulados siguen en negativo.

NEWSLETTER

Reciba semanalmente una selección de las noticias más destacadas de la actualidad del sector agrícola de forma totalmente gratuita y cómodamente en su ordenador. Rellene los datos que se solicitan en el formulario (email y nombre son necesarios) para recibir el Newsletter en el email que nos indique.

Profesional AGRO es una publicación de MMC&S mediaclever comunicación & servicios.
Leer m´s