Profesional AGRO
Profesional AGRO

Gabriel Trenzado

Gabriel Trenzado ha sido nombrado recientemente director general de Cooperativas Agro-alimentarias de España. El cooperativismo español en el sector primario supone el 65% de la producción agraria final y el 26% de la industria agroalimentaria.

Profesional AGRO - Madrid 4/08/2022

Gabriel Trenzado

En primer lugar, desde la revista Profesional AGRO queremos darle la enhorabuena por su reciente nombramiento como director general de Cooperativas Agro-alimentarias de España ¿Cuál es su trayectoria dentro de Cooperativas Agro-alimentarias de España?

Muchas gracias. Tras 21 años sirviendo al cooperativismo agroalimentario en muchas facetas, para mi es todo un honor y una gran responsabilidad hacerme cargo de la Organización como director general. Agradezco a mi Consejo Rector la confianza que han depositado en mi para impulsar el trabajo y la imagen del cooperativismo agroalimentario ante la sociedad, las instituciones y otras organizaciones desarrollando nuestra misión. 

Empecé en la Organización en enero de 2001 como apoyo técnico, y mi trayectoria ha estado muy vinculada a la actividad comunitaria y su impacto en los diferentes sectores productivos de cooperativas, especialmente he coordinado a todos los sectores en cuestiones de PAC, desarrollo rural, comercio internacional, cadena alimentaria, promoción y muchas otras cuestiones. Siempre he tenido una visión muy horizontal en las funciones que he desempeñado. 

Me gustaría que presentase brevemente el sector en España ¿Cuáles fueron los primeros pasos del cooperativismo en nuestro país? ¿En qué situación nos encontramos ahora en cuanto a número de cooperativas agroalimentarias y cuál es su peso en la economía?

El cooperativismo agroalimentario tiene una historia diferente en cada país. En España sus inicios son muy dispares, pero su desarrollo vino marcado como una fórmula de desarrollo económico de los agricultores y ganaderos frente a la industria, proveedores o por falta de financiación, que aprovechaban su debilidad productiva y comercial. En España el desarrollo del cooperativismo vino muy impulsado desde el movimiento católico, si bien la primera ley cooperativa española data de la segunda república. 

Hoy el cooperativismo español es un conjunto de empresas de muy diverso desa-rrollo formadas por más de un millón de familias socias, pero que está evolucionando para adaptar su acción a los retos de los mercados y el contexto actual. Según nuestro último observatorio del cooperativismo agroalimentario español de 2021, (OSCAE), las cooperativas facturaron más de 34.000 M€, que representa en valor el 65% de la producción final agraria, el 26% de la industria agroalimentaria y emplea directamente a más de 119.000 personas. Hay que tener en cuenta que el conjunto de la cadena agroalimentaria en España representa el 12% de nuestra economía y es la actividad económica industrial que aporta de lejos la mayor balanza comercial positiva, casi 20.000 M€, siendo la 7ª potencia agroalimentaria a nivel mundial. 

¿Cuál es la situación del cooperativismo en España comparado con otros países europeos? ¿Cuáles son los objetivos a medio y largo plazo?

Tenemos ejemplos de cooperativas líderes mundiales en algunos sectores, pero como cualquier otra empresa tenemos mucho margen de mejora, especialmente en dimensión empresarial y en avanzar en la cadena de valor. En la UE, los países nórdicos tienen cooperativas muy dimensionadas, eficientes y especializadas, lo que les permite afrontar otros mercados y proyectos de innovación con mucha mayor garantía de éxito, ya que la dimensión económica es una palanca de desarrollo fundamental. Estamos hablando de empresas que facturan varios miles de millones de euros y que son líderes indiscutibles en su país y de referencia internacional. Y en los países mediterráneos, Francia, Italia, Portugal, con muchas y distintas producciones, el cooperativismo se asemeja más al nuestro.

A medio y largo plazo, el cooperativismo debe seguir trabajando en mejorar su dimensión económica, pero existen otros retos donde las cooperativas serán claves del cambio y una herramienta fundamental para sus socios y socias, especialmente en conseguir la sostenibilidad económica, social y medioambiental, y generar un sector rentable que aporte valor, que las explotaciones de nuestros socios y socias sean rentables. 

Pero para conseguir estos objetivos debemos abordar un reto fundamental de manera sólida e insistente, como es abordar el relevo generacional y una mayor incorporación de la mujer. Nuestras estructuras empresariales y socios están envejecidos y es un sector muy masculinizado. Hay que volver a conseguir que las cooperativas sean fórmulas empresariales atractivas para nuestros jóvenes y que la mujer participe en mayor medida de esta actividad. Una cooperativa sin su base social deja de tener sentido, y no tiene sentido desperdiciar el 50% de nuestra materia gris, las mujeres. 

¿Qué sectores son los que cuentan con un mayor número de cooperativas?

El cooperativismo está en casi todos los sectores productivos, pero está más presente en aquellos donde se necesita una industrialización del producto o donde se necesitan servicios. Las empresas cooperativas están muy presentes en el aceite de oliva, el vino, cereales, lácteo, pero también en las actividades de suministros o servicios.  Sin embargo, en valor, el sector que más factura en el cooperativismo son las frutas y hortalizas que representan un tercio de la facturación, pero sólo el 23% de las cooperativas. 

¿Qué beneficios aporta para los agricultores y productores un sistema de producción y transformación cooperativista? ¿Y para la sociedad en general?

En el futuro el productor será cooperativista o no lo será. Generalmente uno se hace miembro de una cooperativa para satisfacer una necesidad económica o un servicio que por sí mismo no puede alcanzar. Que un productor sea miembro de una cooperativa le hace participar del valor generado por la cadena en otros eslabones de esta, le aporta seguridad de cobros, mayor poder de negociación por ir unidos, servicios profesionalizados, abastecimiento de suministros y servicios a mejor coste porque aprovechan las economías de escala, acceso a innovación, internacionalización, servicio de crédito, etc. Una cooperativa tiene la capacidad y la operatividad que decidan sus socios y socias. 

Para la sociedad en general es un modelo de empresa que no se deslocaliza, arraigado en el territorio porque sus dueños son sus proveedores, genera actividad económica y servicios a la sociedad en lugares donde otro tipo de empresas abandonan porque no obtienen la suficiente rentabilidad. Una cooperativa tiene una visión de la sostenibilidad económica, social y medioambiental metido en su ADN y en sus propias normas de funcionamiento. Mientras que los resultados económicos de una cooperativa se quedan en el territorio y generan actividad y riqueza. Otros modelos, como los fondos de inversión, muy de moda últimamente, explotan el territorio y se los llevan fuera, sin generar actividad económica en el territorio. 

¿Qué papel juegan las cooperativas en las exportaciones de nuestros agroalimentarias de nuestro país?

Un papel fundamental. El 30% de la actividad cooperativa es exportadora, principalmente al mercado europeo, pero cada vez más a países terceros. Representa el 15% del total de las exportaciones de España. Son cifras importantes, pero creo que mejorarán año a año. 

Recientemente se ha celebrado en Toledo el 8º Congreso de Cooperativas Agro-Alimentarias de España ¿Cuáles han sido las principales conclusiones tras este Congreso? ¿Cuál es la salud del sector cooperativista español?

Sería muy amplia la respuesta, pero en general debemos afrontar el reto de la sostenibilidad e impulsar el modelo cooperativo ante los nuevos productores y ante la sociedad, porque es la única fórmula empresarial diseñada para integrar todos estos aspectos de manera natural en sus estrategias empresariales, y porque es fundamental para que la cadena de valor cree eso, valor en todos sus eslabones. También es un instrumento clave y estratégico para afrontar el cambio de modelo productivo frente a los retos del clima y de las nuevas exigencias medioambientales, aplicando asesoramiento y dando acceso a los productores a la innovación y a la digitalización, claves para el cambio.  

La salud económica de las cooperativas es sólida en términos generales, pero tiene varios retos que son clave para el futuro. El de la dimensión empresarial, que es un clásico, pero hay todavía mucho por hacer, el relevo generacional y la incorporación de la mujer, si en esto las cooperativas fracasan tendremos muchas dificultades, porque son empresas cuya riqueza está en su base social, que debe ser activa, con visión de futuro y que produzca entornos vivos y atractivos para atraer el talento a nuestro sector y al entorno rural. 

Entre los compromisos de este Congreso se encuentra el lanzamiento de una marca de Cooperativas ¿Cuál es el objetivo de esta iniciativa? ¿Qué tipo de productos se podrán amparar bajo este sello?

Pues el principal objetivo es dar a conocer al consumidor lo que hay detrás de un producto cooperativo, y que escojan este producto porque les aporta un mayor valor en un concepto amplio, que conozcan que cuando compran cooperativo el origen está asegurado, su trazabilidad y que el productor de base participa y se beneficia de esa compra. En definitiva, es un logo que busca informar y dar un plus en valor al producto que lo incorpore. 

Estamos todavía trabajando en las condiciones y tipología de productos, pero seguro que serán productos de calidad y que lleguen al consumidor. 

También se ha presentado Plan Estratégico para las cooperativas, PECOOP ¿Cuáles son las líneas principales que se marcan en este plan? ¿Cuál es su objetivo?

Un plan estrategico tiene que marcar unos ejes de trabajo conforme a unos objetivos previamente debatidos y acordados por el conjunto del sector cooperativo agroalimentario. El plan que tenemos se inició en 2021 y terminará en 2024, por lo que ya hemos estado trabajando en muchos proyectos y cuestiones, y acogiendo otros nuevos obligados por los acontecimientos de los últimos años. 

El plan está compuesto por 6 ejes que abarcan 37 objetivos. Con ellos buscamos mejorar la sostenibilidad económica, social y medioambiental de nuestras cooperativas, comunicar a la sociedad y ante administraciones públicas el valor que aportan estas empresas, y ayudar al sector en la difícil tarea del cambio del modelo productivo a través de la innovación y la digitalización. 

Nos encontramos en una etapa histórica marcada por la incertidumbre, con una pandemia que no acaba de irse, una guerra en Europa y un cambio climático que obliga a replantear ciertas estrategias de producción ¿Qué papel juegan las cooperativas para hacer frente y mitigar estos problemas actuales?

Efectivamente tenemos un contexto de incertidumbre, pero el sector agroalimentario está en una buena posición porque es básico y estratégico, y con la pandemia y la guerra se está demostrando que no podemos dar las cosas por hecho. Creo que hay muchas oportunidades, pero hay que saber aprovecharlas. El modelo cooperativo está preparado para afrontar cualquier reto desde la cooperación y la colaboración, porque si hay algo que nos deja claro esta nueva situación es que los retos que tenemos por delante no se pueden abordar de manera individual o descoordinada, es necesario cooperar. 

Si quiere añadir algo más…

En el cooperativismo somos conscientes de que debemos generar una cadena de valor que genere eso, valor. Debemos afrontar el cambio climático y el nuevo contexto internacional desde la cooperación y la seguridad, no desde la especulación y la desregulación. En el cambio de modelo productivo, la cooperativa agroalimentaria es la única fórmula empresarial que puede dar sostenibilidad y resiliencia a las pequeñas y medianas explotaciones ante los nuevos retos y escenarios, atraer a jóvenes, incorporar a la mujer y a atraer talento comprometido con nuestras actividad, que es de una gran responsabilidad, la producción de alimentos y materias primas para el desarrollo nuestra sociedad. 


TECNOVID 2023
mapa

Encuentre su concesionario o distribuidor más cercano

Rápido, cómodo y sencillo. BUSCADOR

Newsletter Semanal

Suscríbase al Newsletter Profesional AGRO y reciba las noticias más importantes del sector agrario.

He leído y acepto la Política de Privacidad


La producción de cereales y oleaginosas desciende

En un contexto de incertidumbre, las producciones de cereales y oleaginosas serán menores este año, sin que se haga nada para mitigar los gravísimos problemas que esta menor producción, junto con los incrementos de costes acarrean a los productores.

Las inscripción de maquinaria pierde unidades en Junio

"Junio no trae buenas noticias al sector, con una reducción en el número de tractores matriculados del 13,63% y del total de la maquinaria del 34,34%. En el primer semestre la reducción en el número de tractores inscritos se sitúa en el 13,41% y la del conjunto de la maquinaria en el 15,93%."

TODA LA INFORMACIÓN DEL SECTOR EN SU MANO

"Reciba semanalmente una selección de las noticias más destacadas de la actualidad del sector agrícola de forma totalmente gratuita. Una herramienta perfecta para disponer de la mejor información de forma fácil y sencilla, recibiéndola cómodamente en su ordenador o smartphone."

Profesional AGRO es una publicación de MMC&S mediaclever comunicación & servicios.
Leer m´s