Profesional AGRO
Profesional AGRO

Kramp-Recinsa

Entrevistamos a Virginia Rodríguez, directora comercial de Kramp-Recinsa

Kramp-Recinsa se ha convertido en un operador de referencia en lo que a recambio agrícola se refiere. Durante estos meses no ha dejado de dar servicio a un sector esencial como el agrícola. Su estructura y la adaptación a las nuevas tecnologías hacen que se encuentre a la vanguardia para afrontar la nueva situación.

Profesional AGRO - Madrid 1/07/2020

Virginia Rodríguez, directora comercial de Kramp-Recinsa

En primer lugar es imprescindible preguntar por cuál es el nivel actual de actividad de la empresa ¿Cómo se encuentran trabajando en este momento? ¿Qué medidas han tomado para asegurar la salud tanto de los empleados como de los clientes?

Siempre hemos estado al 100%, con todo nuestro personal al servicio de nuestros clientes. Hemos querido primar el dar el mejor servicio a nuestros clientes y el que nuestros colaboradores no se vieran afectados en estos momentos tan difíciles y no hemos implantado medidas de reducción de jornada laboral (ERTE). A pesar de la ralentización que durante las semanas más duras se produjo, por el cierre de numerosos negocios, hemos recuperado actualmente el nivel de actividad habitual.

Respecto a las medidas adoptadas, tengo que decir que para nosotros la seguridad de nuestros empleados fue una prioridad absoluta desde el primer momento. Desde los primeros días se organizó la compra y recepción de equipos informáticos y teléfonos móviles para que aquellas personas que tuvieran opción de teletrabajar, pudieran hacerlo rápidamente.  Se organizó el desvío de teléfonos para que el equipo de ventas pudiera seguir atendiendo a los clientes. Hemos mantenido las más estrictas medidas de Seguridad y Salud laboral para el número reducido de personas que permanecieron en oficinas, informándoles y facilitándoles los equipos de protección (geles y mascarillas), tanto en Madrid como en las delegaciones. Separamos los turnos de los almacenes, para minimizar los riesgos, se reforzó la limpieza de las instalaciones y, gracias a la fantástica labor de todo el equipo, conseguimos estar siempre a disposición de nuestros clientes para todo lo que pudieran necesitar.

Durante los días más difíciles de la Covid 19 ¿Qué nivel de actividad ha tenido la empresa? ¿Cómo han asegurado la actividad en ese periodo?

Una vez garantizada la seguridad de nuestros empleados, para nosotros era imprescindible, lo siguiente era asegurarnos de que manteníamos la empresa funcionando con total normalidad, a pesar de las circunstancias. Uno de los valores de nuestra empresa es “el cliente es lo primero”, y como tal queríamos estar al pie del cañón para ayudarles en su día a día. Gracias a nuestra presencia internacional, pudimos asegurar el suministro de materiales, lo que es clave en nuestro negocio. Manteníamos contacto constante con nuestros operadores logísticos para poder asegurar el mejor nivel de entregas posibles. Y todo el equipo estuvo disponible siempre para cualquier necesidad que pudiera surgir.

Por supuesto el nivel de actividad bajó unas semanas, pero se está recuperando rápidamente gracias a ser un sector esencial y las buenas perspectivas de cosechas de este año.

Agricultores y ganaderos han mantenido su trabajo para garantizar el abastecimiento de alimentos de la población ¿Cuál ha sido el papel de las empresas con actividades ligadas al sector primario como Kramp-Recinsa para asegurar este nivel de compromiso?

Desde Kramp – Recinsa, hemos sido conscientes de que asegurar los suministros a toda la población era una prioridad, y por supuesto una gran responsabilidad. Por ello mantuvimos contacto constante con nuestros clientes y proveedores, para garantizar que todo pudiera funcionar, al menos en nuestro sector, con la “normalidad” que era posible. Nuestros comerciales les llamaban y hacían seguimiento de sus necesidades pero por supuesto también nos importaba el lado humano, ver si sus negocios se estaban viendo afectados. Nos aseguramos que los tractores que necesitaban piezas las tuvieran, que los talleres y concesionarios que estaban abiertos dispusieran de todo lo necesario e incluso que nuestros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que realizaban una labor tan importante, contaran con lo que pudieran requerir. Así, por ejemplo, al hospital de Ifema de Madrid enviamos las baterías necesarias para su funcionamiento.

Justo antes del inicio de la pandemia, en la feria FIMA, se celebraron los 40 años de Recinsa y se escenificó la alianza con Kramp ¿En qué punto se encuentra la integración de ambas empresas? ¿Se puede dar por finalizada?

“Contamos con oficinas centrales en Madrid, donde tenemos dos almacenes y 9 delegaciones a lo largo de toda la geografía nacional”

La unión de Kramp y Recinsa, como ya se mostró en FIMA, es una realidad. Hemos integrado las estructuras comerciales, internas financieras, procedimientos y formas de trabajar. También nuestras políticas y sistemas de gestión interna. Además, es posible ya comprar una gran parte del portafolio de productos de las dos empresas, tanto de forma online como offline. ¡Pero seguimos trabajando para que por la web se pueda adquirir cualquier producto!

Y, una de las partes más importantes, hemos trabajado por crear una única Cultura Corporativa donde todos nos sintamos parte de la nueva Compañía . Las dos empresas compartían una visión de negocio y forma de trabajar muy parecida: el trabajo en equipo, el foco en la atención al cliente y el compromiso. Sin embargo, todavía seguimos trabajando para aumentar aún más nuestras sinergias y salir como una empresa más fuerte aún.

¿Cómo ha quedado organizado Kramp – Recinsa en nuestro país? ¿Con qué instalaciones cuentan para dar servicio dentro de nuestro país?

Actualmente contamos con dos almacenes en Madrid, donde están también nuestras oficinas centrales, y 9 delegaciones a lo largo de la geografía nacional, que nos ayudan a mantener la cercanía con nuestros clientes y responder rápidamente a sus necesidades. Además de una red de comerciales que alcanza a toda la península incluido Portugal y que llevan a cabo una gestión personalizada de atención a los clientes.

Y fuera de nuestras fronteras ¿Con qué instalaciones cuentan en los diferentes países europeos?

Kramp, con aproximadamente 3.000 empleados, cuenta con 24 oficinas de venta en diferentes países, y 10 centros de distribución, con los que podemos atender a nuestros más de 40.000 clientes.

En cuanto al usuario final ¿Qué ventajas aporta la unión de Kramp y
Recinsa?

Para nosotros nuestro usuario final son los concesionarios, talleres y tiendas de recambios. Y es en ellos en los que nos centramos. Para ellos, las ventajas de la unión de Kramp y Recinsa son evidentes. Gracias a la misma, tienen ahora acceso a más de 500.000 referencias tanto de tractor como de maquinaria y producto complementario, con un equipo de especialistas muy cualificados que les ayudan a resolver cualquier duda que les pueda surgir y asesorarles sobre las piezas y productos que puedan necesitar para sus reparaciones, así como recomendaciones relativas a como optimizar su punto de venta para maximizar sus beneficios. Nuestra visión es ser el socio esencial en el mercado de recambios y accesorios agrícolas satisfaciendo las necesidades del agricultor en colaboración con el distribuidor.

Nos caracterizamos también por ser una empresa innovadora, con una inversión constante para poder mejorar la experiencia del usuario. Así lo demuestra el desarrollo de nuestra Aplicación móvil de Kramp, con un sistema de reconocimiento de piezas, desarrollado conjuntamente con Google, que simplifica la búsqueda y compra de nuestros productos. Dicha aplicación, presentada en noviembre del 2019 en Agritechnica, ya ha recibido numerosos galardones, de lo cual nos sentimos muy orgullosos y satisfechos.

¿Cómo es su organización para la gestión de los pedidos, preparación y entrega a los concesionarios? ¿Cuál es el tiempo medio de entrega desde que se recibe el pedido hasta su entrega?

Nuestros clientes tienen diferentes canales por los que pueden realizar sus compras: el canal online, donde Kramp es una de las empresas pioneras del sector, y el canal telefónico. Una vez recibido el pedido por cualquiera de ellos, éste pasa al almacén, donde se prepara el envío. Todos se envían en 24h si la mercancía está disponible, lo que ocurre en la mayoría de los casos, incluso con entrega en el mismo día en función del destino. Si está en nuestro almacén de Francia, llegan en 48h. Así, en dichas 48h, podemos entregar más del 90% de nuestros pedidos.

Si la mercancía no está disponible, por supuesto ofrecemos la posibilidad de buscarla en cualquiera de nuestros almacenes europeos, o solicitarla a nuestros proveedores, con un plazo medio de entrega de 4 días en estos casos.

En el futuro más inmediato ¿Cómo espera que evolucione la situación en los próximos meses? ¿Espera que se puedan recuperar los niveles de actividad previos?

Es cierto que la incertidumbre actual hace difícil predecir la evolución de los mercados en los próximos meses, pero confiamos que nuestro sector se recupere gracias a las buenas perspectivas existentes respecto a la cosecha. La climatología en general nos ha ayudado bastante, y esperemos que no haya cambios que influyan negativamente. Además, y por sacarle un aspecto positivo a estos últimos meses, creo que se ha revalorizado el papel de la agricultura y todo el sector primario, haciendo a la sociedad actual más consciente de la importancia que éste tiene para el bienestar del país.

Y más a largo plazo, en su opinión, que cambios traerá la actual situación en la economía en general y en el sector agrícola en particular?

Creo que la situación actual ha acelerado la transformación digital de la que todos llevamos hablando los últimos años. Por las circunstancias actuales, muchos hemos tenido que trabajar desde casa, hacer uso mucho más frecuente de herramientas digitales, realizar compras online. Esto nos ha demostrado que estamos listos para avanzar más rápidamente en la transformación de los negocios, en la coexistencia de diferentes canales de ventas, físicos y digitales, en la necesidad de adaptar nuestros negocios a estas nuevas necesidades. Creo que en tres meses hemos avanzado más en la transformación digital que en 5 años. Y esto ya no tiene marcha atrás. Hemos descubierto las ventajas que las nuevas tecnologías nos proporcionan, y hemos visto que son seguras, que responden en circunstancias difíciles, y que nos permiten una flexibilidad que antes no teníamos.

Creo que esto aplica a cualquier sector de nuestra economía. Y por supuesto el agrícola no va a ser menos. Nuestras consultas online han aumentado, el número de clientes que han empezado a comprar online también, al igual que las ventas, y esto ha  permitido a nuestros clientes responder a las necesidades que les han surgido. La adopción de la tecnología no puede sino mejorar nuestro trabajo, y tenemos que dejar que esto sea así. Solo así mejoraremos nuestra competitividad, lo que redundará en un mayor beneficio para nuestro sector.

Si quiere añadir algo más…

Gracias por todo!


Suscríbete a nuestra Revista Digital Profesional AGRO


Escaparate de productos

Aguacate, un cultivo rentable

Como tantos otros cultivos, el aguacate vino desde América para quedarse entre nosotros. España cuenta con una producción en aumento de este fruto, muy apreciado y demandado, que ofrece una buena rentabilidad.

Verano positivo

Durante los meses de julio y agosto la inscripción de maquinaria agrícola en los distintos registros oficiales ha mejorado con respecto a los mismos meses de un año antes. El efecto del Plan Renove y el parón de los meses de primavera pueden explicar esta mejora. Aún así los datos acumulados siguen en negativo.

NEWSLETTER

Reciba semanalmente una selección de las noticias más destacadas de la actualidad del sector agrícola de forma totalmente gratuita y cómodamente en su ordenador. Rellene los datos que se solicitan en el formulario (email y nombre son necesarios) para recibir el Newsletter en el email que nos indique.

Profesional AGRO es una publicación de MMC&S mediaclever comunicación & servicios.
Leer m´s