Profesional AGRO
Profesional AGRO

ESPECIAL COVID-19

El sector agrícola frente al Coronavirus

Profesional AGRO - Madrid 2/07/2020

La pandemia generada por el Coronavirus ha supuesto una interrupción total de la vida normal de todas las personas y negocios. Una interrupción brusca que ha obligado a reinventarse a todo el mundo.

En este escenario, la agricultura y todas las actividades que la rodean fueron declaradas esenciales, dada la necesidad de garantizar el suministro de alimentos seguros y de calidad. Hemos pedido a las principales empresas del sector que nos señalen cómo han vivido desde dentro esta situación y cuáles son sus previsiones hasta finales de año.

Haga click en cada marca para desplegar las respuestas:

¿Qué impacto ha tenido en su empresa la crisis de la Covid-19 y qué medidas se han tomado entre personal y clientes para mitigarlo?

Los impactos fueron la desaceleración de la producción de máquinas agrícolas acumulando un retraso en la entrega de más o menos 20 días. La sociedad Joskin reaccionó con rapidez en la entrega de mascarilla a todos los trabajadores y la distancia social se estableció rápidamente. La empresa pudo funcionar más o menos al 80% y todos los clientes han sido advertidos por correo postal del posible retraso en la entrega.

¿Cómo se ha comportado el sector agrícola durante estos meses y cuál cree que es la situación actual?

La situación agrícola se mantuvo más o menos estacionaria. El mercado agrícola tiene una inercia muy importante, por lo que mantenemos nuestro optimismo.

¿Cree que va a haber una recuperación rápida y cuáles son sus previsiones hasta finales de año?

Creemos que los mercados se recuperarán pronto. Nuestro pronóstico da un año con una pérdida del 4% que es realmente pequeño. “Somos más afortunados que el sector industrial”.

¿Qué impacto ha tenido en su empresa la crisis de la Covid-19 y qué medidas se han tomado entre personal y clientes para mitigarlo?

Como en todos los sectores los primeros días fueron duros por el desconcierto de lo que se debía hacer, cómo y en qué condiciones. Problemas con la movilidad, reestructuración de horarios y jornadas de trabajo, adaptación de espacios, turnos, medidas de seguridad, bajas laborales del personal de riesgo, etc. fueron un cúmulo de circunstancias que afectaron en mucho al día a día. Afortunadamente el sector Agrícola al estar entre los considerados como esencial ha permitido que se haya podido trabajar dentro de las limitaciones que permitía el estado de alarma decretado y no sin esfuerzo se ha podido cumplir con las previsiones productivas y plazos de entrega establecidos. La parte comercial internacional, es la que se ha visto más afectada. El no poder viajar y el desconocimiento de cuándo se va a normalizar la movilidad, son factores que deberemos esperar cómo evolucionan.

¿Cómo se ha comportado el sector agrícola durante estos meses y cuál cree que es la situación actual?

En nuestro caso, debemos diferenciar el mercado nacional del internacional. El mercado interno debido a la excelente cosecha de cereal prevista para esta campaña, ha estado al margen de la pandemia y los agricultores y empresarios han seguido con sus previsiones de compra e inversión. Todo lo contrario que en el mercado externo. La desconfianza con lo desconocido y el cierre de fronteras han sido un freno generalizado para nuevos contratos y negocios. Actualmente e internacionalmente lo más preocupante va a ser cómo afrontar la nueva realidad. ¿Volveremos a lo conocido? o ¿nos tendremos que reinventar? ¿Qué movilidad nos espera? Son incógnitas que tendremos que despejar y buscar las soluciones más adecuadas en cada momento.

¿Cree que va a haber una recuperación rápida y cuáles son sus previsiones hasta finales de año?

No debemos esperar ni confiar en que la recuperación sea rápida. Son muchos los algoritmos que han variado con esta pandemia y volverlos a alinear todos, no va ser tarea fácil. Lo que más urge es una vacuna efectiva que nos devuelva la confianza. El sector primario, gran olvidado en muchas ocasiones, así como todas las industrias relacionadas, han pasado por momentos difíciles y complicados y siempre se ha sobrepuesto a las adversidades. Esperemos una vez más así sea y de esta experiencia, impensable hace unos meses, salgamos todos mucho más reforzados.

¿Qué impacto ha tenido en su empresa la crisis de la Covid-19 y qué medidas se han tomado entre personal y clientes para mitigarlo?

Kverneland Group Ibérica quedó impactado por la virulencia del coronavirus y como afectó la vida de tantas personas, y por tanto, la necesidad de implementar las medidas necesarias para salvaguardar lo más importante: la salud propia y la del resto. El sábado 14 de marzo, que el Gobierno decretó el Estado de Alarma, estuvimos todos en contacto y se informó de las prevenciones que se había decidido adoptar. Seguimos las recomendaciones de las Autoridades Sanitarias, a la vez que llevamos a cabo las restricciones y normas que desde Kverneland Group se indicaron. Desde ese momento hasta la actualidad, hemos ido adaptando semana a semana nuestro trabajo, garantizando el carácter Esencial de nuestro sector y priorizando los servicios imprescindibles y urgentes que desde el mercado hemos detectado. Estamos orgullosos del trabajo en equipo hecho, potenciando la colaboración entre personas y departamentos. Nuestros distribuidores merecen también nuestro reconocimiento y han sido quienes han dado el apoyo más directo a los agricultores, haciendo el seguimiento y servicio a sus máquinas.

¿Cómo se ha comportado el sector agrícola durante estos meses y cuál cree que es la situación actual?

El sector agrícola es Esencial. Así es, y así quedó definido por las Autoridades durante estos meses en los que el trabajo y la movilidad ha quedado restringido. Los agricultores y su gran labor van por delante de todo el resto. A todos ellos cabe agradecer su esfuerzo y dedicación. El comportamiento ha sido excelente, y por ello, la sociedad está dando el valor merecido al sector. En Kverneland Group hemos sido afortunados y todas nuestras fábricas de Europa han seguido produciendo. Tan sólo KG Ravenna y KG Les Landes Genusson ralentizaron dos semanas su actividad, y podían entregar equipos y máquinas fabricadas previamente. Los repuestos y recambios de todas nuestras máquinas han estado disponibles y sólo algunas incidencias en el transporte han activado otros canales para encontrar soluciones para los clientes. La actualidad apenas ha cambiado respecto a las medidas de seguridad y prevención adoptadas en todos los centros de trabajo de Kverneland Group.

¿Cree que va a haber una recuperación rápida y cuáles son sus previsiones hasta finales de año?

Nuestro mayor deseo es que tengamos una recuperación rápida. De hecho, así son las previsiones que tenemos. La mejor manera de contribuir a la recuperación es generar confianza. Kverneland Group Ibérica consideró oportuno contribuir a la confianza, incluso en los momentos más duros de la pandemia, informando a la red comercial Kverneland y Vicon, sobre todo con mensajes claros, de apoyo y de serenidad, asistiendo con video conferencia y con los medios tecnológicos que disponemos actualmente a todas las necesidades de servicio, y divulgando buenas prácticas a quienes lo solicitaron. El final de año es difícil de prever. Esta pandemia pone de manifiesto que las previsiones van a ser comprometidas. Pero, si tenemos presente que el sector agrícola ha demostrado su compromiso hacia el resto de la población y que desde el Ministerio de Agricultura se están poniendo en marcha campañas de ayuda como, por ejemplo, el Plan Renove, el sector podría llegar a recuperar parte de su normalidad.

¿Qué impacto ha tenido en su empresa la crisis de la Covid-19 y qué medidas se han tomado entre personal y clientes para mitigarlo?

Sobre todo el impacto se ha sufrido en las ventas de unidades nuevas por las caídas de los mercados en todos los segmentos de negocio, la incertidumbre a lo que podía deparar la situación de la pandemia ha generado dudas a la inversión de nuevos equipos en los clientes. El objetivo del personal de New Holland ha sido desde el minuto uno estar cerca de las necesidades de los clientes y concesionarios, manteniendo el servicio de recambios para que las unidades no parasen de trabajar, ya que la actividad de servicio post venta ha sido la menos afectada dentro de la crisis. Por otra parte esta parada de la producción en las fábricas durante los días más críticos de la pandemia provocaron el retraso de alguna unidad al cliente final, pero ya podemos decir que las fabricas están a pleno rendimiento y la vuelta a las instalaciones comerciales y de gestión se está produciendo de forma escalonada.

¿Cómo se ha comportado el sector agrícola durante estos meses y cuál cree que es la situación actual?

El sector ha estado a la altura de las necesidades de la población para abastecer todas las necesidades de alimentos, demostrando que la gente del campo saben responder cuando se les necesita y saben adatarse a las adversidades y sacar su trabajo.

¿Cree que va a haber una recuperación rápida y cuáles son sus previsiones hasta finales de año?

Los indicios de estos primeros días de vuelta a la normalidad y la previsión de cosechas que tenemos aventuran una recuperación a medio plazo buena y una estabilización de mercados en la última parte del año una vez se consolide la eliminación total del COVID-19 y la población tenga la confianza de volver a la normalidad.

Si quiere añadir algo más…

Los agricultores saben lo que es sufrir adversidades durante toda su vida, pero lo más importante es que saben aún mejor recuperarse e invertir en el futuro.

¿Qué impacto ha tenido en su empresa la crisis de la Covid-19 y qué medidas se han tomado entre personal y clientes para mitigarlo?

Muchas han sido las medidas a tomar para adaptarse a la nueva situación, además de las medidas de seguridad y sanitarias que todas las empresas habrán tomado. En nuestro caso tuvimos que establecer turnos con todo nuestro personal, tanto en la central en Palencia como en las delegaciones que Farming Agrícola tiene en La Luisiana (Sevilla) y Tineo (Asturias). Nuestro departamento comercial permaneció en casa durante varios meses, con la consiguiente parada inicial de actividad de ventas. Internamente no hemos dejado de dar servicio y atención a todos nuestros clientes desde el primer día del Estado de Alarma. Todo el personal de los departamentos de posventa y logística siguieron trabajando con muchas limitaciones, pero al fin y al cabo, cumpliendo con su deber profesional.

¿Cómo se ha comportado el sector agrícola durante estos meses y cuál cree que es la situación actual?

El sector inicialmente estuvo expectante, como toda la sociedad. Poco a poco la excepcional meteorología hizo que todas las áreas forrajeras y cerealistas vieran cómo sus producciones ascendían a cotas hace tiempo no conocidas. Esto provocó una apetencia de compra casi obligada en muchos casos, animando las ventas de una forma inesperada. Hoy, una vez pasada la ola del forraje y cereal, le toca el turno a todas aquellas máquinas destinadas a trabajo de suelo – siembra y tratamientos fitosanitarios, esperando el ansiado Plan Renove.

¿Cree que va a haber una recuperación rápida y cuáles son sus previsiones hasta finales de año?

El sector agrícola en muchas zonas no ha sufrido caídas, con lo cual no necesitan recuperación. Nuestras previsiones hasta fin de año son optimistas como siempre. No obstante, en estas épocas que vivimos, todas aquellas variables que activan un mercado como es el agrícola (precios, producción, exportación, existencias mundiales, fabricación, materias primas…) cambian de una semana a otra como no lo habían hecho antes, algo que debemos meditar seriamente para el futuro de nuestros negocios.

¿Qué impacto ha tenido en su empresa la crisis de la Covid-19 y qué medidas se han tomado entre personal y clientes para mitigarlo?

Al comienzo de la crisis el impacto fue muy alto, con una caída en torno al 70%. En ese momento decidimos emplear nuestro tiempo en crear un lugar seguro para trabajar y estar totalmente preparados para la reactivación. En cuanto recibimos la notificación de ANSEMAT indicando que como proveedores del sector primario teníamos que dar servicio, retomamos la actividad. Comenzamos a puerta cerrada y posteriormente recibiendo al público con todas las medidas de seguridad implementadas de forma eficaz para proteger tanto al equipo de Pulverizadores Fede como a los profesionales de la agricultura.

¿Cómo se ha comportado el sector agrícola durante estos meses y cuál cree que es la situación actual?

Los agricultores han dado un ejemplo de máxima altura de compromiso con el país ya que en ningún momento han dejado de trabajar. Además, su voluntad ha hecho que desempeñen tareas en el campo para garantizar el suministro de alimentos y también llevando a cabo tareas de desinfección en los municipios, cediendo sus atomizadores por la salud y el bien común. El sector agrícola produce para todos, para las personas y también para los animales, por lo que es el agente indispensable de la cadena de suministro. Verlos trabajar con tanta dedicación ha sido una fuente de motivación para nosotros, los hemos apoyado y acompañado desde el primer momento para que pudieran continuar con su importante labor. Sin duda, durante esta crisis, los agricultores han hecho brillar los valores de la agricultura.

¿Cree que va a haber una recuperación rápida y cuáles son sus previsiones hasta finales de año?

Tras la gran caída inicial, nuestra actividad se ha recuperado de forma progresiva. Ahora estamos en normalidad productiva excepto en algunos mercados que todavía están cerrados. En general, las previsiones apuntan a una reducción del negocio alrededor del 20%, pero si los mercados exteriores se abren nosotros esperamos recuperar la normalidad y cerrar el año conforme a lo esperado. Soy optimista y creo que el mercado tomará impulso, aunque todo dependerá de la exportación. Había mucha incertidumbre, pero la previsión ha ido mejorando día a día y en España se está recuperando muy bien.

Si quiere añadir algo más…

Un país con un sector agrícola fuerte sale adelante. Es necesario que la sociedad aprenda a valorar esta profesión primordial que alimenta al mundo. Confío en que este sector estratégico reciba más apoyo tras la crisis.

¿Qué impacto ha tenido en su empresa la crisis de la Covid-19 y qué medidas se han tomado entre personal y clientes para mitigarlo?

La evolución de los diferentes mercados de neumáticos muestran los primeros efectos de la crisis sanitaria, pero aún es demasiado pronto en esta etapa para sacar conclusiones definitivas. Ahora es el momento de actuar, y depende de nosotros hacer todo lo posible para proteger la salud de las personas y, al mismo tiempo, evitar consecuencias más perjudiciales para nuestro negocio y la economía en general.

¿Cómo se ha comportado el sector agrícola durante estos meses y cuál cree que es la situación actual?

El sector agrícola no se ha visto alterado, ha continuado trabajando con normalidad. Se ha adaptado, tomando las medidas higiénicas y sanitarias oportunas, pero no ha cesado de trabajar en estos momentos. Desde aquí agradecer el esfuerzo e implicación de agricultores y ganaderos para que no hayan faltado alimentos en nuestra mesa.

¿Cree que va a haber una recuperación rápida y cuáles son sus previsiones hasta finales de año?

La hipótesis de que en el último trimestre del año haya un rebrote del COVID 19, está ahí y según los expertos, si esto se produjese, los efectos no serían tan devastadores como los vividos, como consecuencia de una menor carga viral, a la preparación y conocimiento sobre el COVID 19 del sistema sanitario para hacerle frente y a la concienciación de la sociedad en cuanto a la medidas de prevención. Bajo esta hipótesis, esperamos un mercado que se irá recuperando de forma gradual, pero con valores inferiores a los del año anterior, estaríamos en una recuperación de V con asíntota.

¿Qué impacto ha tenido en su empresa la crisis de la Covid-19 y qué medidas se han tomado entre personal y clientes para mitigarlo?

Tan pronto como se detectó el estado de alarma, creamos un comité y un protocolo frente a la Covid 19 adaptando a teletrabajo la mayor parte del equipo. Con respecto a nuestros clientes, igualmente se potenció la asistencia y servicio online que ya llevábamos varios años aplicando, y que en esos momentos nos resultaron de gran utilidad. Atendimos al 100% de nuestros clientes desde el primer día.

¿Cómo se ha comportado el sector agrícola durante estos meses y cuál cree que es la situación actual?

Las primeras semanas fueron de incertidumbre para todos (nadie habíamos vivido una situación similar). Poco a poco el mercado ha ido volviendo a la normalidad, también incentivado con las excelentes previsiones de cosechas en gran parte de España.

¿Cree que va a haber una recuperación rápida y cuáles son sus previsiones hasta finales de año?

Somos bastante optimistas en cuanto a recuperación del mercado se refiere. Seguramente vamos a tener una pequeña disminución debido al parón de estos meses, junto con las previsiones económicas globales para este año. Nuestra previsión va a oscilar entre una disminución entre el 0-10% con respecto al 2019.

Si quiere añadir algo más…

Dar las gracias a este sector AGRO, tan importante, que en muchos momentos la sociedad no ha tenido en consideración y ahora, ante una situación tan excepcional ha demostrado su capacidad de trabajo y superación.

¿Qué impacto ha tenido en su empresa la crisis de la Covid-19 y qué medidas se han tomado entre personal y clientes para mitigarlo?

SDF ha seguido en activo durante todos estos meses, si bien hemos tenido que adaptarnos para que el 90% del personal lo hiciera desde casa. No obstante, las nuevas tecnologías nos han permitido mantener una efectividad casi total, o por lo menos que tanto concesiones como clientes o proveedores no notaran la diferencia. En nuestras oficinas ha quedado el personal mínimo imprescindible y se les ha dotado de los medios para que desarrollen su labor con total seguridad. Además de crear el distanciamiento suficiente, se ha provisto al personal de máscaras, guantes y gel. También se han instalado dispensadores de gel, una alfombra de desinfección a la entrada y se ha adaptado la recepción para que sea segura. Por otro lado, la red de concesionarios ha seguido dando servicio prácticamente en su totalidad, en algunos casos con horario restringido, o con menos personal, pero casi siempre tratando de que nuestros clientes no pararan de atender sus empresas y explotaciones. Nuestro servicio de recambios, con base en Alemania, no se ha detenido ni un solo día y ha funcionado casi con total normalidad procurando que los pedidos llegaran siempre a tiempo.

¿Cómo se ha comportado el sector agrícola durante estos meses y cuál cree que es la situación actual?

El campo no se ha detenido y gracias a ello, el resto del país hemos podido seguir con cierta normalidad las duras medidas que se han tenido que tomar. El sector agrícola ha retomado un protagonismo que nunca debió perder y su imagen con respecto al resto de la sociedad ha mejorado considerablemente. Esto nos tiene que aportar ventajas. Primero, nuestros dirigentes tienen que legislar para que un sector tan primordial no vuelva a perder protagonismo. Después, el consumidor tiene que dar la importancia que se merece a la agricultura española y devolver el favor a quienes trabajaron para que tuviera alimentos en su mesa, potenciando y consumiendo los productos de su región.

¿Cree que va a haber una recuperación rápida y cuáles son sus previsiones hasta finales de año?

Sí, yo soy bastante optimista en cuanto a la recuperación de nuestro sector. Es obvio que no haremos un año de récord, pero seguro que el mercado vuelve a la senda en la que estábamos en un periodo más breve que otros sectores de la economía.

Si quiere añadir algo más…

Aunque creo que es un mensaje que ya ha llegado de sobra a nuestros agricultores, darles de nuevo las gracias por su labor y asegurarles que SDF con sus red comercial de SAME, Deutz-Fahr y Lamborghini, va a estar a su lado, aportando soluciones a cada necesidad que tengan o que pueda surgir.

¿Qué impacto ha tenido en su empresa la crisis de la Covid-19 y qué medidas se han tomado entre personal y clientes para mitigarlo?

Afortunadamente tanto las ventas como nuestros servicios no se han visto afectados, ya que desde el primer momento habilitamos medios para facilitar el teletrabajo de nuestro personal y junto a la red de concesionarios hemos asegurado la posventa con especial atención al recambio, además durante este tiempo hemos promocionado nuevamente MyKUHN, la web dedicada a nuestros clientes mediante la que han podido gestionar sus pedidos de recambios desde su casa o consultar la información de uso y mantenimiento de sus máquinas, evitando así riesgos en desplazamientos. También durante este tiempo hemos realizado un buen número de formaciones tanto a nuestro personal como a la red, y sin duda la tecnología ha sido un factor importante. También hemos avanzado en la atención en remoto y el uso de la telemetría.

¿Cómo se ha comportado el sector agrícola durante estos meses y cuál cree que es la situación actual?

El sector se ha comportado de una manera ejemplar, los agricultores y ganaderos que días antes tenían que manifestarse por la falta de precio para sus productos, se dedicaron en cuerpo y alma a asegurar la producción de alimentos, y no solo a eso que bastante importante es, sino que también han colaborado en otras acciones como por ejemplo en la desinfección de pueblos. En cuanto a la maquinaria, todos los actores de nuestro sector, Fabricantes, Importadores, Concesionarios, y su personal han asegurado en todo momento que esa producción de alimentos tuviera soporte. A día de hoy, si observamos los registros oficiales las ventas mantienen un tono positivo pero lento.

¿Cree que va a haber una recuperación rápida y cuáles son sus previsiones hasta finales de año?

Nos encontramos ante un año agrícola que nos anuncia una mejor cosecha, aunque continúa la incertidumbre en los precios, el mercado venía reaccionando y aunque el parón va a retrasar ventas. Esperemos que el tan anunciado Renove, que ha tardado demasiado en salir, ayude a recuperar ventas y podamos recoger el fruto del esfuerzo que se ha realizado durante este tiempo. Siendo realistas estimamos que el mercado finalmente puede reflejar a final de año una caída del 20%.

Si quiere añadir algo más…

Agradecer a todos los actores del sector el esfuerzo realizado, ya que mientras el resto de la población permanecía en su casa, tanto agricultores, como ganaderos, y el personal de las empresas que damos soporte a la Agricultura han tenido que arriesgar sus vidas para contribuir a la producción de alimentos. Esperamos que por fin la sociedad dé el valor que se merece a la agricultura.

¿Qué impacto ha tenido en su empresa la crisis de la Covid-19 y qué medidas se han tomado entre personal y clientes para mitigarlo?

El COVID-19 trajo una situación muy difícil para todo tipo de negocios, ya que la economía se desaceleró, muchos clientes y proveedores tuvieron que cerrar temporalmente para asegurar la seguridad del cliente y de empleados. Nos tomamos la situación muy en serio y la seguridad de nuestros clientes y empleados siempre será nuestra primera prioridad. Una vez que la pandemia llegó a Europa, aplicamos una serie de medidas de seguridad sin precedentes en todas nuestras instalaciones. También pudimos asegurar el suministro de todos los componentes críticos de nuestros proveedores. Esto nos permitió operar en nuestra fábrica de cargadoras y miniexcavadoras en la República Checa sin interrupción y cerrar nuestra fábrica de telescópicos en Francia por solo dos semanas debido a la falta de suministros. Gracias a eso, ahora estamos listos para apoyar a nuestros distribuidores y clientes, ya que los mercados se están abriendo lentamente.

¿Cómo se ha comportado el sector agrícola durante estos meses y cuál cree que es la situación actual?

No hemos notado una parada tan fuerte como ha sucedido en otros sectores como el industrial o la construcción, especialmente también debido al inicio de la temporada de Agri. Es cierto que ha habido una caída en el ritmo en relación con las ventas, pero no ha seguido una línea tan negativa como en relación con los equipos más centrados en otros sectores.

¿Cree que va a haber una recuperación rápida y cuáles son sus previsiones hasta finales de año?

Pregunta difícil, creo que hoy nadie es capaz de dar una respuesta adecuada. Vivimos en una situación sin precedentes, con gran incertidumbre y hacer este tipo de pronóstico es al menos muy arriesgado. Podemos ver una actividad creciente en toda Europa, por supuesto, con un ritmo diferente en cada país dependiendo de la situación local y las restricciones de salud y seguridad. No esperamos que los mercados se recuperen por completo para fines de este año, pero como pudimos mantener nuestras instalaciones de producción abiertas, tenemos máquinas listas para dar soporte y entregar a nuestros clientes.

Si quiere añadir algo más…

A pesar de la situación actual, en Bobcat continuamos trabajando en el desarrollo y lanzamiento de nuevos productos. Este año se han presentado nuevos modelos de cargadores de las series 4 y 5 equipados con motores de etapa V, siguiendo los requisitos de las regulaciones de emisiones actualmente vigentes. En el caso de los manipuladores telescópicos, también se ha introducido la nueva motorización según la etapa V en el rango de 75CV, que afecta a un total de 11 modelos diferentes especialmente destinados a los mercados de construcción y alquiler. La introducción de los nuevos cargadores de la serie R, así como los modelos de excavadoras de la serie R en el rango de 5 Tn, seguirá en breve. También se han agregado nuevos implementos, como el limpiador a presión recientemente introducido, al ya extenso catálogo de implementos que tenemos en nuestra cartera. Todo esto siempre teniendo en cuenta ofrecer a nuestros clientes los productos que necesitan para llevar a cabo su trabajo de la manera más rápida y eficiente. Bobcat continúa expandiendo su oferta de productos con el objetivo de lograr el liderazgo mundial en el mercado de maquinaria compacta.

¿Qué impacto ha tenido en su empresa la crisis de la Covid-19 y qué medidas se han tomado entre personal y clientes para mitigarlo?

Nos ha impactado como a todo el sector, hubo un primer “golpe” en el que se paró toda actividad, pero nos pusimos manos a la obra para, por un lado garantizar el servicio, y por otro, recuperar la normalidad, siempre teniendo como prioridad la salud de nuestros clientes y empleados.

¿Cómo se ha comportado el sector agrícola durante estos meses y cuál cree que es la situación actual?

El sector ha dado ejemplo estos meses, llevan mucho tiempo trabajando para mejorar su situación y cuando ha hecho falta, han dejado las reivindicaciones de lado para garantizar la producción. Aprovecho para agradecer esta labor y espero que de una vez por todas se ponga en valor el sector primario. La situación del sector es la misma que hace medio año, pero con un punto de optimismo por la buena campaña que se espera. Las dificultades se llevan mejor con buenas expectativas.

¿Cree que va a haber una recuperación rápida y cuáles son sus previsiones hasta finales de año?

La recuperación la estamos viviendo, en concreto, la maquinaria agrícola no es un capricho, es una herramienta de trabajo, por lo que aquellos que necesitan un tractor o una máquina nueva, habían pospuesto la decisión de compra, no se habían olvidado de ella. El mercado ya ha retomado la normalidad que podemos esperar en una situación como esta, aunque como he dicho antes, la buena perspectiva de cosecha debe ayudar ante una situación de mucha incertidumbre.

¿Qué impacto ha tenido en su empresa la crisis de la Covid-19 y qué medidas se han tomado entre personal y clientes para mitigarlo?

Hemos tenido que adaptarnos a una nueva manera de trabajar para garantizar la salud y la seguridad de nuestros empleados. Desde el comienzo de esta emergencia sanitaria esa ha sido nuestra prioridad, por lo que hemos tomado todas las precauciones y medidas recomendadas por el Gobierno, la OMS y el resto de autoridades sanitarias. Por supuesto, hemos implantado el teletrabajo en aquellas áreas que pueden seguir realizando sus tareas desde casa. Y en nuestras fábricas estamos haciendo un gran hincapié en labores de concienciación sobre la importancia de seguir las recomendaciones a nivel personal indicadas por el Ministerio de Sanidad, ofreciendo información de forma periódica, facilitando las medidas de higiene y desinfectando nuestras instalaciones. Además, cada día tomamos la temperatura a cada uno de nuestros empleados antes de que se incorporen a su puesto de trabajo, lo que nos permite detectar posibles contagios y actuar de inmediato para evitar un brote. Como es lógico, también hemos tenido que tomar medidas excepcionales para armonizar la oferta de Bridgestone con la demanda prevista en el mercado actual. Tras un breve período de desaceleración en nuestra cadena de producción europea, a mediados de abril reanudamos de forma gradual la actividad de las fábricas. Nuestras plantas en Burgos, Bilbao y Puente San Miguel van aumentando prograsivamente su producción conforme a las necesidades de la industria y nuestros clientes. En todo este tiempo hemos estado trabajando en estrecha colaboración tanto con clientes como con proveedores para garantizar un suministro adecuado contemplando los posibles escenarios tanto a corto, medio y largo plazo. A día de hoy seguimos evaluando permanentemente la situación y monitoreando muy de cerca la fluctuación de la demanda, tomando las medidas de prevención oportunas, y siguiendo estrictamente las directrices y recomendaciones marcadas por las instituciones.

¿Cómo se ha comportado el sector agrícola durante estos meses y cuál cree que es la situación actual?

Todo el que haya tenido la oportunidad de visitar zonas rurales habrá visto un campo con aspecto formidable. En líneas generales, el tiempo durante los pasados otoño e invierno, y también el inicio de la primavera ha sido muy positivo para el estado y crecimiento de los cultivos y esto ha propiciado un escenario de buena salud para la actividad agrícola en la presente campaña y, en cierto modo, para imprimir algo de optimismo en la actitud de los agricultores a la hora de afrontar su trabajo durante los peores meses de la covid-19. La situación positiva del campo ha sido uno de los factores relevantes detrás del comportamiento estable del sector agrícola en comparación con otros segmentos. Con la flexibilización de la movilidad, el mes de Mayo mostró un efecto rebote de la demanda de neumáticos agrícolas y ya estamos los niveles de consumo del año pasado.

¿Cree que va a haber una recuperación rápida y cuáles son sus previsiones hasta finales de año?

El semestre cerrará con una caída superior al 10% y esperamos ver crecimientos de demanda respecto al año pasado desde Junio hasta Septiembre u Octubre. A partir de ahí existe mucha incertidumbre sobre la evolución de la covid-19 desde el próximo otoño y será muy importante seguir monitorizando las posibles fluctuaciones de la demanda y la evolución de las diferentes recomendaciones marcadas por las instituciones.

¿Qué impacto ha tenido en su empresa la crisis de la Covid-19 y qué medidas se han tomado entre personal y clientes para mitigarlo?

Durante la crisis del COVID hemos tenido que adoptar nuevas formas de trabajo para poder llegar a nuestros clientes. Hemos potenciado el trabajo desde casa entre todo nuestro equipo y promocionado el B2B entre nuestros clientes. En Trelleborg pensamos que la formación es otro de los aspectos importantes y por ello hemos realizado trainings técnicos para clientes y de producto vía online, que han tenido bastante buena acogida. En resumen, nos hemos adaptado a las nuevas circunstancias y horarios de trabajo de nuestros clientes.

¿Cómo se ha comportado el sector agrícola durante estos meses y cuál cree que es la situación actual?

Antes de responder a esta pregunta me gustaría matizar un punto que muchas veces se nos pasa por alto. La agricultura es un sector esencial en nuestra economía y durante esta crisis no ha dejado de trabajar para poder brindar alimentos a la sociedad. Es verdad que se ha producido una pequeña ralentización debido a factores externos, como ha podido ser la falta de mano de obra, pero, actualmente, se está recuperando para volver a valores anteriores, o sino más altos, a la pandemia.

¿Cree que va a haber una recuperación rápida y cuáles son sus previsiones hasta finales de año?

Creo que la recuperación económica va a ser paulatina y que dependerá en gran medida de la evolución de aspectos externos al sector agrícola: reaparición del virus como segunda ola, aparición de una vacuna o medicamentos para combatir el COVID… Lo que si que estamos seguros, es que la cosecha de este año, en términos de productividad por hectárea va a ser excelente.

¿Qué impacto ha tenido en su empresa la crisis de la Covid-19 y qué medidas se han tomado entre personal y clientes para mitigarlo?

El impacto fue importante y se produjo tras la declaración del Estado de Alarma, a mediados de marzo, y duró hasta Semana Santa. A partir de mediados de abril el negocio se reactivó recuperando rápidamente la normalidad en las semanas siguientes. En cuanto al personal, una parte importante pasó a trabajar desde casa desde el inicio del estado de alarma. Y en cuanto a las visitas a clientes por nuestro equipo comercial siempre manteniendo la prudencia y cumpliendo estrictas normas de seguridad: uso de mascarilla, distancia de al menos dos metros, lavado continuo de manos, etc., en beneficio de nuestros clientes y de los propios trabajadores.

¿Cómo se ha comportado el sector agrícola durante estos meses y cuál cree que es la situación actual?

Una vez pasado el impacto inicial mencionado tras la declaración del Estado de Alarma, con un notorio descenso de la actividad, afortunadamente la incertidumbre fue desapareciendo y podemos decir que la situación es muy positiva, con buen fin de Abril, un Mayo excepcional y un mes de Junio que mantiene esa tendencia esperanzadora.

¿Cree que va a haber una recuperación rápida y cuáles son sus previsiones hasta finales de año?

Las previsiones son muy optimistas así como la recuperación, que parece consolidada. Los nuevos productos lanzados en estos meses recientes están teniendo una fantástica acogida. Los clientes siguen valorando la innovación en nuestros productos, la amplitud de gama, el stock en almacén para atender los pedidos así como la rapidez de entrega.

¿Qué impacto ha tenido en su empresa la crisis de la Covid-19 y qué medidas se han tomado entre personal y clientes para mitigarlo?

En primer lugar gracias por la oportunidad que nos dan para reflejar lo que han sido estos meses de “trabajo diferente”. Me gustaría enfocar el impacto en tres bloques. El primero, seguridad personal en el lugar de trabajo. Debo decir que todo nuestro personal, ha estado al pie del cañón, trabajando para que a los clientes no les falte de nada. Queremos expresamente agradecer a nuestro personal de Getafe y Algete, primero, su entrega, segundo el compromiso y también la responsabilidad con la que han efectuado este trabajo en diferentes condiciones, adversas y difíciles de llevar. Agradecer a todo personal de ventas, a toda la oficina la entrega y la pasión que han demostrado en su trabajo, tanto los que han estado en el oficina “in situ” como trabajando en remoto. El personal de sistemas, realmente han convertido una empresa digitizada en una empresa más digitizada y digitalizada que nunca. El impacto ha sido grande en cuanto a la forma de trabajar. El personal cuya presencia y trabajo se podía realizar remotamente lo han hecho desde sus domicilios con los medios necesarios para realizar su trabajo. Para el personal de oficina cuya presencia es imprescindible realiza turnos para que los clientes siempre tengan una persona amiga a la que consultar. En los almacenes también se están realizando turnos para que la ocupación sea constantemente inferior al pre-covid, sin afectar al nivel de servicio. En cuanto los clientes, estamos haciendo todo lo posible para que tanto desde Kramp como Recinsa los clientes reciban la mejor atención que puedan necesitar para continuar con su negocio abierto y sirviendo y arreglando máquinas para que la producción agrícola continúe. Comemos unas cuantas veces al día, somos muchos y por tanto el suministro de alimentos no puede fallar. En este punto, debemos pedir disculpas a nuestro clientes y amigos, en cuanto a material de protección, sobre todo para tratamientos en frutales y vegetales. Decimos esto ya que cuando empezó el covid, la empresa, a nivel global, decidió ceder todos pedidos realizados y los pendientes, a los fabricantes para que los enviaran donde más falta hiciera. Estamos hablando de más de 2 millones de euros en EPIS que consideramos muy bien cedidos ya que estamos seguros del buen uso que se les ha dado. GRACIAS a todos los agricultores y ganaderos así como todas esas empresas que les han prestado servicio. GRACIAS Señores clientes.

¿Cómo se ha comportado el sector agrícola durante estos meses y cuál cree que es la situación actual?

Desde Kramp–Recinsa hemos estado siempre buscando la forma de atender al cliente y por ende al agricultor y ganadero, para que sigan con su actividad, que no les falte ninguna pieza de recambio, técnica, de desgaste o de producto complementario necesaria para su funcionamiento diario. En marzo, abril y mayo hemos realizado una tarea espectacular desde la parte de Producto, sobretodo en la parte de Procurement, para asegurar el suministro y un nivel de stock suficiente y adecuado a la demanda de los clientes, la verdad, debo decir que no ha sido fácil con los cierres de varias fábricas de producción en distintos países del mundo por varias semanas e incluso meses. Así podemos decir que salvo las dos primeras semanas de incertidumbre, el negocio se ha desarrollado normalmente en línea con las previsiones marcadas. ¡Gracias compañeros! Desde nuestro punto de vista el sector en general ha sido valiente y ha seguido con su actividad. Al principio del confinamiento ha habido desconcierto, principalmente generado por las empresas denominadas como esenciales o no, en este caso concesiones, talleres, servicios, tuvieron un momento de incertidumbre, pero al final después de un buen trabajo de ANSEMAT (acelerando mucho el proceso) este punto quedó perfectamente aclarado y reconocido que toda la cadena era “esencial”. Aunque de todas maneras, las producciones se vieron afectadas ya no sólo por la falta de componentes específicos sino por la falta de productos necesarios para que las fábricas continúen su actividad. Aquí nos dimos cuenta de que estamos más interrelacionados y globalizados de lo que creemos. Esta situación nos debe llevar a pensar en, cómo simplificar, planificar y cambiar probablemente algunos procesos en cada empresa. En cuanto a la maquinaria agrícola el mercado se ha “repuesto bien”, los niveles actualmente son los normales por la temporada. Eso sí, las máquinas que no se vendieron en Marzo/Abril/Mayo difícilmente se van a recuperar y menos las de campaña.

¿Cree que va a haber una recuperación rápida y cuáles son sus previsiones hasta finales de año?

Sí, va a haber una recuperación rápida, de eso no hay ninguna duda y así lo muestran las últimas cifras, donde el número de máquinas registradas ya ha alcanzado los mismos niveles del año pasado en cifras mensuales. Recuperación en “V” está clarísima. Esto quiere decir que el sector está activo y con ganas. También toda la fabricación durante finales del mes pasado y este mes de Junio se está estabilizando y los suministros ya fluyen más normalmente. Me gustaría remarcar que los fabricantes y distribuidores están haciendo un esfuerzo enorme para contener los precios y que no se vea el cliente afectado tanto por el precio en sí del material como por el fuerte incremento de los precios del transporte en algunos países. Desde mi punto de vista, la buena campaña que tenemos delante nuestro paliará bastante el descenso de los meses de marzo a mayo, por lo tanto creo que los niveles generales de negocio se van a mantener en cifras del año pasado, excepto como comentábamos en la pregunta anterior, algunos tipos de máquinas que estaban en “su momento” de campaña.

Si quiere añadir algo más…

Una vez más debemos sacar pecho los que trabajamos en este sector. No sé si la gente en general, se habrá dado cuenta de lo que ha pasado estos días,… a lo mejor tenían otras preocupaciones. Me refiero a que de las pocas empresas que han trabajado completamente son las dedicadas a la agricultura y ganadería y relacionadas. Además es fácil que las personas se hayan dado cuenta de que han faltado en estos pocos meses, suministros, pero nunca alimentos, y menos de primera necesidad, ni si quiera productos frescos. Así pues, sí tenemos un sector que funciona bien y que podría funcionar mucho mejor si al campo se le diera la oportunidad y el reconocimiento que se merece, no somos ni seremos el granero de Europa, pero sí podremos ser el huerto y el frutal de Europa así cómo ya somos el mayor productor del mundo de aceite de oliva. Creo que debemos un agradecimiento de corazón a todos esos agricultores y ganaderos que, sin medios de personal, han sido capaces de continuar produciendo y alimentando al País, Gracias y Olé!.

¿Qué impacto ha tenido en su empresa la crisis de la Covid-19 y qué medidas se han tomado entre personal y clientes para mitigarlo?

Desde el comienzo de la crisis, MX ha hecho todo lo posible para cumplir con una doble prioridad: garantizar estrictamente la seguridad y la salud de sus empleados, y al mismo tiempo asegurar la actividad de los agricultores. En ningún momento hubo ninguna interrupción en los servicios de postventa, recambios y administración de ventas. Asimismo, los servicios de apoyo continuaron funcionando a través del teletrabajo. La planta cerró durante 10 días en marzo para reorganizar el entorno de trabajo y permitir que los operarios volvieran al lugar de forma gradual y en buenas condiciones: el uso de mascarillas y geles era obligatorio, se modificaron los horarios de trabajo para evitar los turnos cruzados, se adaptaron los puestos de trabajo, se cerraron los vestuarios y comedores, se realizó una desinfección de varios días, etc. Tranquilos por la seriedad de las medidas tomadas, el 100% del personal de producción disponible había vuelto al trabajo el 20 de abril. Hoy, hemos recuperado nuestra capacidad habitual de entrega para todos nuestros productos. Todo el equipo de MX ha mostrado una gran adaptabilidad y responsabilidad hacia nuestros distribuidores y usuarios. La integración de nuestros procesos de producción también ha desempeñado un papel importante: con independencia de lo sucedido, hemos podido seguir fabricando las palas, tripuntales e implementos solicitados por los agricultores.

¿Cómo se ha comportado el sector agrícola durante estos meses y cuál cree que es la situación actual?

Los agricultores han seguido trabajando para alimentar a la población, pero muchos de ellos han tenido problemas de abastecimiento y mano de obra, y sobre todo, en lo que se refiere a la situación del mercado agrario. Dicha situación es sobretodo más preocupante en cuanto que la crisis de consumo afecta especialmente a los ganaderos y pequeñas explotaciones, que son más vulnerables. Esto se puede observar, por ejemplo, en el impacto de Covid 19 en la industria lechera. Aparte del comercio minorista, todos los principales canales de venta se ven afectados, lo que provoca una caída en picado de los precios. Además, esta situación se produce en el punto estacional de máxima producción, lo que acentúa aún más la tendencia a la baja de los precios de la leche.

¿Cree que va a haber una recuperación rápida y cuáles son sus previsiones hasta finales de año?

Todas estas limitaciones crean dificultades financieras que obligan a los agricultores a reducir sus inversiones o a dispersarlas en el tiempo. Una recuperación rápida es posible si la Unión Europea y los Estados miembros aplican medidas de apoyo a largo plazo.

¿Qué impacto ha tenido en su empresa la crisis de la Covid-19 y qué medidas se han tomado entre personal y clientes para mitigarlo?

El impacto del virus en nuestra empresa fue significativo, ya que si en el sector agrícola no se ha sentido demasiado, en la construcción e industria se ha sufrido una bajada importante en la venta de maquinaria nueva. Las medidas que hemos tomado han sido la de sentido común, respetando las indicaciones de las autoridades sanitarias en lo que toca a la higiene personal, uso de mascarillas y distancia de seguridad para las personas que han tenido que seguir trabajando de forma presencial en la empresa como técnicos de taller/campo y de atención en el mostrador de recambios en nuestras instalaciones. Todas las demás personas han pasado al teletrabajo en este período.

¿Cómo se ha comportado el sector agrícola durante estos meses y cuál cree que es la situación actual?

El sector agrícola no ha sido golpeado de la misma forma que la construcción, aunque hay que decir que en algunas situaciones se han pospuesto decisiones que se tendrían que haber tomado de forma más rápida, si no fuera por la incertidumbre causada por el virus. Pero en todo el momento nos mantuvimos siempre abiertos y no paramos de atender a nuestros clientes en cuanto a intervenciones técnicas.

¿Cree que va a haber una recuperación rápida y cuáles son sus previsiones hasta finales de año?

No confiamos mucho en una recuperación rápida; la economía es interdependiente de todos los sectores que la componen, y algunos de ellos como la restauración y turismo han salido muy afectados. Todo esto genera un déficit de consumo que se refleja a la hora de tomar decisiones en lo referente a alquilar/comprar bienes de alguna importancia, como puede ser una máquina, bien sea agrícola, industrial o de construcción. Nuestras previsiones son de una bajada en los objetivos con respecto a lo que nos habíamos marcado. Esto ya es un hecho, y confiamos en que la actividad se vaya recuperando gradualmente. No creemos que podamos alcanzar una situación similar a la que teníamos hasta mediados de 2021.

Si quiere añadir algo más…

Me gustaría decir que, no salimos más fuertes de esta situación, al contrario de lo que escuchamos todos los días. Saldremos más débiles y muchos con pérdidas irreparables y no hablamos de dinero. Así que siento ir a contra corriente, seguro que saldremos de esta, pero muy tocados en algunos aspectos, lo demás es no querer ver la realidad. ¡Salud a los que quedamos!

¿Qué impacto ha tenido en su empresa la crisis de la Covid-19 y qué medidas se han tomado entre personal y clientes para mitigarlo?

Nos hemos visto afectados, sobre todo como consecuencia de la suspensión temporal de la actividad en la mayoría de nuestros centros de producción, pero mucho menos que otros sectores, claro está, ya que nuestros clientes son parte esencial de una industria también esencial y, por ello, nuestros concesionarios han seguido en todo momento garantizándoles el servicio en estricto cumplimiento con las medidas sanitarias establecidas contra el COVID-19. Para ello, la mayoría de las instalaciones dedicadas a la producción de recambios han permanecido operativas. Cada decisión que se ha tomado ha sido para proteger a la familia Case IH, asumiendo al mismo tiempo la responsabilidad que teníamos con nuestros clientes y la sociedad en general: nuestros equipos sirven de apoyo para la producción mundial de alimentos. La salud de nuestra gente y de nuestros clientes sigue siendo nuestra preocupación principal, por lo que hemos ampliado el teletrabajo en la medida de lo posible y se han aplicado las medidas más actualizadas y estrictas para asegurarnos de que nuestros lugares de trabajo y las instalaciones de nuestros concesionarios sean seguros y estén debidamente equipados.

¿Cómo se ha comportado el sector agrícola durante estos meses y cuál cree que es la situación actual?

Nos enfrentábamos a una crisis sin manual de instrucciones por la incertidumbre de la evolución de la pandemia y por la singularidad de estar frente a una recesión generada desde fuera de la esfera económica, algo a lo que no nos habíamos enfrentado nunca en la historia más reciente. Esta crisis sin precedentes golpeó con fuerza a nuestro negocio y sus efectos se dejaron sentir rápidamente en el mercado durante el mes de marzo, momento en el que se declaró el estado de alarma. Las perspectivas eran realmente oscuras y algunos podían pronosticar un parón total del mercado de maquinaria agrícola, difícilmente recuperable en el corto plazo, pero ya en el mes de abril pudimos comprobar signos positivos en el mercado. Nuestro sector afortunadamente ha sido una de las industrias menos castigadas durante la pandemia, si nos comparamos con otros sectores como el turismo, la automoción o la cultura.

¿Cree que va a haber una recuperación rápida y cuáles son sus previsiones hasta finales de año?

El actual escenario apunta a una recuperación más dinámica de la que en principio podíamos prever y, aunque está claro que no vamos a recuperar todo lo perdido -se habla de un 10%-15% de pérdidas no recuperables-, el mercado agrícola español ha probado una alta resistencia a la crisis del COVID. Nuestras prioridades seguirán siendo estando claras: proteger la salud y el bienestar de nuestra gente y de nuestros clientes, y asegurar la continuidad de nuestra actividad para poder mantener el negocio de nuestros clientes en funcionamiento.

Si quiere añadir algo más…

Nos sentimos orgullosos de la respuesta del mundo agrícola ante esta crisis. Se ha evidenciado más que nunca que si hay unos profesionales cuyo aporte es fundamental, que no pueden detener su trabajo y que tienen que seguir produciendo pase lo que pase, éstos son nuestros agricultores y ganaderos, que con su labor han soportado a la sociedad 100% para que nunca falte nada en nuestras mesas.

¿Qué impacto ha tenido en su empresa la crisis de la Covid-19 y qué medidas se han tomado entre personal y clientes para mitigarlo?

Ventura Máquinas Forestales nunca ha dejado de atender a nivel presencial. Hemos aplicado medidas de prevención tanto para nuestro personal como para los clientes y hemos compactado el horario presencial de 8 a 17:15h, en horario ininterrumpido. Siempre hemos tenido una filosofía de ser precavidos y tener el stock suficiente para poder seguir trabajando sin depender de otros establecimientos. Debido al estado de alarma hemos anulado todos nuestros viajes comerciales y estamos aún a la espera de poder reactivarlos.

¿Cómo se ha comportado el sector agrícola durante estos meses y cuál cree que es la situación actual?

Hemos podido ver que tanto el sector agrícola como el forestal ha seguido trabajando y esto nos ha garantizado trabajo.

¿Cree que va a haber una recuperación rápida y cuáles son sus previsiones hasta finales de año?

Lo que preocupa es un rebote de la crisis sanitaria pasado el verano y que el país y el mundo se vuelva a paralizar. Si no es así, creemos poder superar el año y poder seguir trabajando. Este año se preveía un muy buen año, esperemos que podamos recuperar la normalidad en breve.

¿Qué impacto ha tenido en su empresa la crisis de la Covid-19 y qué medidas se han tomado entre personal y clientes para mitigarlo?

Nadie se podía imaginar esta situación cuando nos encontrábamos empezando el año. Incluso durante la celebración de FIMA, nos parecía todavía algo lejano que pocos intuían la gravedad de la situación. Hemos tenido que aprender de forma precipitada a realizar labores de un modo diferente. Por un lado, a nuestras fábricas en Asia les afectó plenamente el confinamiento. En las dos fábricas de Europa, la situación no fue tan grave, realizando muchos controles y medidas preventivas para poder seguir trabajando con todas las garantías de seguridad para el equipo de fábrica. La red técnica y comercial se mantuvo operativa tele-trabajando, con las diferencias que eso implica. Ha sido un proceso que la compañía ya estaba en camino, pero ahora hemos acelerado de manera importante. Ahora ya estamos empezando a operar en el terreno, con visitas concertadas y con todas las medidas de seguridad que entendemos serán de uso habitual en esta nueva normalidad. Vemos mucho respeto en el sector y queremos contribuir a que tengamos esta pandemia controlada.

¿Cómo se ha comportado el sector agrícola durante estos meses y cuál cree que es la situación actual?

Siempre que nos realizáis esta pregunta tenemos la misma duda. Las únicas cifras totales «oficiales» son las que muestra el Pool de Neumáticos Europeo, pero estas cifras totales no son reales, pues existen muchos actores que no aportan sus cifras y estos son de gran importancia en el total. Aún y así, decir que notamos una contención importante en las ventas, pues aunque el año se prevé muy positivo en cosechas y cultivos, la incertidumbre de la situación está afectando en la motivación de la compra. Por otro lado seguimos viendo una polarización entre las ventas de precio y las de productos de primera línea en tecnología, calidad y vanguardia. Vredestein está trabajando para posicionarse con claridad en esta línea de productos y mostrar al mercado nuestras diferencias de producto frente a otros actores. Estamos convencidos de que nuestros clientes valoran mucha la atención recibida, calidad del producto y el rendimiento final que se obtiene confiando en Vredestein para obtener los mejores resultados.

¿Cree que va a haber una recuperación rápida y cuáles son sus previsiones hasta finales de año?

Queremos ser optimistas y vemos visos de optimismo cada día, por supuesto pensando en la nueva normalidad, que nadie intuía no hace más de 4 meses.

La experiencia y la historia nos dicen que es en las situaciones de adversidad cuando somos capaces de dar lo mejor de nosotros mismos. Así ha quedado demostrado estos meses atrás, en los que el brutal azote del COVID 19 ha puesto a prueba nuestra capacidad de resistencia y ha obligado a toda la sociedad a afrontar un enorme reto, primero en el ámbito sanitario, y después en sus inevitables derivadas en los ámbitos económico y social. Ha sido en los momentos más duros de esta crisis –cuyo desenlace e implicaciones futuras aún no somos capaces de vislumbrar en toda su extensión– cuando nuestro sector ha sido capaz de mantener su actividad con un alto grado de compromiso y eficacia, sobreponiéndose a los múltiples problemas que ha tenido que afrontar, desde la escasez de mano de obra “a pie de campo” hasta la paralización de las cadenas de producción a nivel mundial y los problemas de suministro derivados, pasando por la rápida adaptación necesaria para el cumplimiento de las normas de seguridad y, en fin, el replanteamiento de todo lo que hasta ese momento se consideraba como “vida normal”.

En este artículo hemos querido dar voz a nuestras empresas y hemos comprobado cómo el sector agrario ha “puesto a rodar” todo su talento e imaginación para reaccionar con rapidez y eficacia. Sus comentarios corroboran la evidencia de que muy pronto se “sacudieron” el temor y la incertidumbre generalizada para demostrar su firme compromiso con la sociedad. Desde estas páginas siempre hemos defendido la actividad agraria como esencial, y ahora además expresamos nuestro agradecimiento y admiración hacia un sector que ha dado –y seguirá haciéndolo– lo mejor de sí.

Paralelamente, el COVID 19 ha transformado nuestra vida cotidiana de una forma desconocida, al menos para las últimas generaciones de españoles. Los cambios “forzosos”, aquellos que son consecuencia de circunstancias sobrevenidas, pueden ser muy valiosos, y el COVID 19 dejará tras de sí, además de mucho sufrimiento y un dolor inmenso por la pérdida de vidas, algunas experiencias que nos pueden servir para reflexionar profundamente acerca de nuestra relación con los demás y con nuestro planeta.

Nada podemos afirmar sobre la vigencia o duración en el tiempo de estos cambios, pero podemos deducir que algunos de ellos han llegado para quedarse. Si de toda situación adversa se pueden extraer conclusiones valiosas, la irrupción del COVID 19 en nuestras vidas y en nuestras empresas ha servido para sacudirnos algunos miedos, eliminar algunos tabúes y, sobre todo, para replantear –cuando no cuestionar– algunos aspectos de nuestra forma de vivir y de trabajar. Sirva como ejemplo el mito de que España no estaba preparada para el teletrabajo: nuestras empresas han demostrado una gran capacidad de adaptación y organización, nuestro sistema de telecomunicaciones ha estado a la altura, y la responsabilidad individual ha conseguido que una buena parte de nuestra actividad haya podido escapar del “letargo” derivado del largo confinamiento. En nuestra actividad en concreto, el mundo de la información y la comunicación también ha sido sacudido de forma irreversible. Muchos de los cambios que ya estaban en proceso se han visto en gran medida acelerados por las circunstancias. La tan “temida” transformación digital, que ya es una realidad palpable en muchos ámbitos pero que tradicionalmente viene siendo motivo de recelo por parte de los medios “tradicionales”, ha experimentado en tan solo unos meses un impulso sin precedentes. El COVID 19 se ha revelado como un posible acicate para sacudirse estos miedos y afrontar una transición inevitable que solo puede llevarse a cabo mediante acciones audaces y valientes que, sin duda, abrirán las puertas a una nueva etapa en la forma de comunicarnos.

En nuestro caso particular, los tiempos de confinamiento nos han servido una vez más para saber que, como medio implicado profundamente en nuestro sector, contamos con el apoyo incondicional de nuestros suscriptores y anunciantes. Así ha quedado patente con las decisiones que como empresa nos hemos visto obligados a tomar durante estos últimos meses, en los que el teletrabajo y la ausencia total de actividades presenciales han abierto una nueva senda en la relación con nuestros lectores y anunciantes. La respuesta de todos ellos ha superado una vez más nuestras mejores expectativas, comprobando que nuestro sector nos tiene en alta estima como medio de comunicación comprometido, que aporta valor.

Por nuestra parte, como muestra de solidaridad y compromiso hemos puesto al alcance de todo el sector los últimos números de Profesional AGRO en versión digital de forma totalmente gratuita, incluidos los números elaborados durante el periodo de cuarentena. Paralelamente, hemos atendido en la medida que las circunstancias nos lo han permitido, la demanda de formato impreso, una opción que siempre estará disponible para todos nuestros lectores que así lo deseen. También hemos llevado a cabo importantes promociones para fomentar nuestra edición digital, una muestra más de nuestro compromiso con los nuevos rumbos que toma el mundo de la comunicación. Además, hemos dotado a nuestro portal de nuevas secciones y contenidos, y nuestro Newsletter ha seguido y seguirá fiel y puntual a su cita con el sector todos los jueves.

Este es el comienzo de una nueva etapa. Así debe ser y así será. Volveremos a la normalidad pero, efectivamente, será una “realidad nueva” en la que el compromiso con la información seguirá siendo firme, pero los caminos para comunicarnos serán el reflejo de un tiempo nuevo. La forma en la que el mensaje y la información lleguen a su destino de la forma más certera y eficaz puede que cambie, pero la información contrastada y bien presentada seguirá siendo siempre nuestra prioridad. Sean cuales sean los cambios que se avecinan, será un camino que recorreremos juntos.

Ilustración foto apertura: @GarryKillian


Suscríbete a nuestra Revista Digital Profesional AGRO


Escaparate de productos

Revolución industrial: el inicio de una nueva agricultura

La revolución industrial supuso un cambio radical en la estructura de la sociedad, con el auge de las ciudades y el éxodo del campo a la fábrica. Pero ello no hubiese sido posible sin el desarrollo de nuevos equipos y técnicas agrarias que permitieron aumentar la producción y trasportarla hasta las urbes.

El Plan Renove condiciona las inscripciones en Mayo de 2020

Continuamos con el análisis de la situación de la inscripción de maquinaria en el mes de mayo, cuya evolución sigue condicionada por la situación sanitaria y epidemiológica. Además, la espera del anunciado Plan Renove puede haber condicionado aún más a la baja la situación en algún tipo de maquinaria con respecto a lo que sucedía hace un año.

NEWSLETTER

Reciba semanalmente una selección de las noticias más destacadas de la actualidad del sector agrícola de forma totalmente gratuita y cómodamente en su ordenador. Rellene los datos que se solicitan en el formulario (email y nombre son necesarios) para recibir el Newsletter en el email que nos indique.

Profesional AGRO es una publicación de MMC&S mediaclever comunicación & servicios.
Leer m´s