Profesional AGRO
Profesional AGRO
Emilio Velasco Machuca
OPINIÓN
A vuelapluma / EMILIO VELASCO

NÚMERO 50,
UN RETO HECHO REALIDAD

Hay ocasiones en la vida de una publicación que no solo sirven para medir su integración en el sector al que va dirigida, sino que demuestran también la ilusión y el grado de implicación de quienes la hacen posible y, al propio tiempo, son ocasiones especiales que miden el apoyo y la confianza que los profesionales de ese sector la brindan: en suma, constituyen la valoración de su vitalidad. Hoy, con este número 50 que ahora tienen en sus manos, queridos amigos, nuestra Revista Profesional AGRO –la de todos– consigue destacar en un segmento tan competitivo como es el de la mecanización agraria, y lo hace gozando de una inquebrantable salud.

Como seguramente conocerán, a finales de 2014, sin aviso previo y contra todo pronóstico, desaparecía una publicación que hasta entonces había sido puntera como referente en la moderna mecanización agraria y de la que todos nosostros formábamos parte. Aquella –a todas luces– desacertada decisión empresarial dejaba “cojo” a un sector, el agrario, al que no le sobraban precisamente referencias de aquel estilo, lo que motivó que este equipo de profesionales, que habían dedicado buena parte de su trayectoria profesional a enriquecer a aquel medio, decidieran hacer suyo el reto que hoy conmemoramos con este número, especial por su significación simbólica, pero que responde en todo a la filosofía de servicio y superación que nos empuja a todos los que participamos de este ilusionante proyecto.

Porque Profesional AGRO nació bajo la vocación de ofrecer a sus lectores –los verdaderos profesionales que desarrollan su labor diaria en un medio tan sacrificado como es el campo– una esmerada presentación, un alto estándar de calidad en sus contenidos y la rigurosidad con la que se estudia, selecciona y desarolla la información albergada en sus páginas, haciendo todo ello de nuestra revista el más eficaz auxiliar y “consejero” para quienes desarrollan su actividad en nuestra agricultura, ganadería, espacios forestales y áreas verdes.

Y es que, a través del profundo estudio de nuestro sector primario, el equipo técnico y de redacción de nuestra revista está en disposición de ofrecer a sus lectores la mejor información existente sobre los más variados temas que atañen a nuestro mundo rural, porque la filosofía de Profesional AGRO, profundamente arraigada en todos los que participamos en su elaboración –casi como si la lleváramos grabada a fuego en nuestro ADN– es la vocación de servicio; solo así ha sido posible que en tan corto espacio de tiempo, gracias a la gran acogida de todos ustedes, nuestra publicación se haya instalado como referente del sector de la mecanización del agro español. A pesar de la indudable juventud de esta Revista –menos de un lustro de puntual aparición mensual–, Profesional AGRO cuenta con una sólida experiencia, vitalidad y afán de superación atesoradas por la experiencia del equipo responsable de ofrecer a sus lectores toda la información que necesitan para ayudarles a afrontar su actividad con las máximas garantías de éxito. Es la mejor manera de poder desarrollar su necesario trabajo con eficacia y eficiencia, rentabilizando una responsabilidad que no se puede valorar, nada menos que la de proveer de alimentos a la población.

Permítanme hacer una breve referencia a los profesionales que hacen posible que mes a mes llegue puntualmente a sus manos –o a sus ordenadores, según el caso– un nuevo ejemplar de nuestra Revista. A la cabeza de este equipo se sitúa Fátima Fernández, directora de la publicación, con la que he tenido el gran placer de trabajar codo con codo durante largo tiempo y que, bajo mi humilde punto de vista, representa como nadie el espíritu de este proyecto. Suya es, en gran medida, la iniciativa de poner en marcha este gran reto, y a ella debemos el hecho de que Profesional AGRO sea casi desde sus comienzos una realidad sólidamente consolidada. No en vano, Fátima representa el vínculo con las empresas del sector, aquellas que inyectan la savia necesaria que mantiene todos los engranajes a pleno rendimiento.

Al frente del apartado editorial, desarrollando los contenidos, cubriendo fielmente las numerosas convocatorias de prensa y eventos del sector y coordinando a nuestro plantel de colaboradores, está David Martín, con el que tuve la oportunidad de coincidir en mi última etapa como director de publicación y en el que pronto supe apreciar grandes capacidades como periodista versátil y de acreditada experiencia en el ámbito de la prensa especializada. Sus conocimientos del sector le vienen de familia, así que el “trabajo de campo”no tiene secretos para él.

El equipo creativo es otra pieza fundamental para entender la gran aceptación con que ha sido recibida la Revista desde sus comienzos. Con Manu G.-Mantilla y Kiko Gómez a los mandos, el departamento gráfico demuestra cada día su versatilidad y sus múltiples habilidades en el manejo de las herramientas que permiten presentar a todos ustedes el producto de la forma más “lustrosa” posible, convencidos como estamos de que una imagen y un diseño esmerados son las mejores armas al servicio de la información. A lo largo de los años he podido comprobar y poner en valor la importancia de su trabajo, y los resultados hablan pos sí mismos.

Las tareas administrativas y el departamento de suscripciones –facetas casi siempre desempeñadas en la sombra pero que, sin embargo, son de vital importancia para que todo fluya como debe–, son territorio de Ana García, persona muy cercana y de carácter afable con quien también he tenido el enorme placer de trabajar durante largos años.
No quiero olvidarme de nuestro plantel de colaboradores, otra pieza fundamental de la Revista puesto que hace posible ofrecer a los lectores mes a mes la variedad de contenidos que enriquece cada número con voz experta y personalidad propia. No sería posible citar a todos los que participan en el día a día, pero no puedo dejar pasar esta ocasión sin mostrar una vez más el agradecimiento de todo el equipo a este nutrido grupo de profesionales que tanto valor añadido aportan a nuestra publicación.

A pie de campo, siempre en estrecho contacto con los agricultores y profesionales del sector, Félix y Cristina Pascual se encargan de tomar el pulso a la realidad del sector a través de “Agro en Directo”, la sección que coordinan desde los comienzos de la publicación. Por su parte “Agro Consulting”, la sección que aborda todos los temas relacionados con las prácticas agrícolas y su problemática cotidiana analizada desde los más variados puntos de vista, cuenta con un excelente tándem de colaboradores entre los que destaca el equipo formado por Agustín del Pino, Luis Rosel y Antonio Morente, todos ellos grandes profesionales de sólida experiencia y acreditada trayectoria en diferentes ámbitos como la formación, la seguridad laboral, la psicología empresarial o la comunicación.

Gracias al esfuerzo y profesionalidad de este gran equipo, nuestra aún joven Revista mensual Profesional AGRO ha conseguido situarse en un lugar de privilegio como referente del sector español de la mecanización agraria. En el transcurso de estos cuatro años y medio, y con 50 números publicados, nuestra cabecera ha conseguido posicionarse como referencia indiscutible para un sector tan dinámico y altamente tecnificado como el primario, y todo ello como resultado de la decidida apuesta de un reducido y emprendedor grupo de informadores, verdaderos artífices de que durante estos años, mes a mes, la Revista llegue puntualmente a las manos de nuestros lectores.

Medio centenar de números se han publicado desde aquel ya lejano abril de 2015, y durante ese tiempo se han debido superar todo tipo de dificultades para asegurar su permanencia en un mercado difícil y competitivo, la mejor forma de manifestar las inasequibles intenciones de sus realizadores por poner al servicio del mundo rural nacional el mejor medio de información y consulta, merced a la elaborada calidad de sus informaciones y la esmerada presentación que hacen que su lectura no solo sea interesante, sino además, muy amena y agradable; todo un estímulo para formarse más y mejor.

Profesional AGRO nació como una publicación destinada a convertirse en reflejo del dinamismo de un sector de gran actividad y cuyo alto valor estratégico es primordial por su decisiva participación en el PIB nacional y con esas premisas consiguió afianzar su posición casi desde el primer número editado, gracias a la seriedad y gran interés de su información, elaborada por un gran equipo de profesionales que han hecho de la comunicación seria y responsable el motor de su vocación y el centro de todas sus ilusiones.

Lógicamente, estos cinco años transcurridos no han estado exentos de las naturales dificultades que siempre conlleva desarrollar una labor divulgadora, en ocasiones agravadas por alguna que otra “zancadilla”, siempre felizmente superada. Pero, con el natural júbilo que origina la presentación de este número 50 –y ¡por qué no! con el natural orgullo como “padres de la criatura”–, no queremos dejar pasar la oportunidad de agradecer desde estas líneas la confianza y apoyo de todos ustedes, queridos amigos, clientes, suscriptores y lectores que, como “padrinos”, han hecho posible que nuestro sueño se hiciera realidad. Es como conseguir “tocar las estrellas, pero con los pies en el suelo”.

Para finalizar estos comentarios, solo resta asegurar que Profesional AGRO nació como una publicación abierta, viva, activa, libre e independiente –lo sigue y seguirá siendo–, con buenos colaboradores, redactores y diseñadores valiosos que han sabido conquistar el aprecio y confianza de muchas empresas y profesionales del sector. Como sucede en la historia de toda publicación “viva”, alguna de aquellas empresas colaboradoras, anunciantes y suscriptores se fueron, otros se quedaron, y otros muchos se nos unirán, como parte de una dinámica más del relevo normal en cualquier actividad dentro de una sana competencia cultural, informativa y publicitaria en la que se involucran todos los que piensan tener algo que decir. A todos ellos les agradecemos la confianza –pasada, presente o futura– depositada en nuestro medio.

Con ser bueno todo lo expuesto, lo mejor, ¿saben qué es?...
...Pues que seguiremos “tocando estrellas”, porque a este primer medio centenar de números, seguirán otros 50, y otros 100 más, otros 200, y otros...

Profesional AGRO es una publicación de MMC&S mediaclever comunicación & servicios.
Leer m´s