Profesional AGRO
Profesional AGRO
OPINIÓN
Firma invitada / CARMEN QUINTANILLA*

40 AÑOS LUCHANDO POR SITUAR A LA MUJER RURAL COMO REFERENTE

Las mujeres que residen en los municipios más pequeños lo tienen más complicado a la hora de conseguir desarrollar su vida laboral, personal y familiar en las condiciones que ellas quieren. Esta situación es un grave problema para ellas pero también para la sociedad rural y para la vertebración económica y social de todo el país, ya que no podremos hacer frente al grave problema de la despoblación hasta que no paremos lo que yo siempre he denominado como huida ilustrada haciendo referencia a la perdida de talento femenino que sufren nuestros pueblos durante décadas. Pues a pesar de contar con la generación de mujeres jóvenes mejor formada de la historia, son ellas las primeras en marcharse a las ciudades ante la falta de oportunidades y las dificultades para conciliar.

No cabe duda de que la despoblación en España tiene nombre de mujer, pero también quiero dirigir un mensaje a los lectores de la Revista Profesional Agro para decirles que hablar de mujeres rurales también es hablar de esfuerzo, de talento y de personas que se han hecho así mismas superando numerosos obstáculos.

Mujeres que a pesar de las dificultades están demostrando que son capaces de liderar y de emprender proyectos de éxito, y que apuestan por el emprendimiento en muchas ocasiones como la única alternativa para poder conciliar pero sobre todo, lo hacen pensando en la creación de riqueza y desarrollo para sus municipios. Para que se hagan una idea de la gran fuerza emprendedora que tienen las mujeres de nuestros pueblos les diré que más de la mitad del empleo rural, el 54%, lo crean ellas, y 8 de cada 10 autónomas rurales apuestan por emprender en productos o servicios carentes en su propio municipio.

AFAMMER siempre ha sido consciente del gran potencial de nuestras mujeres y de que la formación y el empleo es clave para que nuestros pueblos no desaparezcan. Por ello, desde AFAMMER fuimos pioneras a la hora de acercar formación a la carta a las mujeres y familias del medio rural, para que tuvieran acceso al empleo o al emprendimiento sin que tuvieran que desplazarse de su municipio.

Así mismo, cuando internet comenzó a extenderse realizamos programas de formación en e-commerce y en alfabetización digital para evitar la desconexión de la población rural, y paliar en cierta medida su aislamiento.

Gracias a nuestro programa de Iluminación Digital hoy 180 pymes rurales han corregido la pérdida de competitividad que sufrieron por el desfase tecnológico entre éstas y las ubicadas en grandes poblaciones y más de 4.000 personas residentes en zonas rurales han aprendido a realizar gestiones indispensables hoy en día como es el manejo de la firma digital o la compra de productos o servicios a través del e-commerce.

Pero también seguimos impulsando la creación de nuevos emprendimientos digitales para que más emprendedores del medio rural, especialmente mujeres, puedan emprender. Desde comienzos de año desarrollamos un programa formativo de digitalización para negocios rurales en Castilla-La Mancha.

En AFAMMER sabemos que una mujer que se prepara y estudia, y se integra en el mercado laboral, impacta no solo a las mujeres de su alrededor; sino también a sus pueblos; a sus comarcas y genera un impacto en todo el país.

Pero esta formación tiene que venir acompañada de una mayor difusión por parte de los medios de comunicación social, para que puedan aparecer más referentes anónimos que impulsen a otras a seguir su ejemplo: apostar por quedarse en sus pueblos creando riqueza para su entorno.

Por ello, como organización representativa de las mujeres rurales en el Consejo de Igualdad de RTVE, velamos para que aparezcan como referentes en los medios de comunicación pero también para que se visibilice la gran labor que realizan las personas que se dedican a la agricultura, a la ganadería y al sector agroalimentario porque son los que alimentan el mundo.

Hoy gracias en gran medida al trabajo desarrollado por AFAMMER durante nuestros 40 años de vida podemos decir que la mujer rural ya no es invisible porque forma parte de la agenda política y social, pero tenemos todavía un largo camino por recorrer y en este sentido tenemos que ir de la mano con los medios de comunicación y no olvidarnos de que a pesar de los conflictos que asolan nuestro mundo todavía existe despoblación y esta tiene cara de mujer.

* Carmen Quintanilla Barba, Presidenta nacional de AFAMMER
www.afammer.es

Ilustración: Kiko Gómez Lozano.

Profesional AGRO es una publicación de MMC&S mediaclever comunicación & servicios.
Leer m´s