Profesional AGRO
Profesional AGRO
Robert Renwick
OPINIÓN
Firma invitada / ROBERT RENWICK*

UN FUTURO MÁS SOSTENIBLE EN LA UE ES POSIBLE

La próxima década va a suponer un desafío enorme para a los agricultores, que deben afrontar la transición que en la Unión Europea se ha marcado de producir más y mejores alimentos, con una menor huella de carbono y preservando el medioambiente.

Desde Syngenta creemos firmemente que este reto, que nace de la exigencia de los consumidores europeos para conseguir un sistema agroalimentario sostenible, no se puede superar si no es a través de la ciencia y la innovación, aportando a los agricultores soluciones que les permitan conseguir la sostenibilidad real de sus explotaciones: ser productivos y rentables en lo económico, asegurando la calidad de sus cosechas y el cuidado del medioambiente.

Precisamente, en estos difíciles tiempos de pandemia que nos ha tocado vivir por el COVID-19, todos nos estamos dando cuenta de lo difícil que resulta buscar el equilibrio entre la protección de la salud y el mantenimiento de las constantes vitales de la economía. Eso mismo les acurre en su día a día a los agricultores, que son los principales interesados en cuidar su territorio, pero que necesitan mantener sus ingresos para poder vivir. Estas dos realidades tienen una solución común: tanto para superar la pandemia como para conseguir una agricultura sostenible no queda más remedio que confiar en la ciencia y apostar por la investigación.

Syngenta, como compañía líder del sector agrario, ha asumido desde hace años la responsabilidad de ofrecer soluciones innovadoras al sector y ha puesto en juego todos sus recursos de I+D+i para responder a los retos del sector. Y lo ha hecho activamente a través de un programa de compromisos, denominado “The Good Growth Plan”, que iniciamos en 2013 y que acabamos de renovar este año.

Así, para 2025 el Grupo Syngenta se compromete a invertir 2.000 millones de dólares en agricultura sostenible y poner a disposición de los agricultores dos avances tecnológicos cada año. Los compromisos específicos en el nuevo “The Good Growth Plan” se dividen en cuatro áreas de actuación: acelerar la innovación para los agricultores y la naturaleza; luchar por una agricultura neutra en carbono; ayudar a las personas a mantenerse seguras y saludables; y establecer alianzas para frenar el impacto.

Este plan de acción tiene ya resultados reales y tangibles, auditados por una entidad independiente, que nos dan una idea de cómo con acciones concretas se pueden obtener beneficios tanto para los agricultores como para la sociedad y el medioambiente. Así, según los últimos datos recogidos en España y Portugal en la red de explotaciones de referencia de “The Good Growth Plan”, hemos conseguido un 20% de incremento en la productividad en cultivos como la cebada; tenemos ya 499.544 hectáreas implementadas bajo prácticas de Agricultura de Conservación del suelo; también tenemos 66.638 hectáreas implementadas en proyectos de extensión de la biodiversidad en entornos agrarios.; y hemos formado a 55.438 agricultores y técnicos en uso seguro y buenas prácticas agrícolas.

Estos buenos resultados obtenidos por “The Good Growth Plan” no hubieran sido posibles sin la implicación de todo el sector: desde los agricultores que han apostado por estos proyectos en favor de la sostenibilidad; a los distribuidores que son la pieza clave para conectar con los agricultores y ayudarles a implementar los proyectos; pasando por los técnicos y equipo comercial de Syngenta que sabe transmitir la importancia de estas acciones; hasta llegar a organizaciones agrarias, universidades y centros de investigación que son imprescindibles para que la innovación no solo llegue al campo sino que se pueda medir y validar con parámetros científicos.

Para Syngenta, “The Good Growth Plan” no es solo una apuesta por la innovación y la ciencia, sino que es una iniciativa que claramente va a ayudar a los agricultores a cumplir con el nuevo entorno normativo de la PAC, y con las estrategias a nivel europeo de biodiversidad y “De la Granja a la Mesa”.

Por último, recordar también el compromiso de Syngenta como miembro de la Asociación Europea de la Industria de Protección Vegetal (ECPA), que está fuertemente involucrada en los objetivos del Pacto Ecológico Europeo para un futuro más sostenible y más resistente al cambio climático. La agricultura y la industria fitosanitaria tienen un papel vital que desempeñar en una Europa más verde y, por ello, ha anunciado que se invertirán más de 14.000 millones de euros en nuevas tecnologías y productos más sostenibles para 2030 para reducir la huella de carbono y aumentar la biodiversidad de la agricultura, en la misma línea que Syngenta lleva haciendo desde 2013 con “The Good Growth Plan”.

Sin lugar a dudas, con el apoyo de todo el sector una Europa más verde y sostenible es posible y está ya en marcha.

* director general de Syngenta para España y Portugal
www.syngenta.es

Ilustración: Kiko Gómez Lozano.

Profesional AGRO es una publicación de MMC&S mediaclever comunicación & servicios.
Leer m´s