Profesional AGRO
Profesional AGRO
Miguel Ángel Menéndez
OPINIÓN
Firma invitada / MIGUEL ÁNGEL MENÉNDEZ*

SINE AGRICULTURA NIHIL

Es algo sabido que la agricultura española es un océano de contrastes. Desde la máxima tecnología en la producción de alimentos hasta el más pequeño agricultor, todos formamos parte del mismo sector. Ese contraste hace que España sea considerada como la huerta de Europa. Pues bien, esa misma Europa que es la que manda en tantas y tantas cosas, es la que de una manera clara ha hecho que, en muchos ámbitos, perdamos nuestra autonomía.

Europa ha traído muchas cosas buenas y, por supuesto, el desarrollo y equiparación de rentas entre los distintos sectores productivos. Pero si hay algo sobre lo que aún no nos hemos puesto al mismo nivel que nuestros socios europeos, es en el tema de la seguridad de las máquinas. Y es que cada cierto tiempo nos desayunamos con un “accidente” en el manejo de la maquinara agrícola.

Accidentes, créanme, en la mayor parte de las situaciones evitables. El problema en estos casos, ya no es la crítica hacia la Administración Local, Nacional o Europea. El problema está en la concienciación del propio agricultor en el riesgo implícito que conlleva manejar este tipo de maquinaria tan avanzada, en ciertos casos, y tan antigua en otros.

Es muy cierto que hace ya muchos años se realizó un Plan Renove, pero desde que entramos en la famosa crisis económica, salvo por parte de algunas Administraciones regionales, no ha existido una apuesta clara por parte de ningún Gobierno por este tipo de actuaciones. Cuando hablamos de seguridad todos estamos en cierta manera involucrados. A los fabricantes nos exigen, y con razón, toda una serie de especificaciones para cumplir con los máximos criterios de seguridad. Eso ha llevado en muchas ocasiones a un incremento de los precios de la maquinaria, pero debe ser el agricultor el que también se auto exija ese plus de responsabilidad. No cabe duda de que un tractor no es precisamente un vehículo para hacer carreras, pero es por ello que al ser una máquina herramienta, habría que pedir a los legisladores una mayor cualificación para su uso y, por supuesto, la aplicación de nuevos planes de renovación del parque de tractores y maquinaria.

La agricultura española es pionera en muchos ámbitos, pero no es menos cierto que la Administración debe estar a la vanguardia de las ayudas a la renovación del parque de maquinaria. Es urgente y necesaria la implantación de un plan serio y eficaz de ayudas al agricultor para la renovación de sus tractores y la prohibición de uso de determinadas máquinas “nostálgicas” que son –en un elevado porcentaje– las involucradas en los accidentes con fatal resultado.

Si queremos que nuestro campo siga siendo pionero, debemos y tenemos la obligación de mejorar muchas cosas, pero la prioritaria, si cabe, es la renovación de la maquinara obsoleta y peligrosa que aún circula sin control por los campos y caminos de nuestra amplia geografía.

Este soporte por parte de la Administración también ayudaría a dinamizar un sector que, aunque los que estamos dentro siempre decimos que está en crisis, ahora verdaderamente lo está. Y es que siempre miramos a nuestros vecinos europeos con esa nostalgia en mucho ámbitos, pero es muy cierto que en la mayoría de los países de nuestro entorno, la maquinaria agrícola –y los tractores en particular– ha experimentado una renovación mucho más acusada que la llevada a cabo por los agricultores de nuestro país y las ayudas, si no más cuantiosas, sí que han sido más sostenidas en el tiempo.

Cuando empecé mi vida profesional en el mundo agrícola e ingresé en la Escuela de Ingenieros Agrónomos, el lema de la Escuela (y de lo que queda ya de ella…) era “Sine Agricultura Nihil”, que grosso modo significa “Sin Agricultura, Nada”. Bueno, pues debe quedar claro que hoy en día ese lema debería ser adaptado a “Sin Agricultor, Nada”, y es que son muchas las razones que nos tienen que impulsar a todos –fabricantes, intermediarios y administraciones– a cuidar al personaje más importante en este sector y evitar su desaparición, en estos tiempos de la España no vaciada, sino amplia y a gusto: el agricultor/ganadero.

* Responsable de Massey Ferguson para España y Portugal

www.masseyferguson.es

Ilustración: Kiko Gómez ©

Profesional AGRO es una publicación de MMC&S mediaclever comunicación & servicios.
Leer m´s