Profesional AGRO
Profesional AGRO
Florentino Juste
OPINIÓN
Firma invitada / FLORENTINO JUSTE *

LA INNOVACIÓN AL SERVICIO DE UNA AGRICULTURA COMPETITIVA

La Feria de maquinaria agrícola SIMA 2019 de Paris que se celebrará del 24 al 28 de Febrero de 2019, se prepara para una nueva edición con el lema “La innovación al servicio de una agricultura competitiva”. Como miembro del Jurado que he participado en la concesión de los Premios de Innovación quiero destacar cómo la maquinaria y la tecnología agraria es hoy un potente sector a la vanguardia de la innovación, intentado dar respuesta a las demandas del sector agrícola y especialmente a los agricultores y ganaderos.

Innovar es desarrollar e incorporar nuevos productos, procesos y estrategias comerciales que mejoren la rentabilidad y competitividad de las explotaciones, reduzcan la dureza del trabajo y la seguridad de las personas y colaboren en el mantenimiento y mejora del medio ambiente. Estos son los grandes compromisos que los fabricantes de maquinaria y equipos agrícolas han presentado al concurso de Premios SIMA2019: Calidad de trabajo y rendimiento de las máquinas; Seguridad del operario; y Agricultura digital. De las más de 120 candidaturas presentadas, podemos decir que casi la mitad de los premios concedidos corresponden a aplicaciones digitales y sistemas de ayuda a la decisión. No voy a entrar en la descripción de los premios concedidos (2 medallas de oro, 5 de plata y 20 de bronce) ya que estos se describirán detalladamente en la revista y tendrán una gran divulgación en los medios de comunicación y en la propia Feria, pero si querría, en estas líneas, mostrar algunas de las grandes tendencias.

A través de los numerosos años que existe este Premio a la Innovación hemos visto cómo han ido cambiando las tendencias y especialmente cómo la automatización, la agricultura digital y los sistemas de ayuda a la decisión han ido madurando y generalizándose. Durante muchos años las máquinas han ido aumentando más y más su tamaño, tanto en potencia como en capacidad de trabajo. Hoy en día, es difícil pensar que esta tendencia va a continuar y los sectores de tractores, aperos y máquinas automotrices se plantean dos opciones: máquinas grandes en solitario o máquinas más pequeñas en trabajo en flota. Este dilema lo iremos viendo en los próximos años con el avance de la motorización eléctrica y la conectividad entre máquinas y entre máquinas y aperos.

La motorización de tractores y máquinas automotrices es otro gran punto de evolución en estos años. Así, hemos visto la introducción de motores de pilas de combustible, motores eléctricos con baterías acopladas, tractores completamente eléctricos con baterías de litio e incluso equipos con cable conectado a generador. La motorización eléctrica está en proceso de desarrollo y, aunque su aplicación es escasa en grandes máquinas, creo que se va a desarrollar fundamentalmente en equipos de pequeño tamaño, actuadores específicos y robots para trabajos selectivos de poda, binado, tratamientos herbicidas o control de la calidad del cultivo.

El sector de maquinaria agrícola, al igual que otros sectores como el automóvil, está implementando la conectividad en muchas de las operaciones agrícolas, como trabajo del suelo, aplicación de productos fitosanitarios, abonado, predicción de plagas, etc., de tal forma que el equipo y las condiciones de la parcela (mapeado del suelo), combinadas con las predicciones meteorológicas, regularán automáticamente la velocidad del tractor y las condiciones de aplicación.

En este punto entramos de lleno en la agricultura de precisión o, mejor dicho, en una “agricultura de decisión”. Hoy, el agricultor dispone de toda la tecnología para tener una monitorización completa de las máquinas y aperos (elementos de reconocimiento de máquinas y operarios). Dispone, a su vez, de sistemas de ayuda a la decisión que vía Smartphone o Bluetooth pueden ofrecerle una gestión y control de entrantes según las necesidades del cultivo, el consumo de nutrientes y agua, las condiciones del suelo y la variabilidad intraparcelaria.

También hemos visto aparecer con fuerza en los últimos años el desarrollo de nuevas plataformas de interconexión entre agricultores que permitirán un intercambio de trabajos, alquiler de equipos o predicción de reparaciones y la utilización de la realidad virtual para limpieza y mantenimiento de las máquinas.
Así, la tecnología agraria dispone de herramientas de medida conectadas, abarcando un gran número de variables (agronómicas, suelo, planta, meteorológicas, etc.) y de un gran abanico de sistemas de ayuda a la decisión. Toda esta tecnología se complementa con la posibilidad de que las máquinas, vía norma ISOBUS y GPS/GNSS, puedan realizar el trabajo programado y aplicar “la dosis correcta en el sitio adecuado”.

En resumen, las novedades presentadas y los premios concedidos responden al lema de SIMA 2019 “La innovación al servicio de un agricultura competitiva” y a los desafíos que la agricultura demanda para “producir más y mejor” y, a su vez, ser competitivos y medioambientalmente eficientes.

* Miembro del Jurado
Premios a la Innovación SIMA 2019
https://en.simaonline.com

Ilustración: Kiko Gómez ©

Profesional AGRO es una publicación de MMC&S mediaclever comunicación & servicios.
Leer m´s