Profesional AGRO
Profesional AGRO

SERGIO PALACIOS

Coordinador y Administrador General,
Central de Abasto de la Ciudad de México (CEDA)

Sergio Palacios, Coordinador y Administrador General de la Central de Abasto de Ciudad de México, es la cabeza visible del mercado mayorista de alimentos más grande del mundo. La entidad ha sido distinguida en la presente edición de FITUR con el Premio Excelencias Turísticas 2017 por su papel como nuevo foco turístico representativo de la cultura mexicana.

Con una facturación de 9.000 millones de dolares al año, la Central de Abasto de la Ciudad de México surte a la práctica totalidad del país tanto de alimentos nacionales como importados. Gran parte de la producción agroalimentaria y de la exportación de la República Mexicana pasa por esta Central que, a su vez, establece y regula los precios del mercado. Tiene como misión garantizar el abasto suficiente, oportuno y en las mejores condiciones de higiene, de productos alimenticios a los habitantes no solo del Valle de México, sino de buena parte del país, y el compromiso de la modernización de su infraestructura y la regulación del flujo de productos en beneficio de productores, comerciantes y consumidores.
Como mercado mayorista más grande del mundo, ha consolidado sus logros mediante una estrategia que tiene como objetivo remarcar su atractivo tradicional y su papel como entidad no solo logística, sino también cultural y turística.
Para poder conocer con más detalle el funcionamiento de este histórico fideicomiso, hemos tenido ocasión de intercambiar impresiones con su Coordinador y Administrador General, Sergio Palacios, en el marco de FITUR 2018, donde ha acudido para recibir el Premio Excelencias Turísticas condecido a la CEDA por su papel como nuevo polo turístico de México.

Señor Palacios, México es el 10º productor mundial de alimentos, lo que convierte a CEDA en un organismo de vital importancia para la economía mexicana. ¿Cuáles son las principales características de la Central de Abasto de la Ciudad de México?

La Central de Abastos desempeña una función muy relevante. Debido a la diversidad climatológica de México, este organismo sirve para centralizar los productos exclusivos de una zona concreta y distribuirlos en cada rincón del país, sea cual sea su procedencia. Sirva un ejemplo gráfico: el chile habanero del Yucatán pasa por la Central y llega a Monterrey; o el tomate de Sinaloa llega a Tabasco, siempre pasando por la CEDA.
Es una instalación estratégica que abastece el 80% de la alimentación de la zona metropolitana de la Ciudad de México y el 35% de los productos alimentarios a nivel nacional.

Agroexpo

Nos encontramos en FITUR, una de las Ferias más importantes del sector turístico a nivel mundial, que acaba de galardonar a la CEDA con el Premio Excelencias Turísticas 2017. ¿Qué valoración hace de este reconocimiento?

Es un galardón muy importante para nosotros, porque la Central de Abastos es una síntesis de lo que es México. Es el lugar donde los mexicanos encontramos los olores y sabores de nuestra tierra.
Más allá de su función alimentaria y de distribución de todo tipo de productos e insumos, la CEDA desempeña una labor cultural muy importante, promoviendo actividades culturales a nivel nacional e internacional, como por ejemplo el muralismo mexicano –mediante la reciente realización de 32 murales en la Central–, exposiciones y otras muchas iniciativas que aportan un rostro humano a nuestra actividad, más allá de lo puramente logístico. Por esta razón, este Premio otorgado en el marco de un certamen tan importante como FITUR es algo que valoramos y agradecemos, un reconocimiento a esa faceta cultural –tan estrechamente relacionada con el turismo– que promovemos desde la Central.

“MÁS ALLÁ DE SU FUNCIÓN LOGÍSTICA Y DE DISTRIBUCIÓN DE PRODUCTOS E INSUMOS, LA CEDA DESEMPEÑA UNA LABOR CULTURAL MUY IMPORTANTE”

Para este 2018 que acaba de comenzar, la CEDA tiene en su agenda algunas novedades, como la implantación de nuevas tecnologías orientadas a mejorar la actividad de la Central de Abastos. ¿Qué puede adelantarnos sobre este proyecto?

En colaboración con una agencia, estamos promoviendo y desarrollando una plataforma llamada “abastoenlinea”, una herramienta dirigida en su primera fase a mayoristas, que ayudará a la Central de Abasto a entrar en una nueva etapa de modernización y que permitirá la compra de productos a través de la pantalla de un ordenador. En esta plataforma estarán disponibles todos los productos y permitirá incluso realizar comparativas de precios, de manera que, literalmente con un solo click, el comprador podrá decidir qué producto adquiere y recibirlo directamente en la puerta de su restaurante, de su hospital o de su hotel. Tenemos la intención de que se convierta en una herramienta plenamente operativa en un plazo lo más breve posible –teniendo en cuenta que 2018 es año electoral en México–, y esperamos poder complementarla en el futuro con una “App” que permita su utilización no solo para transacciones entre mayoristas, sino también en la compra de menudeo.
Una herramienta de estas características ofrece muchas ventajas en lo referente a la logística operativa de la CEDA, puesto que la posibilidad de rea­lizar la compra online evita la necesidad de desplazarse a la Central, con todo lo que eso conlleva: flujo de vehículos únicamente de salida para disminuir colapsos de tráfico y otros problemas colaterales...

¿Qué va a suponer su implantación en relación con la eficiencia operativa, además del previsible ahorro en tiempo y en costes?

En la Central de Abasto entran a diario 60.000 vehículos. La posibilidad de que el flujo de vehículos no sea de entrada y salida ofrece muchas facilidades como las que ha comentado, pero las ventajas de esta herramienta van aún más allá: el la Central de Abasto, una gran parte de las operaciones se realizan todavía en efectivo, razón por la cual la posibilidad de que estas transacciones se realicen digitalmente nos brinda también muchas ventajas en lo relativo a la seguridad. Por ejemplo, no podemos obviar que, debido al gran manejo de efectivo, la Central de Abasto de la Ciudad de México es un foco de atracción para los ladrones, problema que desaparecería en el caso de realizar las transacciones digitalmente.

Agroexpo

Sin duda se trata de un cambio revolucionario para la CEDA. ¿Cree que experiencias como ésta son extrapolables a otros mercados, como España y el resto de Europa?

Estoy convencido de que Centrales como Mercamadrid o Mercabarna están muy modernizadas y han logrado avances muy interesantes; nosotros estaremos siempre encantados de trasladar y compartir nuestras experiencias, pero también dispuestos a aprender de la experiencia de otras Centrales que pueda servirnos para mejorar.
Valga un dato muy remarcable: por ejemplo, en comparación con Mercamadrid, nosotros tenemos a 90.000 personas trabajando en la Central de Abasto. Esto significa que aún quedan muchos procesos por mecanizar, pero estoy convencido de que también tenemos mucho que aportar.

Por último, ya que estamos en una Feria dedicada al Turismo, nos gustaría que nos hablara de la relación existente entre la CEDA y un sector estratégico como es el turístico.

Un aspecto fundamental que estamos intentando promover en este aspecto es que la Central de Abasto se convierta en un foco de interés turístico, del mismo modo que está ocurriendo con muchos mercados en las grandes ciudades. En lo referente a la logística, el papel de la Central es fundamental: es el lugar al que llegan los productos procedentes de todo el país, donde se transportan a un andén y son cargados en bodegas a las que acceden los camiones que los trasladarán a su destino... La logística es vital para el turismo, no olvidemos que estamos hablando de la comida y los insumos que abastecen a la población, por lo que la relación entre la logística y el turismo tiene una importancia determinante.

CEDA, 600 años de historia

Hace casi 600 años se fundó el legendario mercado, el gran Tlanechicoloyan, antecedente histórico de la Central de Abasto de la Ciudad de México, donde la gran diversidad de productos que allí cambian de manos también procede, como en la antigua plaza, de todos los rincones de la geografía Mexicana. La construcción de la Central de Abasto en la década de los setenta del siglo XX fue la respuesta a una de las principales demandas de la capital del país, cuyo mercado principal, La Merced, ya no respondía con eficiencia a las necesidades de la época.
Con el compromiso de crear un nuevo recinto que conjugara tradición con modernidad, las autoridades encargaron el diseño del proyecto a Abraham Zabludovsky, uno de los mejores arquitectos del mundo, quien realizó una impresionante obra por su tamaño y funcionalidad. Su estratégica ubicación geográfica facilita la entrada y salida de productos hacia cualquier parte de la ciudad de México y de los diversos Estados que la rodean.
En marzo de 1981 se iniciaron las obras de la CEDA en Chinamperías, ubicado en la delegación Iztapalapa y fue inaugurada el 22 de noviembre de 1982 por el presidente José López Portillo.

Más información:
http://ficeda.com.mx
www.abastoenlinea.com
info@abastoenlinea.com

 

Profesional AGRO es una publicación de MMC&S mediaclever comunicación & servicios.
Leer m´s