Profesional AGRO
Profesional AGRO

RENTABILIDAD DE SERIE

Cargadora Telescópica
Weidemann 5080T

Además de ofrecer una gran funcionalidad, un alto nivel de confort y los máximos estándares de seguridad, las cargadoras sobre ruedas de Weidemann son fiables, potentes y duraderas. El modelo 5080T se sitúa en lo alto de la gama de la firma alemana e incorpora un brazo telescópico que combina el rendimiento de una máquina articulada con las prestaciones de una manipuladora, de forma que las grandes alturas de descarga también han dejado de ser un problema.

Desde su fundación en 1960, Weidemann ha tenido como principal misión facilitar el trabajo a los agricultores mediante la mecanización de la gestión interna de la explotación agraria. Los orígenes agrícolas de la firma alemana proceden de sus fundadores, dos hermanos granjeros que compartían además un interés común por la tecnología. Ya desde sus comienzos, la estrecha cooperación entre el departamento de diseño y desarrollo de Weidemann con los usuarios de sus máquinas ha permitido encontrar conceptos innovadores y configurar un amplio catálogo de productos bien definido, con una elevada utilidad práctica y una técnica perfeccionada.

"La cargadora 5080T de Weidemann es potente, duradera y capaz de ofrecer la solución adecuada para cada tarea."

La gama de productos Weidemann comprende las multifuncionales Hoftrac de diseño compacto (todo un éxito desde su aparición allá por 1972), los manipuladores telescópicos y las potentes cargadoras sobre ruedas, disponibles con brazo de carga o con brazo telescópico (como es el caso del modelo 5080T que nos ocupa en esta ocasión). Además, una amplia variedad de implementos y opciones de neumáticos convierten su gama de productos en una elección potente, fiable y muy versátil, siempre con la multifuncionalidad como bandera.

Productividad sobre ruedas

Además de contar con un extenso y robusto equipamiento de serie, estas máquinas se benefician de múltiples opciones de configuración según la aplicación y las preferencias del usuario tales como el motor, el accionamiento, el puesto de mando o el sistema hidráulico. Gracias a la gran cantidad de implementos disponibles, trabajos como dar de comer, recoger estiércol, barrer, apilar o transportar balas de paja convierten a estas máquinas en multiherramientas de uso universal en cualquier explotación agraria moderna.

La espina dorsal del diseño Weidemann es su legendaria unión articulada pendular, que mantiene el contacto de las cuatro ruedas con el suelo en cualquier situación y sobre cualquier terreno. Dado que el carro delantero y el posterior pueden oscilar de forma independiente, las ruedas reaccionan con precisión a cualquier irregularidad utilizando siempre la máxima tracción sin desperdicio de potencia. El accionamiento mediante un eje de engranajes planetarios eleva el par de giro en la rueda y mejora la fuerza de empuje, de forma que la relación óptima entre la fuerza de empuje y la potencia de la máquina permite trabajar de forma flexible y económica.

VÍDEOS

FOTOS

Maniobrable, todoterreno y multifuncional

El brazo telescópico de las cargadoras Weidemann es el elemento que aúna las ventajas de una máquina articulada con las de un manipulador telescópico, haciendo que las grandes alturas de descarga dejen de representar un problema. La construcción del brazo es robusta y estable, y su movimiento en paralelo se realiza de forma hidráulica. Además, todas las tuberías importantes quedan ubicadas en el interior del brazo y protegidas de los factores externos.
Todas las cargadoras sobre ruedas telescópicas de Weidemann están equipadas de serie con un limitador del ángulo de retroceso que impide que el brazo telescópico pueda extenderse o replegarse en exceso, evitando, por ejemplo, que el contenido de un cucharón caiga sobre el puesto del conductor. Otros detalles como los topes para evitar que se toquen el carro delantero y el posterior en posición de máximo ángulo de giro –protegiendo así la pintura de cualquier roce–, hablan por si solos del empeño de Weidemann en proteger el valor de la inversión.

CABINA ABATIBLE LATERALMENTE.

Las cargadoras sobre ruedas de Weidemann están equipadas con cabina abatible que permite acceder fácilmente al motor, al sistema hidráulico y al sistema eléctrico, gracias a lo cual el control y el mantenimiento de la máquina es mucho más sencillo. Incluso el capó del motor se puede abrir completamente hacia arriba para ofrecer un acceso óptimo.
El volante de dirección puede configurarse individualmente según las necesidades del operario. De ese modo, se garantiza que todos los conductores puedan utilizar la máquina de forma ergonómica y sin cansancio. El puesto de mando cuenta con un joystick ergonómico de última generación con teclas iluminadas que ofrece facilidad de uso, multifuncionalidad y un control perfecto de la máquina y sus funciones, todo con una sola mano.
Mucho espacio para las piernas, tableros de instrumentos bien visibles, asiento cómodo y buena visibilidad sobre el implemento son algunas de las características que convierten a la cabina de la cargadora Weidemann 5080T en lugar de trabajo que motiva y protege al trabajador.
La temperatura de trabajo en la cabina es excelente gracias a la eficiencia de la calefacción y la ventilación con ventiladores, filtro de aire fresco y toberas bien distribuidas. Para condiciones de trabajo con temperaturas exteriores especialmente altas, está disponible como opción el aire acondicionado montado en el techo, que asegura una temperatura de trabajo óptima en el interior de la cabina y permite un caudal de aire más alto con gran rendimiento de refrigeración.

Motores preparados para el futuro

Desde 1990 están vigentes normativas específicas sobre emisiones para máquinas de trabajo autopropulsadas no de carretera con un plan de cinco fases que prevén una reducción gradual de las emisiones de los motores en las diferentes clases de rendimiento. Las fases de reducción de las emisiones reciben en Europa el nombre de fases (I, II, IIIA, IIIB, IV) y en Estados Unidos, el de Tier (1, 2, 3, 4 provisional, 4 final y 5). Cada fase indica un valor límite máximo permitido de las siguientes sustancias contaminantes: óxidos de nitrógeno (NOx), monóxidos de carbono (CO), hidrocarburos (HC) y partículas finas/partículas de hollín (PM).

Recubrimiento a prueba de los más exigentes

El recubrimiento con pintura en polvo es otro punto fuerte de la calidad Weidemann. Sensiblemente más resistente y duradero que el barniz líquido habitual, es al mismo tiempo eficaz y ecológico. Para garantizar la mejor base posible para un barnizado óptimo y duradero, la fábrica cuenta con una granalladora de turbina previa a la zona de barnizado. De este modo, incluso los grupos constructivos de gran tamaño pueden prepararse de forma óptima para el recubrimiento con pintura en polvo o el barnizado.
Aproximadamente el 80 % de las piezas utilizadas están recubiertas con pintura en polvo, un procedimiento para el que debe alcanzarse una temperatura de 180ºC en la pieza durante un periodo mínimo de 10 minutos.

Puntos fuertes

• Rentabilidad mediante una moderna tecnología del motor.
• Eficiente cambio de implementos.
• Excelente protección anticorrosión gracias al recubrimiento con pintura en polvo.
• Sistema de diagnóstico y análisis wedias de Weidemann.
• Sistema hidrostático a las cuatro ruedas combinado con el pedal de freno.
• Cabina abatible lateralmente para un fácil acceso al motor.
• Joystick ergonómico que potencia la facilidad de uso de la máquina.
• Bloqueo del diferencial 100% conectable.


Profesional AGRO es una publicación de MMC&S mediaclever comunicación & servicios.
Leer m´s