Profesional AGRO
Profesional AGRO

TECNOLOGÍA PRODUCTIVA

MERLO
TURBOFARMER II

La marca Merlo es sinónimo de tecnología avanzada en manipuladores telescópicos cuya gama de máquinas compactas y maniobrables ofrecen elevados parámetros de rendimiento operativo, confort, eficiencia y seguridad. La nueva gama Turbofarmer II representa, gracias a sus numerosas innovaciones, una auténtica reinterpretación del telescópico agrícola y un importante paso adelante en la familia de productos de la prestigiosa firma italiana.

La actualización de los motores para adaptarse a una nueva normativa es siempre un paso delicado e importante, y el prestigioso fabricante Merlo, lejos de conformarse con una mera revisión de las motorizaciones de su gama de manipuladores telescopicos, ha aprovechado el “salto” a la norma Stage IV para incorporar a su gama un buen número de importantes innovaciones, teniendo muy presentes la seguridad, la sencillez de manejo y la practicidad a la hora de afrontar estos cambios.
En lo referente al motor, Merlo ha optado por el Deutz TCD 3,6 de 100 kW con sistema DOC/SCR. Así, las versiones que montaban el "viejo" propulsor de 120 CV pasan ahora a los 136 CV (100 kW), un notable aumento de potencia que será muy apreciado por aquellos usuarios que necesiten máquinas más agresivas y briosas. Este motor equipa tanto a los modelos Turbofarmer II 38.10 como a los 42.7 y va acompañado por un nuevo diseño del capó que, sin penalizar en absoluto la visibilidad, deja espacio suficiente para montar el dispositivo DOC/SCR y cuenta además con un nuevo punto de admisión de aire protegido del polvo que permite montar por dentro el prefiltro de aire ciclón. También puede montarse una toma de fuerza mecánica trasera con una potencia de salida de 120 CV desarrollada específicamente para el sector agrícola. La velocidad máxima de la transmisión hidrostática es de 40 km/h tanto en el caso de la tradicional con dos gamas de velocidad, como en el caso de la versión CVTronic, que sigue siendo la opción adecuada para quienes desean una transmisión continua variable.

FOTOS

VÍDEOS

La polivalencia como objetivo

El compromiso de Merlo es hacer que sus manipuladores telescópicos sean cada vez más polivalentes, y la nueva gama Turbofarmer II lleva este concepto al límite puesto que, además de los usos tradicionales para manutención, logística y mantenimiento típicos de este tipo de máquinas, permite su uso también para el arrastre gracias a su gancho homologado para 21 toneladas y a su sistema de freno de remolque neumático e hidráulico. Para trabajos con accesorios que necesitan TdF, ambas versiones de 122 y 156 CV disponen de TdF mecánica para permitir labores con accesorios remolcados como mezcladoras unifeed, rotoempacadoras, sembradoras o pulverizadores.
En cuanto a la cabina, se ha simplificado con respecto a la anterior, optando por la sencillez para todas las aplicaciones que no necesitan pantalla para controlar el DCD y por un habitáculo más amplio y fácil de limpiar. La estructura básica conserva las homologaciones ROPS-FOPS Nivel II estándar y una superficie acristalada, un volumen interno y un espacio disponible entre los más elevados de su categoría.
Pero Merlo ha querido ir aún más allá, introduciendo una amplia selección de innovaciones tecnológicas de primer orden que convienten a la nueva gama Turbofarmer II en una auténtica reinterpretación del telescópico agrícola, y en un importante paso adelante en la familia de productos de la marca italiana que, allá por 1996, fue la primera en en lanzar una gama de telescópicos dedicados exclusivamente a la agricultura. A continuación analizamos con detalle sus características más relevantes.

Transmisión CVTronic

La nueva transmisión continua variable CVTronic se inspira en la tradición y experiencia adquiridas por Merlo en el campo de la hidrostática y permite obtener aceleraciones fluidas y sin interrupción de par de 0 a 40 km/h. Esta transmisión se basa en dos motores hidrostáticos de pistones axiales que se alimentan mediante una bomba hidráulica de gestión electrónica. A bajas velocidades de trabajo, los dos motores hidrostáticos intervienen conjuntamente para ofrecer el máximo par, con un incremento del 12% con respecto a las transmisiones hidrostáticas tradicionales.
En otros casos, el sistema de control desconecta automáticamente el segundo motor y el aceite que proviene de la bomba alimenta el motor hidrostático principal que impulsa el Turbofarmer hasta la velocidad máxima.

Nueva cabina de seis postes

La nueva cabina ha sido diseñada pensando en conseguir el mayor nivel de comodidad para el operario. Sus 1010 mm la convierten en la más ancha de su categoría; el confort acústico y el térmico han sido cuidados hasta los mínimos detalles y ha sido presurizada para evitar la entrada de polvo en el habitáculo. La instalación de climatización es completamente nueva y se ha desarrollado sobre estándares automovilísticos reduciendo a la mitad los tiempos de calentamiento y de enfriamiento y garantizando una temperatura óptima en cualquier condición. El flujo del aire se distribuye de modo homogéneo por el interior del habitáculo y llega de manera óptima a todas las zonas de la cabina.
La nueva cabina Merlo ahora puede alcanzar una temperatura de 22°C en el interior con una temperatura exterior de 43°C a pleno sol y una temperatura de
26°C con una temperatura exterior de -15 °C y ausencia de sol. La boca de aspiración se encuentra en un lado de la cabina, lejos de potenciales fuentes de polvo y suciedad. En el interior cuenta con 8 salidas, tres de las cuales se dedican al desempañamiento del parabrisas para lograr un confort climático óptimo.
Está también disponible la cabina suspendida“CS”, una innovación exclusiva de Merlo dentro de la categoría de los manipuladores telescópicos que, gracias a las suspensiones hidroneumáticas activables por el operador, alcanza el mayor confort posible en su clase. Está disponible en 10 versiones de la gama.
En cuanto a los niveles de ruido interno, con tan sólo -3 dBA (según Normativa UNI EN12053), la nueva cabina reduce a la mitad la intensidad sonora con respecto a la generación anterior.

Transmisión hidrostática

Tradicionalmente, los manipuladores telescópicos Merlo están equipados con transmisiones hidrostáticas para ofrecer una mayor precisión y seguridad gracias al freno “activo”. Todas las versiones incorporan el sistema EPD (Eco Power Drive) de gestión electrónica del motor, que aporta una reducción del consumo de hasta un 18%. De serie en los modelos CS y 156 HP (y como opción en el resto de la gama), está disponible además la versión EPD Plus, que incorpora el modo Speed control para memorizar la velocidad de circulación de la máquina y mantenerla constante (una opción perfecta para la circulación por las plataformas de carga) y la versión ECO, que limita las revoluciones del motor y aporta un ahorro económico adicional.
En todos los modelos con joystick electrónico está disponible además el sistema EPD Top, que añade a la versión EPD Plus un control automático de las revoluciones del motor en función del movimiento del joystick con el fin de aumentar la velocidad de los movimientos del brazo telescópico, de manera que se optimizan las prestaciones de la máquina y se reduce al mínimo el consumo.

EPD "Eco Power Drive"

Analicemos ahora con detalle el ya mencionado sistema EPD Eco Power Drive. Se trata de un sistema electrónico automático que proporciona ahorros tangibles procesando tanto los parámetros del motor (número de revoluciones, curvas de potencia, par y consumo) como el estado de funcionamiento de la máquina (velocidad, peso, gradiente de ascenso/descenso y el eventual remolque) con el fin de asegurar el par necesario para superar la resistencia del avance. Cada uno de estos parámetros es registrado por la centralita del EPD, situada entre el pedal del acelerador y la bomba de inyección del motor diésel, para administrar las revoluciones del motor y, por lo tanto, la velocidad de la máquina, mediante el envío de la cantidad correcta de combustible a la cámara de combustión, optimizando así las revoluciones del motor y el ahorro de carburante. Este sistema dispone de un potenciómetro para ajustar las revoluciones del motor diésel que puede ser configurado por el operador para alcanzar las revoluciones requeridas; el potenciómetro no altera la velocidad de transferencia y resulta de gran utilidad para los trabajos que requieren regímenes del motor constantes, el uso de la TDF o del sistema hidráulico (prensas rotativas, carros Unifeed, fresadoras de nieve).
Como ya hemos comentado, el EPD Plus incluye las funciones Speed Control y ECO. La función Speed-Control actúa como el control de crucero de los automóviles: cuando alcanza la velocidad de desplazamiento deseada, el operador presiona el pulsador Speed-Control para mantener esta velocidad, levantando completamente el pie del acelerador. El control de velocidad se desactiva al presionar el pedal del freno o el pulsador de la función Speed-Control. En cuanto a la función ECO, limita las revoluciones del motor aportando un ahorro de energía adicional.

"Las claves de desarrollo de los nuevos Turbofarmer II de Merlo son la seguridad, la sencillez de manejo y la practicidad."

La precisión por bandera

Merlo produce los brazos de sus manipuladores telescópicos y ha desarrollado tecnologías únicas para hacerlos fuertes y ligeros, para proteger sus mecanismos de desplazamiento de colisiones casuales y para permitir al operario colocar la carga con la mayor precisión. Las chapas del brazo están soldadas en el eje neutro de flexión del mismo, el cual está dotado de un cartucho de desplazamiento patentado que queda protegido en el interior del brazo y que resulta fácilmente accesible para las tareas de mantenimiento.
El sistema Tac-Lock permite el bloqueo hidráulico del accesorio desde la cabina, mientras que el sistema Tilting, integrado en el chasis, corrige la inclinación y permite que el operador pueda nivelar las pendientes del terreno para trabajar con plenas garantías de seguridad. El operador puede desplazar lateralmente el brazo con una amplitud de desplazamiento es de 530 mm para colocar la carga con la máxima precisión, confort y ahorro de tiempo.

Eficiencia en ejes y frenos

Los manipuladores telescópicos Turbofarmer están equipados con ejes íntegramente ideados, diseñados y fabricados por Merlo. Se fabrican en dos versiones, ambas de fundición y con reductores en cascada, los cuales garantizan una gran solidez, una excelente capacidad de giro y una altura libre al suelo que se sitúa entre las mejores de su categoría.
Toda la gama está equipada con 4 frenos de disco en seco que permiten reducir notablemente las fricciones y, por lo tanto, los consumos con respecto al sistema de discos en baño de aceite. El freno de estacionamiento se aplica automáticamente cuando se apaga el motor, aunque el operario puede también accionarlo voluntariamente con el motor en marcha en trabajos estacionarios sobre pendiente. La altura libre al suelo desde 460 mm (con neumáticos 405/70-24) hasta 510 mm (con neumáticos 460/70-R24) permite superar ágilmente todos los obstáculos.

Amplia variedad de implementos

En la fase de desarrollo de producto, Merlo adopta directrices simples y eficaces. Desde su concepción hasta su realización, todo se estudia, diseña y fabrica en las plantas del Grupo, una norma básica que también se aplica a los implementos. Así, gracias a su gran experiencia, los técnicos de la firma italiana han desarrollado una amplia gama de implementos subdivididos por tipos y capacidades de carga. De esta manera es posible disponer de implementos de gran productividad y eficacia, ampliamente testados y fácilmente intercambiables, listos para realizar cualquier tarea específica y pensados para facilitar el trabajo reduciendo los tiempos de ejecución. La amplia gama disponible de horquillas, pinzas, palas, ganchos y plataformas convierten a las nuevas Turbofarmer en auténticos equipos polivalentes y multiaplicación, haciendo de la versatilidad uno de los puntos fuertes de esta familia de telescópicos.

Un modelo para cada necesidad

La gama Turbofarmer II se basa en un concepto modular que facilita la gestión de pedidos, el proceso de producción y el nivel de calidad, reduciendo los plazos de entrega. Una familia completamente renovada que apunta al segmento principal de manipuladores telescópicos agrícolas con dos modelos, el TF 42.7 y el TF 38.10, disponibles en 12 versiones diferentes que permiten al cliente elegir las especificaciones técnicas y las opciones más apropiadas para cada tipo de trabajo con el fin de obtener la máxima comodidad, productividad y seguridad. Ocho de estas versiones ofrecen cabina suspendida CS y seis de ellas cuentan con el sistema TT de nivelación y traslación. En conclusión, una familia que ofrece todo un mundo de posibilidades.

Profesional AGRO es una publicación de MMC&S mediaclever comunicación & servicios.