Profesional AGRO
Profesional AGRO

El futuro es eléctrico

CARGADORA ELÉCTRICA
KRAMER KL25.5E

Las emisiones de CO2, el ruido y las partículas de hollín de los motores diésel forman parte del pasado con la pala cargadora KL25.5e de Kramer, la primera completamente eléctrica con dirección a las cuatro ruedas. Su rentable motorización eléctrica no produce emisiones y permite trabajar en interiores y en zonas sensibles al ruido. Muy compacta y maniobrable, proporciona rendimientos equivalentes a los de las cargadoras diésel convencionales.

Como primera pala cargadora completamente eléctrica de su categoría, la KL25.5e de Kramer combina las ventajas de la movilidad eléctrica con los parámetros de rendimiento de una cargadora convencional, una combinación que convence en todas y cada una de sus características dando lugar a una máquina completamente libre de emisiones que mantiene un elevado nivel de rendimiento. Además, la Kramer KL25.5e es la primera pala cargadora 100% eléctrica con dirección hidrostática a las cuatro ruedas.
Para el diseño y el desarrollo de la KL25.5e el principal objetivo de los técnicos de Kramer no ha sido otro que el de ofrecer al usuario una motorización completamente eléctrica sin tener que renunciar al rendimiento, tanto en fuerza de elevación como en tracción o en confort operativo.

Descargar PDF

En esta pala, los límites de CO2, los valores límite de partículas de hollín y los valores de emisión de ruido dejan de tener importancia en el trabajo diario gracias a su propulsor completamente eléctrico que funciona sin producir emisiones, respetando tanto el medio ambiente como al usuario, destacando a su vez por su elevada rentabilidad. Para conseguir que el rendimiento esté a la altura, la pala KL25.5e combina las ventajas de la movilidad eléctrica con una carga útil constantemente alta, además de la reconocida capacidad todoterreno y niveles de confort del resto de la gama de la marca alemana, pero ofreciendo con un coste mínimo el mismo rendimiento y eficiencia que una cargadora convencional.
La KL25.5e está equipada con una batería AGM de plomo-ácido-fibra con puntos de elevación que permiten extraerla e intercambiarla fácilmente. Esta batería destaca por su sistema cerrado y, por tanto, libre de mantenimiento y cuenta con un cargador integrado con toma de 240 V que permite realizar la carga en cualquier conector convencional. Ofrece una autonomía de hasta cinco horas de funcionamiento con la carga completa, y el proceso de carga dura entre seis y siete horas, permitiendo realizar recargas intermitentes.

Toda una “batería” de ventajas

Cuando un producto Kramer destaca por su rentabilidad, por el respeto por el medio ambiente y por su sostenibilidad, es distinguido con el sello “ECO”, y este es el caso de la KL25.5e, cuyas ventajas ecológicas se traducen en la reducción de la huella de CO2 por la ausencia total de concentración de partículas finas. Además de proteger al usuario, al entorno y a los recursos de la explotación, este equipo se convierte en una elección altamente sostenible cuando se utiliza la electricidad generada en la propia explotación.

FOTOS

VÍDEOS

Este nivel “cero” de emisiones permite trabajar sin problemas en espacios con restricciones de CO2 o en interiores –como granjas o almacenes–, donde es fundamental desarrollar las tareas evitando las emisiones nocivas. También protege la calidad del aire en aplicaciones en zonas urbanas, naves de almacenamiento o explotaciones ganaderas (en este caso con la ventaja adicional de proteger también a los animales).

La KL25.5e combina la movilidad eléctrica con la elevada carga útil, capacidad todoterreno y confort.

Por otro lado, los niveles acústicos extremadamente bajos que ofrece la KL25.5e resultan ideales para zonas sensibles al ruido –como establos o granjas de agroturismo– y óptimos para tareas como los servicios municipales en las que el respeto acústico del entorno es muy importante.
En cuanto a las ventajas económicas, estamos ante una máquina dotada de una tecnología claramente orientada al futuro, que permite reducir sensiblemente los costes de mantenimiento gracias a sus dos motores eléctricos asíncronos JULI/Jungheinrich, uno de 22 kW para la hidráulica de trabajo y un segundo motor para movimiento de 15 kW. Dependiendo de los requisitos de la pala cargadora y del área de aplicación, entrará en acción el motor correspondiente. La KL25.5e ofrece un par motor máximo de 220 Nm de 0 a 1.200 rpm y cuenta con transmisión eléctrica continua variable.
Debido a la diferencia de precio entre la electricidad y el diesel, la amortización de la inversión adicional inicial que supone la adquisición de este modelo se consigue con alrededor de 2.000 horas de servicio, gracias a los significativos ahorros derivados de los reducidos costes de explotación y mantenimiento que la KL25.5e proporciona en comparación con un vehículo de características similares equipado con motor diesel.

Puntos fuertes

• La única cargadora de ruedas operada eléctricamente con dirección a las cuatro ruedas en su clase de tamaño disponible en el mercado.
• Ahorro en costes de explotación y mantenimiento.
• Condiciones de trabajo mejoradas y protección contra ruido y gases de escape.
• Protege activamente el medio ambiente.
• Carga útil de 1.750 kg. 
• Fiabilidad y funcionamiento idénticos al de máquinas diesel similares.
• Duración de la batería de hasta 5 horas.

En cuanto a las condiciones operativas, además de proteger tanto al usuario como a los animales contra el ruido y los gases de escape, el hecho de ser una máquina libre de emisiones significa también proteger activamente el medio ambiente, y todo ello sin penalizar la capacidad de carga: con una carga útil de 1.750 kg y una carga de vuelco de 2500 kg (con cazo estándar) y de 2250 kg (con horquilla), la pala KL25.5e es perfectamente capaz de realizar cargas pesadas con la misma fiabilidad y rendimiento operativo que una máquina devisé de características similares. Es decir, que gracias al trabajo sin emisiones y a la motorización completamente eléctrica de la KL25.5e, el usuario se beneficia de la misma eficiencia, estabilidad y carga útil constante disponibles en cualquier otra cargadora de la gama Kramer, una amplia familia caracterizada por sus elevados estándares de calidad.
En cuanto a la estabilidad, ésta viene de la mano del chasis rígido construido en una sola pieza, que impide el desplazamiento del centro de gravedad incluso al girar por completo, y que convence por su alta fiabilidad incluso en terrenos irregulares. Al evitar que cambie la distancia entre el contrapeso y la unidad de carga, se obtiene como resultado una palanca constante que garantiza la seguridad del trabajo en cualquier situación de carga.
Además, la maniobrabilidad que aportan las cuatro ruedas directrices y los ángulos de giro de 38 grados en cada eje, contribuye a evitar maniobras innecesarias y reduce los tiempos de desplazamiento y de ciclo, manteniendo inalterada la carga útil, independientemente del ángulo de maniobra. Esta gran maniobrabilidad se beneficia también de las compactas dimensiones de la máquina

Un “puedelotodo” en segundos

En lo relativo a implementos, la KL25.5e es una máquina preparada para cualquier desafío que pueda surgir en la explotación. Gracias al exclusivo sistema hidráulico de enganche rápido de Kramer, esta pala se adapta a cualquier situación y se convierte en una auténtica “puedelotodo” en cuestión de segundos, con la posibilidad de elegir entre una amplia gama de implementos que cubren cualquier necesidad: cucharón para materiales ligeros y ultraligeros, desensilador, horquillas porta-palets, pinchos para balas, pinzas para balas redondas, ensiladora-cortadora, etc...
Por último, el esmerado servicio de Farming Agrícola, distribuidor exclusivo para España de Kramer, permite al usuario concentrarse en su negocio, gracias a una cobertura competente y rápida.

Profesional AGRO es una publicación de MMC&S mediaclever comunicación & servicios.