Profesional AGRO
Profesional AGRO

VOLCAN K105 SDT,
SIN ASIGNATURAS PENDIENTES

El Volcan K105 reúne la experiencia, la capacidad competitiva y la visión de futuro que están en el ADN de BCS y se posiciona en el mercado como un tractor especializado de nueva generación, con dimensiones compactas y grandes prestaciones técnicas, como la gestión completamente electrónica del motor y del inversor. BCS ha apostado fuerte por este modelo, que está disponible en todas las versiones de máquina posibles: articulado, rígido, Dualsteer, Súper Dualsteer y DT.

El Volcan K105 ha sido puesto a prueba en viñedos en su versión SDT (Súper Dualsteer), con ruedas desiguales, sistema de giro Dualsteer y una cabina Compact Airtech. La agilidad para moverse y trabajar en espacios estrechos y las soluciones técnicas que equipa el BCS Volcan K105 lo convierten en un tractor extremadamente productivo, seguro y cómodo, incluso para trabajar en pendientes y terrenos montañosos.
El Volcan K105 está equipado con un motor Kubota Common Rail de 4 cilindros y 3.8 l, que eroga una potencia de 98 CV a 2400 rpm. Desarrollado por la firma japonesa pensando en las exigencias de esta nueva serie de tractores, el motor cuenta con algunos elementos –como la campana del embrague, los filtros de aceite y el intercambiador de agua/aceite– rediseñados y reposicionados para BCS, que ha tenido la habilidad de montar un motor de elevada cilindrada y potencia en un espacio reducido sin modificar la fisonomía del capó. De este modo se garantiza el espacio necesario para el correcto giro de las ruedas del tractor con el sistema Dualsteer, que permite obtener radios de giro próximos a los 70º y resulta muy valioso en las maniobras de giro al final del campo. También es importante saber que el motor ofrece una excelente accesibilidad al usuario para las labores de mantenimiento. Sus prestaciones técnicas garantizan un control preciso de la inyección, mayor eficiencia en la combustión, un comportamiento excelente sobre el terreno y un menor consumo de carburante. Homologado Tier 3B, cuenta con recursos como el EGR (Exhaust Recirculation System) y el DPF (Diesel Particulate Filter – Filtro anti-partículas), que reducen de forma drástica las sustancias tóxicas emitidas por el motor.

"Sus prestaciones técnicas garantizan un comportamiento excelente sobre el terreno y un menor consumo de carburante"

La instalación hidráulica, simple pero eficiente, es de doble circuito con bombas independientes y está dotada de un intercambiador de calor para la refrigeración del aceite. La primera bomba controla la hidroguía y los mandos electro-hidráulicos proporcionando una capacidad de 33 l/min, mientras que la segunda bomba se ocupa del elevador posterior y del anterior (este último, en caso de tenerlo) con una capacidad de 30 l/min. Como accesorio está disponible una versión de mayor capacidad que cuenta con 49 l/min y resulta aconsejable si optamos por montar un elevador anterior o cuando usamos el Volcan K105 con aperos particularmente exigentes como, por ejemplo, las palas elevadoras (tipo "toro") instalado en el elevador posterior, o los aperos que cuentan con motores hidráulicos como las cortadoras para viñedos.

El cuadro de mandos y el joystick

Cuando arrancamos el tractor, el cuadro de mandos revela todos los datos necesarios del motor: velocidad, rpm del motor y –en el caso de que la estemos usando–, el régimen de rotación de la toma de fuerza. Mediante la pantalla del cuadro de mandos y acceder a otros datos, como el estado de la batería, el consumo instantáneo de carburante y el nivel de obturación del DPF (Filtro anti-partículas). Los indicadores de las rpm se encuentran a la derecha y al igual que en los tractores de dimensiones mayores están integrados por dos pulsadores que incrementan o disminuyen los giros, de forma que pulsando una sola vez hacemos que actúe a 20 giros/min y pulsando de forma continuada lo cambiamos a 50 giros/min.
El joystick (un accesorio opcional, presente en el tractor que hemos probado) se encuentra alojado a la derecha del asiento y permite un completo control de toda la hidráulica del tractor y de los elevadores (posterior y anterior), del movimiento de subida y de bajada, de la posición flotante y de los tres doble efecto posteriores. Respecto a las versiones precedentes se ha introducido un potenciómetro para la regulación del caudal de la hidráulica, mediante la intervención de una válvula que administra dicho caudal sobre las palancas. Este sistema permite mejorar la velocidad y la precisión de accionamiento, dotando de una mayor fiabilidad al tractor en las maniobras con aperos que requieren una especial precisión, como las cortadoras para viñedos.
Al lado del volante están presentes los mandos –todos electro-hidráulicos– de la toma de fuerza proporcional (integrada por dos velocidades: 540 y 540E), de la conexión de la tracción y del bloqueo el diferencial selectivo, que cuenta con la posibilidad de escoger entre el diferencial únicamente posterior y el anterior/posterior juntos.
Es interesante resaltar que debajo del control del acelerador hay dos pulsadores: el primero de memoria y de reclamo de las rpm del motor (indicado M/On) y el segundo que sitúa el acelerador al mínimo (indicado Off). Este sistema trabaja llevando el régimen de giros al mínimo y luego reclamando la memoria de giros/minuto una vez terminada la maniobra (esto es posible gracias a la electrónica del motor, que regula de forma automática la inyección de gasóleo y es capaz de gestionar el rendimiento operativo del motor). De este modo permite completar las maniobras de giro de forma rápida, aportando mayor rendimiento y confort cuando trabajamos con el tractor en cultivos en hileras. El freno de estacionamiento es de tipo Brake-off, que actúa sobre la transmisión y se conecta automáticamente cuando se apaga el motor.

FOTOS

Puntos fuertes

• La ambiciosa electrónica, que juega un papel decisivo para facilitar la conducción de una máquina sin igual, aportando ventajas significativas en términos de comodidad, seguridad, productividad y automatización del trabajo.
• La potencia del motor, así como el esfuerzo de ingeniería por alojarlo en un espacio reducido sin modificar la fisonomía del capó.
• Las dimensiones compactas en relación con la potencia, que permiten al tractor ser muy productivo no solo en viñedos sino en múltiples aplicaciones.
• La cabina para la versión SDT, muy compacta y al mismo tiempo confortable, de un nivel superior y con una presurización de Categoría 4.

El inversor electro-hidráulico y el sistema de giro Dualsteer

El Volcan K105 cuenta con dos desarrollos técnicos especiales que lo distinguen de sus competidores y lo colocan en una categoría aparte: el inversor electrohidráulico y el sistema de giro Dualsteer. Ambos son posibles gracias a la gestión completamente electrónica del “Power-train” (tecnología creada por BCS), que permite implementar y coordinar entre sí varios elementos que mejor el comportamiento y las capacidades del tractor.
El inversor electro-hidráulico EasyDrive, que se acciona por medio de una palanca colocada a la derecha del volante, permite maniobrar el tractor sin levantar las manos del volante y sin usar el pedal de embrague. Esto es posible gracias a los sensores que monitorizan de forma continua el comportamiento del tractor y permiten un control simultáneo o automático del embrague, los frenos y el inversor. El tractor lo hace todo solo, aunque en determinadas situaciones el usuario pueda frenar con los pedales corrigiendo inmediatamente la frenada. Si trabajamos con la versión isodiamétrica (cuatro ruedas iguales) del tractor Volcan K105 y con la plataforma de conducción invertida, llevando unas palas elevadoras (tipo “toro”), conseguimos coordinar sus movimientos con una precisión asombrosa; casi como si contáramos con una transmisión hidrostática. El EasyDrive también es especialmente valioso cuando utilizamos el tractor en viñedos o fruteros, en labores de jardinería o en trabajos invernales (retirando la nieve de carreteras y caminos con un quitanieves o turbina). El operario puede graduar la reactividad del sistema con cinco niveles diferentes, dependiendo de las necesidades de cada trabajo.
Obviamente, esta solución técnica debe corresponderse a una cadena cinemática que esté a su altura. BCS ha desarrollado un cambio sincronizado de 16 marchas hacia adelante y 16 marchas hacia atrás, que permite una velocidad de 0,7 Km/h a 40 Km/h.
El embrague es multidisco en baño de aceite, con accionamiento hidráulico proporcional y gestión electrónica, con el que se consiguen conexiones y desconexiones mucho más fluidas que con los tradicionales embragues mecánicos en seco.
El accionamiento electro-hidráulico funciona con una centralita electrónica que mediante un potenciómetro lee la posición del pedal y hace progresiva la conexión, permitiendo un control preciso del tractor. Los ingenieros de BCS han conseguido alojar este embrague dentro de la propia transmisión, para reducir así el voladizo del motor y en consecuencia la longitud de la máquina. A través de una única transmisión cardánica central, se transmite el movimiento tanto al cambio como a la toma de fuerza, con una pérdida de potencia mínima.
La combinación de todos estos elementos hacen del Volcan K105 un tractor sobresaliente para los que necesitan un tractor compacto, maniobrable y adaptado para trabajar de forma segura en terrenos escarpados y con pendientes muy pronunciadas, o en espacios estrechos como viñedos y frutales.
El Dualsteer es un doble sistema de dirección que reúne las dotes de seguridad y estabilidad de los tractores rígidos con ruedas direccionales y la maniobrabilidad de los tractores articulados, dotando a la máquina de unas prestaciones en curva inigualables, una solución que permite al tractor maniobrar en el mínimo espacio, optimizando el tiempo empleado en cada giro.

La cabina Compact Airtech

La cabina del Volcan K105 es una Lochmann Compact Airtech, que cuenta con el característico diseño de perfil bajo que permite trabajar sin problemas bajo emparrados o árboles frutales. Está homologada para la Categoría 4 y cuenta con filtros de carbono activo, que permiten utilizar fitofármacos sin un DPI específico. Teniendo en cuenta el público al que se dirige este tractor, esta es una característica interesante y que lo distingue respecto a lo que ofrecen sus competidores. La cabina ha sido incluso mejorada respecto a la versión precedente en materia de insonorización y en relación a los requisitos que demanda la categoría 2 (protección contra el polvo). El sistema de ventilación también se ha mejorado doblando el número de filtros de carbono activo, que se alojan en la parte anterior baja de la cabina y tienen la misma anchura que la propia cabina. Todas estas características confieren a la cabina un mayor paso del aire.
También se ha instalado un manómetro que señala el nivel de presurización interno de la cabina y que resulta de utilidad, ya que al trabajar con fitofármacos el nivel de presurización debe ser siempre superior en el interior de la cabina respecto al exterior.
El asiento, fabricado por COBO, es regulable en altura y en función del peso del operario, por medio de dos palancas situadas en los laterales. La regulación de la profundidad se efectúa mediante una palanca situada debajo del asiento.

Profesional AGRO es una publicación de MMC&S mediaclever comunicación & servicios.