Profesional AGRO
Profesional AGRO

Xylella Fastidiosa,
bacteria asesina

Una amenaza real para nuestros cultivos leñosos. Olivo, almendros, cítricos, están seriamente amenazados por esta bacteria para la que no hay tratamiento.

Félix Pascual Pérez / Cristina Pascual

Cuando un importante sector de nuestra admirada agricultura, comprueba que sus campos están siendo atacados por una plaga que extermina distintos tipos de árboles frutales, como almendros, cítricos, olivos, etc, y una vez consultada la administración, se nos dice de que están en ello, pero que todavía no tienen una respuesta eficaz para rebajar la alarma, es entonces cuando todos deberíamos preocuparnos y tomar estos temas con una enérgica e intensa actividad.
Distintos agricultores productores de aceitunas de mesa y aceitunas para obtener aceite, nos manifiestan su gran inquietud sobre la bacteria denominada “Xylella fastidiosa”, también conocida como “El Ébola del Olivo”, es por ello que de un modo algo improvisado, pero con datos contrastados, nos hemos animado para informar a nuestro mundo agrícola de la amenaza latente y preocupante, que ha dejado de serlo pues, lamentablemente, ya nos ha llegado.
Como nuestros lectores saben, la denominación de bacteria se asigna a cada uno de los organismos unicelulares procarióticos presentes en el suelo, el aire, el agua y también como simbiontes, parásitos o patógenos del hombre, animales, vegetales y otros microorganismos. Poseen formas variables y la mayoría de las especies tienen una cubierta celular rígida a base de peptidoglicanos; algunas poseen formaciones capsulares de distintas características.
Citamos el caso de Manuel Molina, agricultor de Úbeda (Jaén), quien nos manifiesta su gran temor sobre esta bacteria que podría acabar con sus centenarios olivos. Esta preocupación se ha extendido por toda Andalucía y el boca a boca provoca un estado de latente preocupación.
Esta peligrosa bacteria ha ido secando cientos de miles de olivos, se cita la cifra de un millón en los cuatro últimos años, principalmente en el Sur de Italia y Francia. El sistema que han ido empleando para evitar la extensión de esta bacteria, algo que no han conseguido, es arrancar los árboles situados entre los cincuenta y cien metros de los que se encontraban alrededor del foco de infección.
Si nos atenemos a las diversas informaciones que recibimos, existe cierta controversia entre agricultores y el Instituto de Protección Vegetal Sostenible de Bari (Italia), respecto al modo de cómo comenzó a introducirse esta lamentable bacteria, en sus explotaciones de arboricultura. También se cita la llegada de esta bacteria a Italia, mediante plantas ornamentales procedentes de Costa Rica, ya contaminadas, pero todas estas apreciaciones están por confirmar.
La propagación de esta temible bacteria aumenta de un modo dramático, pues en el año 2016, llegó a las Islas Baleares y ya en el año 2017, se la ha detectado en la Península Ibérica, atacando y destruyendo también a los almendros, sobre todo en la provincia de Alicante.

Propagación

Según fuentes del Instituto de Ciencias Agrarias del CSIC en Madrid, se investigan los insectos que producen este mal, como portadores de la bacteria que causa este daño natural, siempre en colaboración con otros Centros de Investigación Europeos. Pero a día de hoy no se ha encontrado un método eficaz para poder erradicarla de una forma definitiva. Todo lo que se esta planteando sobre campo son sistemas de investigación, con la esperanza de encontrar el sistema definitivo de protección real.
Siguen informándonos que se han puesto distintos tipos de trampas que son revisadas periódicamente, de esta forma comprueban si este insecto se encuentra en una zona determinada. Sobre árboles dañados se han recogido muestras de este insecto y se está procediendo a buscar cómo erradicarlo, sometiéndolo a distintos componentes químicos, de tipo admitido por la naturaleza en general. También se están empleando productos directos algo más agresivos pero controlados y siempre de aplicación muy concreta, manteniendo y respetando el denominador común de protección de la naturaleza en su conjunto, pero que pudieran resultar efectivos contra esta bacteria.
La colaboración de distintos tipos de aves resulta fundamental, citándonos a gorriones, jilgueros, verderones, herreritos, golondrinas, oropéndolas, abubillas, currucas, zorzales, carboneros, estorninos, etc., en general los que se alimentan, en gran parte, de insectos.

Definición de este insecto mortífero

El principal vector biológico de esta bacteria, suele ser un tipo de cigarra que mide de largo aproximádamente un centímetro, denominado “Philaenus spumarius”. Estos insectos son los principales tristes protagonistas que están propagando en Europa, la temida “Xylella fastidiosa”, la bacteria causante de una cruel enfermedad que llega a secar olivos, almendros, viñas, cítricos y otros cultivos leñosos.
Ante el peligro que representa este insecto, el Gobierno Español aprobó, en el mes de junio de 2015, el denominado “Plan de Contingencia”, cuyo fin era evitar la introducción y la posterior propagación de la bacteria en nuestro país, revisando envíos, llegados del exterior, de madera, árboles para viveros, etc., pero en el mes de octubre del año 2016, ya se detectó la bacteria en las Islas Baleares, concretamente en Mallorca, Menorca e Ibiza, alcanzando, según la Consejeria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca de esta comunidad autónoma, 431 casos confirmados, lo que ya es una alarma preocupante.
La alarma continua cuando en fecha 29 de junio del 2017, se detectó este insecto en la localidad de Castell de Guadalest (Alicante), concretamente en una plantación de Almendros. Posteriormente ya en el mes de julio, se confirmó una segunda invasión en la localidad de Benimantell, aunque siempre en plantaciones de almendros, no de olivos, pero por ello no menos grave, pues su extensión a otros árboles es cuestión de tiempo, siempre que no se encuentre el remedio adecuado y eficaz para erradicarlo de una forma total. Nuestra confianza en nuestros investigadores y de la Comunidad Europea, debe ser siempre activa.

Forma de actuar

Estos insectos transmiten de árbol en árbol la bacteria, dispersando incontroladamente la enfermedad, cuya acción produce un taponamiento de los vasos por donde circula la savia ascendente que da la vida al árbol desde las raíces, incluso podemos comprobar un árbol afectado parcialmente, lo que ya supone un estado de alarma inmediato, mucho más si comprobamos a varios árboles afectados parcial o totalmente.
De un modo oficial se nos informa de que existen identificadas, al menos, varias subespecies de la bacteria, siendo ya catalogadas las siguientes: Pauca, Fastidiosa y Múltiplex.
La detección o síntomas no suelen ser inmediatos, incluso desde la primera afección hasta poder ser detectado pueden transcurrir más de seis meses, será entonces cuando comprobemos que el árbol o árboles afectados comienzan a mostrar síntomas de secamiento, parciales o totales, en sus hojas y ramas. Tema ya citado.
Lo más importante sería la detección temprana y entonces tratar de erradicar (según núcleos afectados y siempre bajo el asesoramiento de un especialista) los ejemplares dañados. Insistimos, nuevamente, a la menor alarma informar a las autoridades sanitarias vegetales de nuestra zona.
Confirmamos que la puesta de trampas o nichos con contenidos de formulas estudiadas, bien dispuestas alrededor de nuestros campos y sobre las partes centrales, vigilando su contenido en intervalos aconsejados, puede resultar de un gran apoyo general. Por supuesto siempre bajo las indicaciones de la propia administración, nunca de forma individual. Aunque como ya hemos citado, no existe nada definitivo para poder erradicar totalmente los efectos de estos insectos, pero nuestra colaboración de vigilancia puede llegar a ser indispensable para una detección precoz.
Las investigaciones de nuestra administración siguen adelante, nos jugamos mucho, solicitando al mismo tiempo a todos los agricultores que vigilen sus árboles y a la menor detección anormal, avisen a los centros oficiales más cercanos para su comprobación y lucha contra posibles invasiones de plagas. No estamos ante un enemigo fácil, su peligrosidad es letal y la alerta debe ser máxima. Recordemos, nos necesitamos todos para poder protegernos contra esta bacteria, no queremos ser pesados pero sus consecuencias son muy graves.

Medidas en Andalucía

Los Servicios de Sanidad Vegetal de Andalucía, están en alerta constante, informando a los agricultores para que valoren una detección preventiva, repitiendo revisiones visuales de sus olivos y de otros cultivos leñosos. Datos como el estado sano de las hojas y ramas es determinante. La incorporación de trampas-nichos, son fundamentales.
Según un informe de la Junta de Andalucía, esta bacteria puede estar afectando a más de 300 especies leñosas, lo que obliga a todos el mantener un sistema activo y, sobre todo, responsable. Según hemos podido leer, las hojas son el principal barómetro de detección, visualizando un encogimiento y pérdida de color de las mismas, informémonos con detalle. Nuestro Ministerio de Agricultura está en estado de alerta, enlazando e informando a todas las comunidades autónomas, lo que ya es interesante al unir fuerzas para un fin común muy necesario.
Otro punto de asesoramiento se basa en la necesidad de mantener las especies leñosas, limpias de hierbas o maleza, pues estos insectos se desarrollan en el entorno de estos árboles, siviéndoles de refugio, algo que en Italia ya han contrastado. Nuestra disciplina en limpiar las calles de nuestras explotaciones leñosas, nos ayudara en gran manera para prevenir el ataque de esta bacteria.
La atracción que proporcionan las plantas leñosas a estos insectos, deriva, según leemos, por su estructura de celulosa polisacárido, lignina y azúcares (fotosintatos), aunque como ya hemos indicado, las investigaciones de laboratorio y de campo siguen a plena dedicación.
En la provincia de Córdoba, ya se utilizan drones debidamente, equipados con cámaras especiales de tipo espectrales, que toman imágenes en tiempo y forma repetitivas para ser comparadas. Estas acciones son de gran valor para prever ataques de insectos o de otra índole que pudieran afectar a nuestros árboles en producción. Con este sistema se confeccionan mosaicos de trabajo que abarcan grandes extensiones de terreno.
También en la provincia de Jaén, se están acelerando las investigaciones repetitivas de campos de olivar, tratando de anticiparse a la invasión de este insecto, la disposición de trampas o nichos es una práctica ya general y la responsabilidad de los agricultores les ha conducido a formar una piña siempre en estado de alerta, pues de ello dependen un gran número de familias.
Estamos en espera de recibir una más amplia y concreta información, a nivel oficial, sobre esta bacteria y sobre los avances para su erradicación en Europa, lo que para todos resultaría una esperanzadora noticia.

A tener en cuenta

Nuestras muchas conversaciones con María y Lucía de Cuenca, entre las que hemos tocado este delicado asunto, nos dicen que durante nuestra historia se han ido descubriendo distintos tipos de animales e insectos, hasta ese momento desconocidos, citando al biólogo William
Beebe y científicos como Edward O. Wilson, quien popularizó el concepto tan mencionado de biodiversidad: variedad de seres vivos de un ecosistema, comprobando que la propia vida y los seres que la componen es mucho más abundante de lo que se creía, según su escrito de diciembre del año 1991. También nos citan, María y Lucía, el alto riesgo que corremos con las manipulaciones de ciertos laboratorios, donde se emplean mutaciones de plantas y animales, muchas veces sin llegar a concretar hasta el final posibles resultados, dejándonos sin tiempo de reacción. En definitiva y sin inclinarnos por resultados que desconocemos, surgen enfermedades en nuestros campos y cosechas, quizás, desconocidos hasta la fecha y ese debe ser un perfecto punto de partida sobre cómo se produce, cuál es la bacteria invasora, cómo ha llegado, cómo se extiende y citar una emergencia de actuación total para conseguir la protección en su viabilidad de miles de agricultores y ganaderos.
Realmente cuando llega a nuestro territorio cualquier tipo de bacteria, con efectos tan dañinos, puede ser por una negligencia del control de mercancías sospechosas, como distintos tipos de maderas, incluidos muebles, árboles y plantas, contenedores ya contaminados, etc., sin desestimar, según nos dicen, posibles acciones delictivas, incluso interesadas.
También debemos informar, basados en un artículo de la revista National Geographic, que en el caso de insectos y miriápodos, citamos animales más bien pequeños que se arrastran o vuelan, donde se incluye a los ciempiés, por ejemplo, cuya catalogación supera las 960.000 especies. Los biólogos coinciden en que los pequeños animales dominan el mundo, tenemos un claro ejemplo con las hormigas.
Como siempre agradecemos a nuestros muchos amigos las informaciones que nos envían, esperamos que el eco que comunicamos resulte del agrado de todos, a pesar de la gravedad del mismo, lo importante es informar basados en la realidad y gracias a todos, creemos que, poco a poco, lo vamos consiguiendo.

Este artículo es un extracto del informe completo en nuestra revista

ARTÍCULOS ANTERIORES

Agricultura forestal: Eucalipto

La producción arborícola como una alternativa más en la actividad de agricultores y ganaderos implica llevar a cabo un estudio preciso de sus alternativas y cuidados.

Glifosato, un producto dudoso

El glifosato se ha convertido en uno de los herbicidas más usados del mundo, tras su uso intensivo en agricultura y otras actividades.

Transgénicos, en demanda de información

La aparición de los Organismos Genéticamente Modificados (OMG) ha supuesto una revolución en la agricultura. Sin embargo, aún existen numerosas dudas sobre sus efectos.

Quinoa, un alimento

La Quinoa es un pseudo-cereal de origen sudamericano que está teniendo una gran aceptación entre los consumidores. Además, puede incluirse en los planes de rotación de la PAC.

Drones, señores del cielo

Los denominados multirrotores o drones, dieron su salto espectacular en la Feria Internacional de Electrónica de Consumo (CES), celebrada en Las Vegas (EE.UU.) en el año 2010.

Pistacho, un valor en alza

Desde hace años se está extendiendo el cultivo del pistacho por distintas comunidades autónomas, a continuación reflejamos las opiniones recogidas sobre este cultivo.

El reto de usar la tecnología

Ante la creciente tecnificación de la maquinaria agrícola, el sector se enfrenta al doble reto de utilizar de forma efectiva toda la capacidad de los nuevos tractores.

La algarroba: un cultivo en auge

Los robos continuados en el campo son, por desgracia, algo más que frecuente y el algarrobo es uno de los cultivos que se está viendo afectado por estas prácticas.

Ajo negro: el superalimento

Uno de los alimentos y condimentos más apreciados desde hace unos años en la alta cocina y en la gastronomía en general.

Maíz dulce, un cultivo a tener en cuenta (II)

Ofrecemos más datos que redundan en la importancia de considerar la viabilidad del cultivo de este tipo de máiz dentro de nuestras explotaciones.

Maíz dulce, un cultivo a tener en cuenta (I)

El maíz dulce puede ser un producto atractivo, sabiendo que todo su proceso parte de unos contratos anticipados.

Incendios en la recolección de cereal y paja

Según datos oficiales, en el 95% de los casos de incendios está la mano de hombre, voluntaria o involuntariamente.

Semilla certificada (II parte)

A continuación analizamos los procesos para la obtención de semillas certificadas por parte de los agricultores y los riesgos y daños de usar semillas no certificadas.

Semilla certificada (I parte)

La elección de una Semilla Certificada es el primer paso, e imprescindible, para obtener una cosecha de calidad. Actualmente, la legislación regula la categoría y el uso de estas semillas.

Gasóleo de calidad, una exigencia constante (II parte)

Tomar conciencia de que tan importante como contar con una máquina que disponga de la última tecnología es cuidar aquello que la alimenta, es decir, el combustible, es una de los objetivos de este artículo.

Profesional AGRO es una publicación de MMC&S mediaclever comunicación & servicios.